Recordando películas: “Cowboys vs. Aliens” (Alberto Postiglioni)

Esta película de Jon Favreau tiene un comienzo prometedor de un clásico western. Si no fuera por un hombre herido que tiene una extraña pulsera en su muñeca izquierda, que puede ser un anticipo que algo raro va a ocurrir.

Claro que el título advierte que no será una película, solamente, de “vaqueros”. Ese hombre está confuso no sabe quién es ni porqué está ahí en un lugar inhóspito de la campiña, mal vestido, sin sombrero infaltable en la cabeza de los varones de la época (la acción ocurre en 1872) y sin calzado, lo que es peor. La curiosidad que el guión transmite está bien calculada y en aumento. A ese primer encuentro entre la propuesta y el espectador, continúa una pelea feroz entre el hombre y tres jinetes que lo rodean con sus caballos amenazándolo.

                          Algo extraño

Hasta ese momento todo sigue al ritmo habitual del género. Sin embargo, el desconocido, con ropas, sombrero, arma y caballo de los atacantes que logró vencer, al llegar a un pueblo donde es curado de una herida por un pastor, es observado de cerca por una extraña y bella mujer. Después de un altercado con un irrespetuoso joven, las cosas se precipitan con la introducción de un género foráneo: la ciencia ficción. Esa mezcla irreverente va a continuar hasta el final. En la cual se involucran; naves espaciales, alienígenas, vaqueros, ganaderos, mexicanos, forajidos, gente sencilla del pueblo y más tarde pieles rojas. El contenido se torna solidario porque los nombrados anteriormente ante un enemigo común se unen, olvidando las diferencias que existían.   

                      Las libertades de la imaginación

Por ahí se puede llegar a pensar que la propuesta guarda una parte ética, y no es tan descabellado llegar a esa conclusión. Es cierto que la anécdota es disparatada, pero es una ficción y recorrer ese camino abierto a la imaginación permite ciertas libertades, si se llega a aceptarlas sin prejuicios se puede disfrutar.

No es nuevo que el cine recoja elementos de distintos géneros transitando por híbridos, sin embargo, no es este el caso y por ese lado la película acierta al no abandonar al western, introduciendo la ciencia ficción, pero al servicio de la estructura argumental de un relato del viejo oeste.   

                           Dirección, guión, novela

Hay que agradecer al guión escrito por cinco personas (ver créditos) basado en una novela gráfica de mismo título editada en 2006 de Scott Mitchell Rosenberg y a la dirección de Jon Favreau, cierta dosis de humor distribuidas adecuadamente quitando la solemnidad que podría endurecer el ritmo ágil y desfachatado. Buscando y encontrando un resultado que divierte no porque sea una comedia, sino porque el espectador se siente cómodo, por lo menos es lo que sintió este cronista. Ello se debe a lo dicho anteriormente, pero también a que la película no miente es un entretenimiento y en ello no finge con falsas posturas. No es un dato menor que en la producción ejecutiva esté Steven Spielberg un hombre que conoce como pocos los resortes del negocio recreativo cinematográfico.   

 “Cowboys vs. Aliens”. EE. UU.- 2011. Dirección: Jon Favreau. Guión: Damon Lindelof, Alex Kurtzman, Roberto Orci, Mark Fergus, Hawk Ostby (basada en la novela de mismo título de Scott Mitchell Rosenberg). Fotografía: Matthew Libatique. Montaje: Dan Lebental. Música: Harry Gregson-Williams. Elenco: Daniel Craig, Olivia Wilde, Harrison Ford, Sam Rockwell, Paul Dano, Clancy Brown, Noah Ringer, Adam Beack, Ana de la Reguera. Duración: 119 minutos. Estrenada el 25 de agosto de 2011 en las salas: Moviecenter Montevideo, Portones y Pta. Carretas,

Alberto Postiglioni (Exclusivo para accu.uy, 02/11/2020)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *