Recordando películas: “Amanece, que no es poco” (Alberto PostiglionI)

El 4 de febrero de 2020 falleció el director, guionista y productor español José Luis Cuerda a los 72 años. Algunas de sus películas: El bosque animado (1987), Amanece, que no es poco (1988), La viuda del capitán 1991), La marrana (1992), Así en el cielo como la tierra (1995), La lengua de las mariposas (1999), La educación de las hadas (2006), Los girasoles ciegos (2008), Todo es silencio (2012), Tiempo después (2018). Un repaso breve e incompleto, pero nos acerca a la imaginación creativa de este cineasta.

Hay ciertas similitudes entre El bosque animado y Amanece, que no es poco, en las dos propuestas las acciones se desarrollan en aldeas y se combina la fantasía con lo real en historias divertidas.

Amanece, que no es poco, tiene algo de fábula con situaciones irracionales. Todo ocurre en un pequeño y extraño lugar donde hay hombres que crecen como vegetales en las huertas, una organización social con cierta similitud con lo real; alcalde, cura párroco, guardia civil, mujeres y hombres del pueblo, más algunos visitantes que llegan ocasionalmente. Claro, que el comportamiento de todos no es muy normal.

                               El microcosmo

Las intenciones son exagerar las distintas personalidades, buscando subrayar ese microcosmo creado por Cuerda. Pero sus ambiciones van más allá y su mirada satírica pretende llegar a un cuestionamiento de prejuicios sociales. Detrás de esas apariencias que traspasan lo real con personajes casi de caricatura, donde hay un alcalde que intenta suicidarse porque los habitantes masculinos quieren que la amante que trajo sea de uso comunal. Las reuniones de las mujeres para elegir a la prostituta de turno, o, a las adulteras de la temporada, pero también pueden decidir en ser la lesbiana del pueblo. Todo en un tono burlón, pero con afilados dardos a personajes sociales.

En esa aldea, además de los pobladores habituales, están los huéspedes; un grupo de jóvenes estadounidenses que recorren las calles y lugares dando su opinión, a los que se agregan unos disidentes soviéticos que bailan en los sitios más inverosímiles, hasta un exiliado argentino con pretensiones de escritor. Más un hombre negro de madre española, el único que no va a misa, representando la minoría étnica y una señora que tiene un parto a los diez meses de haber tenido relaciones sexuales.

A todos, Cuerda, les da un toque fantástico, cuidando que esos comportamientos increíbles en realidad esconden otros comportamientos, esos si creíbles y aceptados por la sociedad.

El director maneja ese juego fantástico irreal e irreverente, que hace reflexionar sobre el contenido cuestionador de la propuesta.

“Amanece, que no es poco”. España-1988. Dirección: José Luis Cuerda. Guion: José Luis Cuerda. Fotografía: Porfirio Enríquez. Montaje: Juan Ignacio San Mateo. Música: José Nieto. Elenco: Antonio Resines, José Sazatomil, Manuel Alexandre, Fedra Lorente, Luis Ciges, Aurora Bautista, Tito Valverde, Pastora Vega, Samuel Claxton, Enrique San Francisco, Rafael Alonso, Gabino Diego, Chus Lampreave. Duración: 110 minutos. Estrenada el 2 de mayo de 1991 en la sala Libertad.

Alberto Postiglioni (Exclusiva para accu.uy, 12/10/2020)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *