Archivo de la categoría: Actualidad

James Wan (Nicolás Tabárez)

James Wan

¿Quién es el malayo que asusta a Hollywood?

A James Wan le ofrecieron una cantidad de dinero increíble si aceptaba dirigir la octava Rápido y Furioso. «Una cifra como para cambiarle la vida», según la describieron fuentes de la producción a The Hollywood Reporter. Wan se negó, optando por volver a la franquicia de terror El conjuro, de la que es uno de los creadores.

Warner Bros., propietaria de los derechos de las películas de superhéroes de DC Comics, le propuso a Wan dirigir uno de los largometrajes de esta serie. Las opciones eran Flash y Aquaman.

El director eligió al segundo, aún a sabiendas de que era un personaje menos popular (del que incluso varios fanáticos del género se burlan), y del que no han existido prácticamente versiones en cine y televisión. Su razón fue que le permite «crear un nuevo mundo y contar la historia del personaje que yo quiero contar».

Estas dos escenas ilustran en parte la metodología de trabajo de James Wan, nacido en Malasia, criado en Melbourne, Australia y radicado en Los Ángeles. Su carrera como director se inició con la ayuda del guionista australiano Leigh Whannell, quien se ha convertido en uno de sus colaboradores más frecuentes.

Entre ambos guionaron El juego del miedo, dirigida por Wan, y realizada con un presupuesto mínimo para Hollywood (US$ 1.2 millones de dólares), y que acabó recaudando más de US$ 100 millones, iniciando así una franquicia de siete películas.

Lo que también comenzó en ese momento fue la carrera cinematográfica de Wan, que en un principio pareció dedicada casi en exclusividad al cine de terror: El silencio de la muerte (Dead Silence), en 2007; La noche del demonio en 2010, su secuela y El conjuro en 2013 se integraron a su currículum, con Sentencia de muerte (Death sentence), un filme de acción y crimen, también de 2007, protagonizada por Kevin Bacon y John Goodman.

Su estilo crudo y violento, que además genera sustos verdaderos y una tensión constante, lo convirtieron en uno de los directores más reconocidos y elogiados del género de terror, algo en lo que parecía estar relativamente encasillado.

Hasta que en 2015, Wan dio el salto a las megaproducciones más taquilleras de Hollywood, cuando estuvo al mando de Rápidos y Furiosos 7, la que más recaudó de la franquicia, pero también una de las que tuvo las producciones más complicadas, en buena parte debido a la muerte de Paul Walker, uno de los protagonistas del filme, pero también por la injerencia de Vin Diesel (protagonista principal, productor y principal impulsor de la saga), que lo llevaron a optar por volver al horror.

Con su trabajo en Aquaman (prevista para 2018), volverá al reino de las salas llenas y se meterá con el género más taquillero del cine actual, el que desde sus orígenes ha convocado a directores de prestigio para conducirlas, convirtiéndose en una marca de status dentro de Hollywood. Parece solo el principio para Wan.

Nicolás Tabárez (El Observador, 11/06/2016)

“Columnas quebradas” (Nicolás Tabárez)

 

Un documental que muestra la realidad de los obreros en el Uruguay actual

Para Mario Handler, lo importante son las acciones. A sus 80 años, el director de cine uruguayo aún mantiene alguna duda con respecto a su retiro porque no quiere «perder la actividad». Su documental más reciente, Columnas Quebradas, que se preestrenó ayer en la Sala Zitarrosa, se centra más que nada en las acciones de sus personajes. Handler explicó que varios personajes quedaron por fuera «porque había entrevistas fijas», y eso lo aburre. «Me parece que las entrevistas tienen que ser en movimiento, en acción», dijo.

Columnas quebradas, un documental que presenta la situación actual de los trabajadores en Uruguay, surge de una «necesidad» de Handler. El director filmó en los años 1960 el proyecto Obreros. «Eso quedó incompleto, porque filmamos en unas condiciones técnicas que eran muy malas. Sucedía la huelga más larga de la historia de Uruguay y nosotros teníamos que revelar el material, que llevaba mucho tiempo, por lo que se terminó convirtiendo en otra película. El tema quedó interrumpido, y lo retomé luego de terminar Decile a Mario que no vuelva«, explicó Handler a El Observador.

Con una duración de 77 minutos, uno de los dilemas para el realizador fue qué aspectos de esta temática manejar, y en qué trabajadores enfocarse. «Abandoné el concepto de historia, porque la película es más cercana al ensayo, es un pensamiento visual», explicó. «Hay historias de personas pero son breves. Más que informativa, la película es insinuante».

Handler considera que el filme no es un «mero registro» de la vida de estos trabajadores, sino una muestra de acciones vitales. «No es la novela del buen obrero, muestro escenas diversas que me llaman la atención: hay escenas de amor, de militancia, de no militancia, de rituales umbandistas, de mineros trabajando, de peones rurales». Este enfoque en las acciones llevó a que no haya trabajos de oficina, por ejemplo.

A su vez, también hay una mirada a la historia de los trabajadores en Uruguay, con escenas filmadas por el propio Handler en el pasado, que se utilizan al comienzo y al final del documental.

«La lucha de clases sigue siendo un concepto vigente, pero no se puede mencionar en la película si no se muestra como los obreros viven», cuenta Handler, quien optó desde un principio por no incluir a los patrones.

El método de trabajo elegido es el habitual para el director de Aparte: acompañar continuamente a sus personajes, con la cámara siempre encendida a la espera de que suceda algo. «Esto se hace con poco dinero porque me gusta así, es lo que consigo. Algo que debería ser sufrimiento lo transformo en algo positivo. La mayor inversión es la del tiempo», dijo Handler, quien a pesar de preferir trabajar solo, en esta ocasión tuvo la ayuda de su exalumno Ignacio Guichón.

«Yo no quiero molestar ni hacer daño, mi filosofía es ser siempre transparente, acompañar a los personajes con una cámara pequeña pero de buena calidad, y trabajar solo. Con Ignacio nos dimos cuenta de que se cumple lo de tres son multitud», explicó.

En cuanto a la selección temática, Handler prefirió enfocarse en los problemas que experimentan los trabajadores uruguayos en la actualidad, más allá de que cree que la situación de este sector «ha mejorado».

Entre estos problemas, se cuentan la dificultad para generar eficacia en el transporte desde las

residencias periféricas de los empleados hasta sus trabajos céntricos (uno de los obreros del filme toma tres ómnibus, por ejemplo), los dilemas del trabajo físico; la mala alimentación o descanso de los obreros, quienes ni siquiera tienen el acceso garantizado al agua, y la poca movilidad social.

Y si bien refiere a la pluralidad de opiniones políticas de los obreros, optó por dejar de lado asuntos como la religión o la presencia de grupos radicales en los sindicatos. «Si contaba todo eso en 77 minutos, la película era un quilombo», afirmó el director.

Cambiar el sistema

Handler logró realizar el proyecto con un presupuesto modesto, pero considera que el sistema de fondos de financiamiento estatal está mal estructurado. «La concursitis, la manía de resolver todo con concursos está matando al país. Hay también un exceso de jurados, y acá se trabaja por zafras, según cuando se otorgan los fondos. Por eso se superponen los estrenos.»

Así resume el director la situación actual del cine local, la que cree que no se apoya en la forma real de producción de un filme, como sucede en otros países de la región como Brasil o Argentina. Además, considera que «las capacidades personales de directores o productores no están contempladas. El dinero se debería otorgar también según el criterio de que experiencia tiene quien realiza el proyecto».

Handler no sabe si Columnas quebradas logrará tener una audiencia, porque sabe que los cines no suelen prestarle demasiada atención al cine local, «porque no están obligados a pasarlo», una idea que cree debería aplicarse.

Más allá de esto, Handler reconoció que desde hace un tiempo piensa en su retiro de la realización, y se marca como fecha tentativa el próximo año. De todas formas, en su intención de mantenerse activo, le interesaría trabajar como asesor en proyectos fílmicos, y mientras tanto, «publicar un libro que tengo previsto para este año, seguir enseñando y vivir».

Estreno

El documental se estrenará el próximo jueves 16, en las salas de Life cinemas y el viernes 17 en Cinemateca Pocitos. Además, el jueves a las 20 horas se exhibirá en la Sala Zitarrosa, con entradas en venta a $ 130.

Nicolás Tabárez (El Observador, 10/06/2016)

Disney y la cultura LGBT (Pablo Staricco)

Por un Disney con más personajes homosexuales

Seguidores del estudio reclaman en redes sociales por una mayor diversidad sexual de los protagonistas.

El avance de la nueva película de los estudios de animación Pixar, Buscando a Dory, generó entusiasmo. La secuela continúa la historia de los personajes de la ganadora del premio Oscar, Buscando a Nemo (2003) pero es liderada por la carismática pez azul con problemas de memoria, Dory, cuya voz en inglés es brindada por la conductora de televisión, Ellen DeGeneres.

La campaña de promoción detrás del filme parece dar entender que varios elementos narrativos de la primera película –un viaje a través del océano y una galería de peculiares personajes marinos, por ejemplo– se repetirán en la continuación, que también será dirigida por el animador Andrew Stanton.

Sin embargo, uno de los elementos que sobresalió en uno de los más recientes tráilers de Buscando a Dory no fue la presencia de sus personajes marinos y parlanchines, sino la de un par de humanos. En una secuencia breve, se ve como un pulpo amigo de Dory se camufla como un bebé frente a dos mujeres cuya presencia ha generado la conjetura de que se podría tratar de la primera pareja de lesbianas abiertamente gay que aparezcan en una película de Disney, conglomerado dueño de empresas como Pixar, Marvel y Lucasfilm, entre otras.

La suposición ha despertado un interés que responde a un reclamo reciente a través de las redes sociales por parte del público, principalmente anglosajón, que busca una mayor inclusión de personajes gay en las películas orientadas a un público infantil.

Nuevo modelo de princesa

A principios de mayo, la película Frozen: una aventura congelada, otra obra elaborado desde Disney, se vio en el centro de esa demanda. La etiqueta #GiveElsaaGirlfriend (Denle a Elsa una novia) se volvió tendencia en Twitter a nivel mundial y a través de ella se pidió que Elsa, una de las princesas que protagonizó el filme ganador del Oscar en 2014, tuviera una novia en la próxima secuela de la sensación cinematográfica, actualmente la película animada más taquillera de la historia.

Aunque en el filme la orientación sexual de Elsa no es relevante a la trama o explicitada en ningún momento, el personaje tampoco comparte un interés romántico como sí lo hace el otro personaje principal, su hermana Anna.

Frozen, estrenada en Uruguay en diciembre de 2013, fue elogiada por escapar del relato modelo de Disney en torno al romance entre un príncipe y una princesa. En su lugar el guión se concentró en el amor fraternal de los personajes interpretados por las actrices Idina Menzel y Kristen Bell.

Pese a que una de las canciones del filme, Let it go, fue adoptada en Estados Unidos como un himno de comunidad LGBT, el comienzo en la producción de Frozen 2 fue la excusa para que se demande el retrato futuro de una princesa gay que también sirva como modelo a seguir para el público infantil.

Sobre el pedido, Menzel, quien dobla la voz y el canto de Elsa, brindó su apoyo a la propuesta –que supera las 2.300 firmas en el sitio de peticiones Change.org– durante su pasaje por los últimos premios Billboard a la música. «Creo que es genial que ella esté cambiando las cosas. Disney tiene que lidiar con ello. Voy a dejar que ellos lo descifren. Sin importar qué, Elsa me cambió la vida», dijo la actriz y cantante al sitio ET.

Reprobado

El reclamo no se ha quedado exclusivamente dentro del campo de la animación. Imitando a la demanda de Elsa, la etiqueta #GiveCapABoyFriend (Denle a Cap un novio), pide que el Capitán América, personaje interpretado por el actor Chris Evans en las películas de los estudios Marvel, sea abiertamente homosexual. En sitios como DevianArt y Tumblr, fanáticos del personaje han colgado retratos del personaje en situaciones románticas con Bucky, su mejor amigo y confidente, personificado en los filmes por Sebastian Stan. En el último filme de esa franquicia,Capitán América Civil War (2016), el lazo entre ambos héroes se vuelve más cercano que nunca, aunque un fugaz beso entre el Capitán y la espía Sharon Carter (Emily VanCamp) parece indicar la intención de Disney por remarcar la orientación sexual del superhéroe.

Previamente, tras el estreno de Star Wars: El despertar de la Fuerza (2015) algunos fanáticos se mostraron entusiasmados con la idea de un romance entre los personajes encarnados por los actores John Boyega y Oscar Isaac. Aunque ambos artistas han bromeado con la idea, ninguno ha manifestado un indicio concreto en que ello se vea reflejado en las próximas películas de la saga de ciencia ficción.

De acuerdo a la revista Time, estas solicitudes a Disney ocurren luego de que la compañía reprobara el estudio anual Índice de Representación de GLAAD (Alianza Gay y Lésbica contra la difamación, según sus siglas en inglés) que mide la representación de la comunidad LGBT en la televisión y el cine. Según el reporte, Disney lanzó 12 películas en 2015 pero ninguna de ellas tenía personajes LGBT, ya sea como principales o secundarios.

«De todos los estudios (de cine) seguidos en este informe, los estudios Walt Disney tienen el registro histórico más débil cuando se trata de películas inclusivas para la comunidad LGBT», escribió GLAAD. «Por primera vez desde el inicio de este informe, GLAAD no se encontró con ningún contenido LGBT incluido entre pizarra anual de las películas de Disney», señaló.

Si las suposiciones son ciertas, el estreno de Buscando a Dory –que incluso podría tener repercusiones en la fauna marítima – significaría el primer paso para acercarse a una pantalla grande más representativa.

Pablo Staricco (El Observador, 03/06/2016)

Premios Platino 2016 (Mariángel Solomita)

Los Platino se rodearon de celebridades en Buenos Aires

El jueves al mediodía, vecinos del barrio Recoleta se detuvieron curiosos frente a la alfombra roja colocada en el Mercedes Haus, un club de elite en el que se anunciaron las nominaciones para la tercera edición de los Premios Platino. Fue un evento parecido al que se había celebrado dos días antes en el Sheraton de Montevideo, con la diferencia de que aquí había famosos y decenas de medios asistieron contentos de acceder a las celebridades con tanta facilidad. Así fue que los vecinos vieron llegar a Natalia Oreiro vestida con un traje blanco, a Jazmín Stuart luciendo un vestido de seda verde, y a Florencia Peña con un vestido negro y apretado que provocó la misma pregunta una y otra vez: ¿cuántos años tiene?.

Directores de cine, productores y actores, compartieron un cóctel donde se mezclaron varias figuras uruguayas, presentadas como los invitados de honor de la ceremonia. Los Platino se van a festejar en Punta del Este el 24 de julio, por eso se nombró padrinos a César Troncoso (que está filmando con Daniel Burman) y a Roxana Blanco, a la que se vio charlando con Arnaldo André.

A pocos metros del actor Luciano Cáceres, la ministra de turismo Liliam Kechichian posaba para los fotógrafos. Las autoridades uruguayas ocuparon la primera fila del auditorio. Asistió el intendente de Maldonado Enrique Antía, el director nacional de Turismo Benjamín Liberoff, los legisladores Luis Alberto Heber y Jorge Gandini, y el embajador uruguayo en Argentina Héctor Lescano. Antes de comenzar su discurso, Lescano se dirigió a los actores y les dijo: «Nunca había estado en el mismo lugar que tantas estrellas, porque yo a ustedes los miro por tevé», lanzó, y causó risas, al tiempo que Pablo Echarri le agradecía con una leve inclinación de cabeza.

A medida que la conferencia sumaba discursos y videos proyectados, Martín Piroyansky intercambiaba comentarios con Jazmín Stuart porque aún no habían pasado a hacer su tarea: anunciar a los finalistas para los premios. Muchos actores están grabando tiras diarias, y miraban con nerviosismo el reloj.

Mientras, los organizadores de los Platino insistían en despegarse de su apodo: «los Oscar latinos». «Cada año se estrenan unas 850 películas en Iberoamérica, pero menos del 5% circula fuera de sus fronteras de realización». Los Platino se proponen romper con esta maldición y con esas estadísticas que dicen que la mayoría de los jóvenes nunca vio una película nacional. Pero el principal de sus intereses es combatir la piratería, un desafío que Andrea del Boca y Luis Brandoni aplaudieron.

A medida que se anunciaban las candidaturas, los actores subían al escenario en duplas, bromeando con «tengo un discurso para leer» o «voy a pasar un video». Laura Novoa y Sebastián Wainraich dejaron la sala; quedaron Nicolás Francella y Martina Gusmán, sonrientes por la cantidad de nominaciones que acumuló El Clan, film de Pablo Trapero (marido de Gusmán), protagonizado por Guillermo Francella (que competirá por Mejor Actor).

El abrazo de la serpiente del colombiano Ciro Guerra, e Ixcanul, del guatemalteco Jayro Bustamante, lograron ocho nominaciones para esta tercera edición de los Platino, por delante de El club, del chileno Pablo Larraín, y El clan del argentino Pablo Trapero, con seis. A Mejor Película Iberoamericana competirán, además,Truman, de Cesc Gay.

En Montevideo, los films elegidos serán exhibidos en el Movie. Además se prevé realizar distintos encuentros con productores extranjeros. Y se está trabajando para que Uruguay deje una huella entre los 500 invitados que llegarán y los 600 millones de televidentes que podrán ver la gala en vivo.

Mariángel Solomita, desde Buenos Aires, Argentina (El País, 29/05/2016)

Montevideo Comics (Débora Quiring)

Montevideo Comics

Los propios

Como sucede desde hace 14 años, este sábado y domingo los fans de la historieta y la animación estarán de parabienes: comienza una nueva edición de Montevideo Comics, con conferencias, talleres, juegos, puestos de venta, concurso de disfraces y estrenos de películas. El programa incluye una larga lista de invitados nacionales y extranjeros. De Argentina llegarán la prolífica historietista Maitena (para hablar de sus comienzos en los años 80 y de sus nuevos rumbos, en una charla con Gonzalo Eyherabide); un grande como su colega Gustavo Sala, quien además de hablar sobre sus libros presentará el show Sonido bragueta, junto a Ignacio Alcuri; Marcos Vergara y Luciano Saracino. Desde más lejos, la coreana Gendry-Kim, el español Rubén Pellejero, el francés Matthias Picard y los estadounidenses John Dilworth (creador de la serie Coraje, el perro cobarde) y Ron Marz (guionista para varios personajes famosos de cómic, incluyendo a Batman y a Linterna Verde).

Entre los films se exhibirán el británico Depredador: tiempos oscuros (sábado, 13.00), de James Bushe, con el personaje de esa franquicia contra caballeros templarios; El leñador de las palabras (sábado, 15.05), “genial y hermoso” corto francés de Izù Troin; y Fiesta Nibiru (sábado, 20.30), de Manuel Facal (Relocos y repasados), con drogas y extraterrestres. También la argentina Kryptonita, de Nicanor Loretti, adaptación con estética ochentosa de la novela homónima de Leonardo Oyola, con Diego Capusotto, Juan Palomino, Pablo Rago y Nicolás Vázquez, entre otros.

En la obra de Oyola, luego de su primera novela Siete & el tigre harapiento (2004), se comenzó a filtrar una fuerte influencia del cine, la televisión, lo fantástico, el policial y el cómic, conformando lo que él llama el “locro western”, ambientado en el conurbano bonaerense. En 2009 publicó Kryptonita, una novela con un fuerte precedente: en 2003 DC Comics editó Superman: Red Son, miniserie en un “universo alternativo” en el que el tradicional personaje no crecía en un diminuto pueblo de Kansas , sino en la Unión Soviética, e iniciaba su trayectoria al servicio de Iósif Stalin. En Kryptonita, el bebé extraterrestre llega a una villa de La Matanza, partido de la provincia de Buenos Aires. Este hombre de acero será llamado Nafta Súper, y estará al frente de una banda de pesos pesados. La historia se desarrolla en 2009, en un hospital público al que Nafta Súper, gravemente herido por un rival, es llevado por sus compinches y amigos: entre ellos, la travesti Lady Di (Mujer Maravilla), el Ráfaga (Flash), Juan Raro (Detective Marciano, con el mismo nombre criollo que un libro clásico de la ciencia ficción), el Faisán (Linterna Verde) y el Señor de la Noche (Batman). Es una especie de remasterización criolla, marcada por el western y en clave de policial, con superhéroes del margen que no lograron ni quisieron dejar atrás el barrio.

Débora Quiring (La Diaria, 25/05/2016)

Montevideo Comics 2016 (Sergio Moreira)

Coraje, Cosplays y Maitena!

Este año se presenta la 14a Convención de Comics de Montevideo, aquella que comenzara en un antiguo boliche llamado Pachamama, siendo una convención para unos 600 jóvenes y que año a año va superando ese número.

En 2016 se realizará este 28 y 29 de mayo, contando con varios invitados; la más notoria y esperada es Maitena, pero junto a ella también llegan John Dilworth (creador de Coraje, el perro cobarde); quien está terminando un corto en Uruguay; Ron Marz (Linterna verde, Silver Surfer, Batman), Leonardo Oyola (presentando el filme Kryptonita, con Diego Capusotto), Gustavo Sala (creador de Bife Angosto, presenta un programa con Nacho Alcuri), Rubén Pellejero (dibujante de Corto Maltés), Lauri Fernández (presentando la historieta La fuga), Mikael Bergkvist (colaborador de Neal Adams).

Para quienes queremos ver cine, tenemos las siguientes películas:

Depredador: Tiempos oscuros (Fan Film, de James Bushe. Inglaterra, 2015)

5 cm. por segundo (animé de Makoto Shinkai, Japón, 2007)

Alien vs. Cow (Pablo Pera, Uruguay, 2016)

El leñador de las palabras (Izú Troin, Francia, 2009)

En el medio. Cómo convivir con un cocodrilo azul (Francia, 2012)

Lo mejor del Festival Internacional de animación, parte 1 (ORT)

Voces anónimas, 10 años (Guillermo Lockhart)

Neptunia de Finoli Finoli

Este fin de semana vuelven los disfraces, los superhéroes y los monstruos (de la ciencia ficción al terror), al Auditorio del Sodre, en la Convención uruguaya más grande del cómic.

Las entradas están a $ 340 por día, a menos que vayas usando un cosplay ($ 240), los abonos por los dos días salen $ 520 y los menores de 10 años entran gratis. El horario es de 13 a 22 hs.

Sergio Moreira

Premios Platino 2016 (Mariángel Solomita)

Platino

Bienvenida a unos premios «soñados»

Para la ministra de turismo Liliam Kechichian el anuncio de la entrega de los Premios Platino en Punta del Este es «un momento soñado». Durante la presentación del evento dijo que es una oportunidad para demostrar que somos buenos anfitriones y promover actividades en invierno en el balneario más famoso del verano: será el acto que inaugurará el Centro de Convenciones, «la mayor inversión turística del país».

Los Premios Platino son la versión latina de los Oscar. La primera edición se celebró en Panamá, y la segunda en Marbella, generando más de 100 mil noticias publicadas y logrando el interés de millones de televidentes.

Fueron creados para promover la distribución del cine iberoamericano, pero van ganando fuerza política porque según pronosticó su director general, Miguel Ángel Benzal, «traerán beneficios económicos y turísticos al país». Los organizadores estiman que vendrán unos 500 invitados. En su mayoría serán estrellas del cine y de la televisión, y decenas de medios a cubrir el glamuroso encuentro.

Ayer, entre el público asistente a la conferencia de lanzamiento, había directores de cine, técnicos, productores, distribuidores, actores y músicos, como Ruben Rada, que protagonizará uno de los shows de la ceremonia. Como en años anteriores, la gala será televisada para 60 países y podría ser vista por 600 millones de personas. «Estos premios están cambiando el ritmo del cine y de su difusión», aseguró con orgullo el director general de los Platino.

La actriz Leonor Svarcas fue la encargada de conducir el evento de bienvenida, en el que tomó la palabra el intendente de Maldonado Enrique Antía, el director del Instituto de Cine y Audiovisual Martín Papich, y el presidente de Egeda (agrupación de productores que organiza el evento) en Uruguay, el cineasta de animación Walter Tournier. El creador de Los Tatitos aprovechó la instancia para pedir mayores políticas públicas que sostengan la actividad cinematográfica local. «Estoy convencido de que este es un reconocimiento internacional a nuestros 100 años de cine», dijo.

Para esta edición se postularon 826 films, entre los que hay varios títulos nacionales preseleccionados. Mañana, la actriz Roxana Blanco anunciará en Buenos Aires quienes son los cincos nominados en cada categoría. Los ganadores se conocerán el 24 de julio, en una impresionante gala puntaesteña que será conducida por Santiago Segura y Natalia Oreiro.

Mariángel Solomita (El País, 25/05/2016)

“Clever” (Débora Quiring)

Así no

La película Clever se retira de las salas de Grupocine por considerar que recibió un trato “injusto y deshonesto”.
Ya hace un buen tiempo que el medio cinematográfico uruguayo acusa de un trato desigual a las salas exhibidoras, sobre todo frente a las grandes producciones internacionales, generalmente estadounidenses, que coarta cualquier permanencia u horario razonable de las producciones nacionales en esas salas. En relación con esto, el año pasado el director Pablo Stoll afirmaba: “El fortalecimiento [del sector] es exigir a las salas que mantengan determinado tiempo en cartel a las películas nacionales, y eso sería generar políticas que, todavía, siguen siendo un gran debe”.
Lo antedicho viene a cuento de que hoy -a las 17.30- se producirá la última función de la película Clever (de Federico Borgia y Guillermo Madeiro) en las salas de Grupocine, debido a que su productora, Montelona Cine, considera que la película y el público “han recibido un trato totalmente injusto y deshonesto” en esas salas. El martes de noche, un comunicado de la productora Montelona Cine revolucionó las redes, cuando anunció que la película se bajaría de la cartelera de esa distribuidora, poco tiempo después de haberse estrenado. Su productor ejecutivo, Francisco Magnou, dijo a la diaria que, desde que presentaron el proyecto, Movie Center les “ofreció todo el apoyo, y dos horarios centrales”, mientras que Life Cinemas “la vio con cierto cuidado y explicó que, en un principio, la exhibirían en el horario de las 22.20. Pero, como le fue muy bien en la primera semana, a la siguiente nos ubicaron a las 20.00”.
En cambio, “Grupocine en ningún momento nos comentó el horario. Después de mucha insistencia a lo largo de tres semanas para conocer el horario de estreno, ya que necesitábamos comunicarlo, finalmente, 48 horas antes del estreno, nos informaron que el horario sería a las 22.45, marginando a la película de la posibilidad de un buen comienzo. Cuando intentamos contactarnos con ellos para conocer el porqué de esa decisión, nos respondieron que ese era un buen horario para una película de estas características, que respondía a un público más juvenil. La primera semana funcionó bastante bien, con un muy buen rendimiento tanto en Life como en Grupocine, donde figuraba entre las tres más vendidas de esos días, algo muy aceptable para el horario en el que estábamos”, añadió.
Según el comunicado de Montelona, durante la segunda semana, “sin previo aviso” y más allá “del buen rendimiento en un horario tan difícil para el público”, Clever se programó en Grupocine sólo a las 17.30, y “lo realmente grave sucedió el miércoles 4: cuando el público fue a ver la película a esa función se encontró con la desagradable sorpresa de que en Grupocine habían decidido no proyectarla, aunque esa función había estado confirmada en cartelera durante toda la semana. Al día siguiente, el informe de venta de entradas en esa sala marcaba cero. Ante nuestra consulta sobre qué había sucedido, Grupocine simplemente respondió que la película no vendió entradas”, cuando había un grupo de 15 personas que “se quedó en la puerta sin poder ver esa función que se decidió suspender sin ninguna explicación”. Magnou fue más allá y sostuvo que existía un acuerdo comercial en el que “éramos socios, pero si no hay una mínima cuota de confianza para poder creer en los datos que nos mandan, es imposible mantenerlo”.

Intereses y roles
El productor señaló que, más allá de su incomodidad, esto vuelve a poner sobre la mesa el complejo tema de que las salas asumen los roles de distribuidores y exhibidores, lo cual implica que “los realizadores uruguayos competimos con nuestros propios socios”. En otras palabras, “los intereses de las salas generalmente se corresponden con el cuidado de sus películas”, lo que, en cierta medida, podría explicar el cambio imprevisto de Grupocine, que ahora, en lugar de Clever, suma una exhibición más de Capitán América: Civil War.
Magnou también dijo que poco después del estreno, la productora que dirige se comunicó con el director del Instituto del Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU), Martín Papich, para plantearle que la programación en horarios poco atractivos le quitaba a Clever, “de entrada, la posibilidad de competir”, por lo que el ICAU “mostró cierta preocupación por la película” y el viernes se reunió con algunos directivos del Centro Cinematográfico del Uruguay (CCU).
En la página del ICAU se explica que el motivo de esa reunión fue conversar sobre la necesidad de establecer acuerdos formales que garanticen “mínimos de permanencia” de los films uruguayos en las salas y horarios iniciales para su trayecto comercial, “luego siempre sujetos al desempeño”.
Consultado por la diaria, Papich indicó que después de aquella reunión han vuelto a mantener contacto telefónico con el CCU. “Hay una transmisión de la preocupación”, aseguró, y no “de lejos”, sino tomando partido para solucionar la situación, más allá del problema específico de Clever. “Es tener las vacunas vigentes”, graficó, y agregó que la respuesta del CCU había sido bastante positiva, considerando que “todo el mundo sabe y conoce cuál es el abanico de posibilidades: de un ambiente desregulado a otro regulado hay toda una escala. Eso fue lo que planteé a principio de año, y seguimos cerca de esto. Hoy la situación es la que tenemos, pero nada indica que vaya a ser así para siempre. Si hay datos de la realidad que indican que tenemos que sumar un acuerdo que establezca compromisos escritos del cumplimiento de ciertas garantías para la producción nacional, se puede hacer. También se puede, no llegado ese punto, adoptar otro tipo de normativas que existen a nivel internacional, de modo que si no hay acuerdos se buscarán otras posibilidades”, aseguró.
Magnou, por su parte, recordó que el ICAU cuenta con potestades para regular el mercado, y que las salas de cine en Uruguay “están amparadas por una cantidad de beneficios por, supuestamente, ser una actividad cultural. Eso les genera muchos beneficios fiscales, pero, a su vez, su manejo de las salas es netamente económico. Y todas sus ecuaciones son en virtud de los números, no de los valores culturales que puedan presentar los contenidos”.
Libre mercado
En cuanto a la reiteración de estos hechos (uno de los casos más sonados se dio con El padre de Gardel -2014-, de Ricardo Casas), el responsable de Montelona apuntó que no se trata de problemas de “acuerdo entre privados”, porque “los exhibidores son distribuidores, y ahí existe un oligopolio de tres empresas [Movie, Life y Grupocine] que son las que tienen todas las salas importantes del país. Que, además, están asociadas con los grandes estudios, y son las distribuidoras de esos estudios en Uruguay”, de modo que “no sólo el productor uruguayo compite con Hollywood, sino que además se suma lo ridículo, cuando te dicen ‘vos vendiste 40 entradas y Capitán América 200, ya que a Capitán América la pasaron cinco veces y a Clever, una’, así que la relación no es proporcional a cuántas personas fueron por función”.
Para Magnou, hace tiempo que el ICAU debería haber tomado una postura mucho más firme, “cuidando tanto los procesos de producción como los de exhibición. El tema es cuando se deja que el mercado se regule a sí mismo. Los productores no tienen ninguna herramienta para negociar con las salas para protegerse de ellas, y ni siquiera para competir en igualdad de condiciones”, lamentó el productor de esta película, que cuenta la historia de un profesor de artes marciales y un fisicoculturista unidos por el tuning, una trama que se distancia de lo presuntamente típico en el cine uruguayo.
Débora Quiring (La Diaria, 11/05/2016)

Comunicado de ACCU (Asociación de Críticos Cinematográficos del Uruguay)

logoaccu

Montevideo, 11 de mayo de 2016.

Frente a los hechos de público conocimiento que involucran a Clever y la sala Grupocine. ACCU declara su total adhesión a todos los responsables de este filme uruguayo; así como su repudio al trato irrespetuoso hacia aquellos que invirtieron tiempo, dinero y trabajo para que esta producción se llevara a cabo.

Al igual que Asoprod reclamamos que tanto el MEC o ICAU participe en esta situación, haciendo cumplir su parte a aquellas salas que no entienden como propio al cine nacional.

Directiva de ACCU

Comunicado de Montelona Cine

FotosdirectoresClever-420x234

Al público en general,

La Productora Montelona Cine comunica su decisión de retirar la película Clever de las salas de Grupo Cine, siendo la última función el miércoles 11 de mayo de 2016 a las 17:30hs, por considerar que la película y el público han recibido un trato totalmente injusto y deshonesto.

En primer lugar Grupo Cine, colocó la película en su semana de estreno en un solo horario a las 22:45 hs, avisando esto a último momento y marginando a la película de la posibilidad de un buen comienzo. Para la segunda semana, sin previo aviso y más allá del buen rendimiento en un horario tan difícil para el público, la película se programó sólo a las 17:30 hs, siendo además cambiada de complejo. Pero lo realmente grave sucedió el miércoles 4 de mayo, día de la última función de Clever a las 22:45 en Torre de los profesionales. El público que fue a ver la película a esa función se encontró con la desagradable sorpresa de que en Grupo Cine habían decidido no proyectarla, cuando la función había estado confirmada en cartelera durante toda la semana. Al día siguiente el informe de venta de entradas en esa sala marcaba 0 entrada vendida. Ante nuestra consulta sobre qué había sucedido, esperando una posible explicación, Grupo Cine simplemente respondió que la película no vendió entradas. Pero nosotros sabemos que un grupo de unas 15 personas se quedó en la puerta sin poder ver esa función que se decidió suspender sin ninguna explicación ni aviso previo. Nos mintieron y, lo que es peor, le faltaron el respeto al público. En estas condiciones se hace imposible seguir trabajando con esta empresa.

Queremos aclarar que la película seguirá en cartelera en LIFE Cinemas 21 de setiembre y en MovieCenter – Montevideo Shopping

Hacer Clever, como tantas otras películas uruguayas, ha sido un largo y cuidado proceso de varios años, cientos de horas de trabajo de decenas de personas y el esfuerzo de múltiples instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, que apoyan un proyecto de este tipo. Es por respeto a este proceso, a todos sus involucrados y sobre todo a nuestro público, que nos sentimos forzados a tomar esta decisión.

Lamentamos profundamente estar viviendo esta situación tan triste para nuestra cinematografía y el público de nuestro país.

Atentamente,

Federico Borgia, Guillermo Madeiro y Francisco Magnou