Recuerdos de cine: «Tierra y libertad» (Alberto Postiglioni)

Particular reunión del presente con el pasado

La muerte repentina de un anciano inglés, en su país, permite a la nieta revisar las pertenencias del abuelo. Así, en una caja encuentra correspondencia, recortes de periódicos y fotos que descubren un pasado convulsionado: la participación del anciano, en su juventud, en la Guerra Civil Española (1936-1939), integrando las milicias internacionales.

La muchacha realiza un “viaje al pasado”, en las cartas prolijamente guardadas se revelan los ideales de un hombre joven que lo llevan a integrar una milicia de extranjeros en el P.O.U.M. (Partido Obrero de Unificación Marxista), uniendo con esa correspondencia el presente con el pasado.

La verdad que surge del pasado

Lo que la película propone es una búsqueda de la verdad; el derrumbe de la unión de las izquierdas por la participación directa y la influencia del Partido Comunista Soviético, que llevó, entre otras cosas, al triunfo de Francisco Franco.

Eso es lo que afirma el director y guionista británico Ken Loach (n.1936), preocupado en hacer un cine comprometido (Pobre vaca, El viento que acaricia el prado, La canción de Carla, Riff-Raff, Ladybird, ladybird, no están en orden ni son todas, pero alcanzan para ubicarnos en las preferencias del cineasta) además demuestran una coherencia ideológica con una realidad de la cual da testimonio.

En Tierra y libertad, se aferra con convicción e ilustra la defensa de los ideales de mujeres y hombres que creyeron en una participación más justa de tierras y riquezas.

Pero esos sueños chocaron con una realidad, lo que es peor dentro de la misma izquierda que manejaba otros parámetros defendiendo otros intereses; por los cuales se podía negar y demorar la entrega de armamentos, poniendo en peligro la vida de los militantes, hasta disolver las milicias en nombre de la revolución.

Los ideales traicionados

La película se apoya en un realismo que se acerca a la estética del documental, se utiliza un lenguaje visual desprovisto de artificios superfluos, buscando la veracidad de los hechos; la toma de un pueblo ocupado por tropas franquistas; los enfrentamientos por callejuelas, casas y azoteas. Son mostrados por una cámara que se aleja de los ornamentos que el cine acostumbra a mostrar cuando describe escenas épicas. Logrando con ello desnudar falsedades y acercarse a la verdad que se pretende mostrar.

Loach se basó en datos históricos aportados por asesores, y en el libro “Homenaje a Cataluña” de George Orwell. Ajustándose a una objetividad que permite al espectador observar las discusiones de una asamblea entre habitantes de un pueblo, que discuten las posibilidades de colectivizar las tierras.

En otra secuencia, quizá la más importante; cuando un batallón del Ejercito Popular, que sigue las ordenes de Moscú, obliga a las milicias del P.O.U.M. a que abandonen la lucha y entreguen las armas. La culminación dramática de este pasaje es de una elocuencia que evidencia y sustenta toda la intención de la propuesta: la traición de los ideales “puros”, por los intereses imperialistas de Stalin. Ese es el punto polémico que queda flotando, como una acusación que llega del pasado.

Mucho se ha escrito y el cine se ocupó otras tantas de la Guerra Civil Española, sin embargo Tierra y libertad trae una versión diferente, por lo menos de controversia. Es oportuno recordar que fue elegida por la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay como la Mejor Película del año.

“Tierra y libertad” (Land and Freedom) Reino Unido-España-Alemania-Italia 1995. Dirección: Ken Loach. Guion: Jim Allen. Fotografía: Barry Ackroyd. Montaje: Jonathan Morris. Música: George Fenton. Elenco: Ian Hart, Rosana Pastor, Iciar Bollain, Jordi Dauder, Tom Gilroy, Marc Martínez, Fréderic Pierrot, Andrés Aladren, Sergi Calleja, Raffaele Cantatore, Pascal Demolon, Paul Laverty, Josef Magen, Eoin McCarthy, Jürgen Müller, Victor Roca, Emil Samper, Suzanne Maddock, Mandy Walsh, Miguel Cabrillana. Duración: 109 minutos. Exhibida el 1 de abril de 1996 en La linterna Mágica en el XlV Festival Internacional de Cine. Estrenada el 6 de junio de 1996 en la sala: Central.

Alberto Postiglioni (Exclusiva para accu.uy, 08/02/2021)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *