«Alelí» (Alberto Postiglioni)

Una familia uruguaya

Es el segundo largometraje y el primero en solitario de Leticia Jorge. El primero fue Tanta agua (2013) en colaboración con Ana Guevara en dirección y guión. La familia, tanto en uno como en otro sigue siendo la parte importante de las preocupaciones; las relaciones de un padre divorciado con sus hijos en tiempos de vacaciones en la primera, los vínculos entre hermanos adultos y la presencia de la madre viuda en Alelí.

La directora y guionista prefiere dar un tono de comedia a su relato acompañado por pasajes dramáticos, la muerte de un padre siempre lo es. Empero, en esta ocasión es el pretexto para incursionar en los sentimientos de los cuatro personajes principales de la familia Mazzotti; la mamá Alba (Cristina Morán), los hijos; Ernesto (Néstor Guzzini), Lilián (Mirella Pascual) y Silvana (Romina Peluffo).

Los desacuerdos

El conflicto que se plantea es la venta de la casa de los Mazzotti en un balneario, que algunos quieren y otro, particularmente, Ernesto rechaza la idea. Ese desacuerdo es bien aprovechado por el guión (en el cual también colaboró Ana Guevara) para incorporar viejas reyertas entre los hermanos (Lilián y Ernesto) y celos, quizás, justificados por parte de Silvana, la hermana menor, que dice que se han olvidado de ella hasta en el nombre de la casa, Alelí, formado por: Al (Alba), E (Ernesto), Li (Lilián). O sea la mamá y los hijos mayores.

Los personajes

Estos personajes están bien delineados, los espectadores quedan enterados de las personalidades de cada uno. En escenas breves, pero efectivas, queda claro la responsabilidad que asume Ernesto al morir su padre (ser él la cabeza de la familia), que afecta de alguna manera su comportamiento (irritable, discutidor), sobretodo con su hermana Lilián, una mujer pragmática que resuelve todo de manera práctica (aún con las pertenencias de su padre). Silvana es un tanto despreocupada afectada por sus problemas conyugales o aparentemente, porque es sensible a lo que sucede en la familia. Y, Alba trata de repartir afecto y cariño entre sus hijos, aunque le digan que su preferido es Ernesto. Un muestrario acertado de una familia de clase media, muy uruguaya, con intimidades, que la acercan a la realidad.

La comunicación, propuesta-espectador

Toda esa información ayuda a la comunicación, siempre necesaria, que se establece entre la propuesta y el espectador. Pero además hay otros factores que se suman y aportan al buen entendimiento; el ritmo adecuado que tiene el relato, que logra el objetivo de la comedia (reflexionar divirtiendo y en ocasiones hasta hacer reir). André Bazin en ¿Qué es el cine? dice: “Una historia supone un sentido, una orientación del tiempo yendo de la causa al efecto, un comienzo y un fin”. Leticia Jorge lo traduce acertadamente sin llegar a extremos ostentosos, simple y llana logra lo propuesto.

A todo ello está el trabajo muy bueno del elenco; otra vez Néstor Guzzini aportando su talento, Mierella Pascual siempre es una garantia confiable desde Whisky (2004, Rebella-Stoll) los espectadores disfrutamos de sus trabajos, la frescura de Romina Peluffo y la madura presencia de Cristina Morán, todas y todos le dan la credibilidad que convence.

“Alelí” (Uruguay-Argentina, 2019). Dirección: Leticia Jorge. Guión: Leticia Jorge, Ana Guevara. Fotografía: Lucio Bonelli. Música: Stefano Mascardi, Santiago Pedroncini, Maximiliano Silveira. Elenco: Néstor Guzzini, Mierella Pascual, Romira Peluffo, Cristina Morán, Laila Reyes Silberberg, Pablo Tate, Gerónimo Pizzanelli, Georgina Yankelevich, Julio Icasiriaga, Carla Moscatelli, María Irisity, Fabián Castiglioni, Piero Datole, Vahiana Méndez, Lucío Hernández, Sofía Fernández, Walter Etchandy, Lucía Dotta. Duración: 88 minutos. Estrenada el 5 de marzo de 2020.

Alberto Postiglioni (Exclusiva para accu.uy, 18/03/2020)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *