Recordando películas: “Watchmen: Los vigilantes” (Alberto Postiglioni)

Alguien dijo una vez que las películas tienen que entusiasmar al espectador en los quince primeros minutos. Este film no solamente entusiasma en los minutos iniciales, sino que mantiene el interés en buena parte de los 215 minutos que dura.

La pregunta que muchos de Uds. se estarán haciendo quizás es: ¿Qué cuenta para llamar la atención?. Pues bien, debemos aclarar que juega mucho a favor que a los espectadores les gusten, aunque no es determinante, las historias gráficas para adultos.

                               Cómic y Cine

Dos factores a tener en cuenta. Uno, Watchmen: Los vigilantes está basado en la historia gráfica de Alan Moore con ilustraciones de Dave Gibbons. Dos, el traslado a la imagen en movimiento, o sea cine, es atractivo. Esa cualidad se basa en la buena combinación de cómic y cine que realiza el director Zack Snyder que logra el equilibrio justo.  Parte del buen resultado se debe al guion de David Hayter y Alex Tse que traduce los doce episodios en los cuales se dividía la historia publicada entre 1986 y 1987, en una suerte de relato fantástico donde los tiempos y personajes reales se invierten y cambian la realidad por la ficción. Así el presidente de los EE. UU.  Richard Nixon gobierna su país en 1985 (año en que transcurre la acción). La guerra de Vietnam continúa y es ganada finalmente por EE.UU. La URSS mantiene la guerra fría y todos temen un ataque nuclear destructor.

                         Los elementos ilustrativos

El film no se agota en esos acontecimientos, además introduce elementos de la serie negra policial con personajes sombríos y ambientes sórdidos, de la ciencia ficción con el Dr. Manhattan, único por otra parte que merece ser llamado superhéroe, porque adquiere, después de un accidente poderes extraordinarios que lo alejan de los simples humanos.

Pero lo que realmente llama la atención es el contenido éticamente ambiguo con la sistemática desmitificación del héroe clásico e intachable. Tanto la historia gráfica como la película presentan una serie de personajes populares en los años cuarenta que combatían el mal, envejecidos en 1985 y mostrando sus vilezas que lo apartan de todo concepto del “bueno”.

           La intimidad de hombres y mujeres

La película mantiene una línea policial con asesinatos de algunos de los miembros del grupo de héroes, que permite narrativamente introducirse en la intimidad de esas mujeres y hombres; el lesbianismo de una, el alcoholismo de otra, la indignidad de uno, la ambición desmesurada de muchos. Todos disparos certeros que dan en el blanco elegido: la parte oscura de los humanos.

Es bueno aclarar que el humor, en ocasiones negro y despiadado, pero humor al fin se mantiene constante y eficaz. Al igual que la violencia que irrumpe y conmueve, como el asesinato de una mujer embaraza que reclama la paternidad a “El Comediante”, uno de los héroes. Estos dos recursos, humor y violencia, están colocados hábilmente en cuotas valederas en lugares y momentos precisos.

                      Grata sorpresa

Watchmen: Los vigilantes, es un filme que resulta una grata sorpresa por el buen manejo del cómic en combinación con los elementos que aporta el cine, principalmente la fotografía. De esa unión los dos salen ganando.  La historia gráfica, aunque posiblemente a Alan Moore no le preocupe mucho, porque tiene la posibilidad de que muchísima gente conozca la propuesta y el cine porque se enriquezca con ella.

El cine es un trabajo en equipo donde muchas personas (artistas, técnicos, artesanos y productores) aportan lo suyo, pero en está ocasión el director Zack Snyder tiene su buena parte del mérito por elegir la historieta, un género para algunos menor, y por hacer de ella un medio de comunicación con un contenido que hace reflexionar sobre distintos temas que sugiere el relato.  

“Watchmen: Los vigilantes” (Watchmen) EE.UU. 2009. Dirección: Zack Snyder. Guión: Alex Tse, David Hayler (basado en “Watchmen” de Alan Moore y Dave Gibbons, dibujante). Fotografía: Larry Fong. Montaje: William Hoy. Vestuario: Michael Wilkinson. Música: Tyler Bates. Elenco: Jackie Earle Haley, Patrick Wilson, Billy Crudup, Jeffrey Dean Morgan, Malin Akerman, Matthew Goode, Carla Gugino, Matt Frewer, Stephen McHattie, Laura Mennell, Rob LaBelle, Gary Houston, James M. Connor. Duración: 215 minutos. Estrenada el 17 de abril de 2009 en las salas: MovieCenter Montevideo y Portones. Grupocine Ejido y Pta. Carretas.

Alberto Postiglioni (Exclusiva para accu.uy, 24/08/2020)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *