Recordando películas: «El callejón de los milagros»

Exacerbados sentimientos

Los invito a recordar la película mexicana El callejón de los milagros del director Jorge Fons (n.1939). Curiosamente se basa en una novela, de mismo título editada en 1947, del escritor egipcio Naguib Mahfuz (1911-2006) y, sin embargo, a pesar de las notorias diferencias culturales entre los dos pueblos, ofrece una variada gama de personajes auténticamente mexicanos.

Para lograr ello el guionista Vicente Leñero (1933-2014), toma a tres personajes de la novela, Don Rutilio, Alma, Susanita, y los coloca en tres historias, siendo los protagonistas de cada una de éstas. Que de alguna manera se relacionan unos con otros, no solamente por vivir en la misma calle, sino y además sus vidas se entrecruzan en diferentes episodios.

La estructura, el armado.

A partir de esas historias Jorge Fons estructura su película dividiendo en tres partes y un epílogo, con una libertad narrativa que le permite “saltar” en el tiempo e ir de un episodio a otro intercalando la historia personal de los protagonistas y de los personajes secundarios.

El juego de dominó que los parroquianos del café de Don Rutilio juegan puntualmente y el inicio de cada partida abre cada fragmento con la misma apertura.

Fons deja “entradas” visuales para guiar al espectador en el entramado narrativo; Alma secándose el pelo en la ventana de su casa mientras es observada desde afuera por dos jóvenes vecinos; Susanita sentada mientras Doña Cata le adivina el futuro. Son dos secuencias que se repiten con la cámara colocada en distintos ángulos, sirviendo de enlace entre una historia y otra. Empero, este recurso no es el único; diálogos que quedaron cortados en una escena y los complementa en el episodio siguiente, uniendo las vidas de esos seres. Esto le da una coherencia narrativa que es uno de los logros de la película; el movimiento con que se va desarrollando la acción, encierra un interés que va gradualmente aumentando a medida que el drama se desprende del relato.

Exacerbados sentimientos

Hay en cada una de las historias un drama individual que sirve de prólogo y que cada personaje deberá superar, si puede. Don Rutilio, con sus más de cincuenta años deberá afrontar una tardía crisis homosexual. Alma, tendrá que decidir entre un amor verdadero o la ambiciosa oferta que le propone un desconocido. Susanita, podrá superar su soledad a costa de su propia felicidad. Estas tres circunstancias los afecta de distinta manera y son las bases por donde se encuentran estos seres, a través de ellas surgen otros personajes que tienen sus cuotas de importancia, apoyados por un libreto que no los desampara, al contrario, elabora un cuidado retrato de cada uno de ellos.

Se elige al drama como género por donde transitar y como una estética que acompañó en su gran mayoría al cine mexicano, aunque en ocasiones, el melodrama se interpone con sus excesos. Pero esta vez aprovechado por dirección y guion para subrayar un juego perverso de contrastes; Don Rutilio en el cuerpo del actor Ernesto Gómez Cruz con sus rasgos duros y los gestos brutos esconde una homosexualidad que va cambiando su vida; Alma, la muchachita buena del barrio (como la costurerita del tango) da el “mal paso”, Abel el peluquero sucumbe a sus encantos inocentes. Todos estos ejemplos sirven para dibujar los estereotipos que la película maneja, como elementos perturbadores de una realidad que no es tal, escondiendo otras verdades.

Actrices y actores.

Del numeroso elenco se destacan, Salma Hayek (Alma), actriz que luego tendrá una exitosa carrera en el cine estadounidense e internacional. Como un patético machista que oculta una personalidad conflictiva el actor Ernesto Gómez Cruz (Rutilio), compone su personaje con sobriedad. Margarita Sanz, es una actriz que tiene el talento de llevar a Susanita desde una caricatura pintoresca al descubrimiento de una mujer desdichada, y ello se debe al trabajo inteligente que realiza. El resto del elenco, Delia Casanova, Bruno Bichir, Daniel Giménez Cacho, entre otros, cumplen con eficacia su labor.

El callejón de los milagros es una propuesta respetable de una cinematografía que, sin apartarse de sus exacerbados orígenes sentimentales, los traduce a un lenguaje que se adapta a un publico heterogéneo. Por otro lado, siempre está el atractivo de ver un cine diferente.

“El callejón de los milagros”, México-1995. Dirección: Jorge Fons. Guion: Vicente Leñero (basado en la novela homónima de Naguib Mahfuz). Fotografía: Carlos Marcovich. Montaje: Carlos Savage. Música: Lucía Álvarez. Elenco: Carlos Gómez Cruz, Delia Casanova, María Rojo, Salma Hayek, Margarita Sanz, Luis Felipe Tovar, Juan Manuel Bernal, Bruno Bichir, Daniel Giménez Cacho. Duración: 140 minutos. Exhibida en el XV Festival Cinematográfico Internacional del Uruguay el 25 de marzo de 1997. Estrenada el 23 de mayo de 1997 en las salas: Beta, Libertad.

Alberto Postiglioni (Exclusivo para accu.uy, 15/03/2021)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *