Recordando películas: «La duquesa»

El cine en ocasiones toma personas reales y las transforman en personajes de ficción, es el caso de La duquesa filme del director Saul Dibb, que trae del pasado a Georgiana Spencer una vez casada a los 17 años, en 1774, pasó a ser la duquesa de Devonshire.

Esta mujer provocativa para su época en Inglaterra, que escandalizaba con sus ideas políticas, era partidaria de la monarquía constitucional. De la cual el diplomático francés Louis Duten decía: “Cuando aparecía, todas las miradas se dirigían hacia ella, cuando estaba ausente era el tema de todas las conversaciones”, es la protagonista de la novela de Amanda Foreman que retrata la singular personalidad de esta mujer del siglo XVIII, en que se basa la película.

                   La “pieza” decorativa

La imagen es fundamental en el cine, precisamente es eso: imagen y movimiento. Sin embargo, no es todo. A través de los años este arte, comunicador como ninguno, se dio cuenta que por medio de la imagen (también de la palabra) puede tener contenidos ricos que transmitan al espectador ideas que logren la reflexión sobre los temas propuestos. En La duquesa su director Saul Dibb, le da prioridad a lo fastuoso de la escenografía, amueblamiento, vestimenta (Oscar a la mejor) y peinados. Se deja seducir por la precisa ambientación que traslada al público al siglo XVIII. Empero, ese brillo exterior puede llegar a opacar las distintas observaciones críticas a una época donde la mujer era también una pieza decorativa. Se da, es cierto, una aproximación a ciertas situaciones: una mujer abandonada por su marido, que además no le permite ver a sus hijos, otro marido que vive con su amante en la misma casa con su esposa.

También quedan desdibujadas las nuevas ideas políticas, los cambios sociales, la acción se desarrolla pocos años antes de la revolución francesa de 1789. Algo se percibe por conversaciones de algunos personajes. Claro, sin el compromiso necesario para un acontecimiento que cambió radicalmente la postura y pensamiento de los hombres y mujeres de la época.

          Georgina Spencer, Diana Spencer (Lady Di)

Todo queda como anécdotas de un tiempo pasado y lejano, o no tan lejano porque la película, quizás deliberadamente asocia sutilmente, aprovechando el parentesco de Georgiana Spencer con Diana Spencer conocida como Lady Di, después del casamiento con Carlos, príncipe de Gales. Ciertas similitudes en circunstancias que ambas vivieron: la infidelidad de sus maridos y en el encanto seductor que tenían ante la gente que las rodeaba asocian a las dos mujeres.

Un elenco parejo donde se destacan Ralph Fiennes como el duque de Devonshire, Charlotte Rampling, la madre de Georgiana y la delgadísima Keira Knightley, es la duquesa.

“La duquesa” (The Duchess) Reino Unido – 2008. Director: Saul Dibb. Guión: Jeffrey Hatcher, Anders Thomas Jensen, Saul Dibb (basado en la novela de Amanda Foreman). Fotografía: Gyula Pados, Montaje: Masahido Hirakubo. Música: Rachel Portman. Vesturario: Michael O’ Connor. Elenco: Keira Knightley, Ralph Fiennes, Hayley Atwell, Charlotte Rampling, Dominic Cooper, Simon McBurney, Aidan McArdie, John Shapnel, Alistair Petrie. Duración: 110 minutos. Estrenada el 27 de marzo de 2009, en las salas: Grupocine Arocena y Pta. Carretas.

Alberto Postiglioni (Exclusiva para accu.uy, 07/09/2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *