«Los Vengadores» (Sergio Moreira)

Hulk, Iron Man y otros más

Para los fanáticos de las historietas, la llegada de la película de Los vengadores, era algo tan esperado como lo fue en su momento el
estreno de Watchmen: Los vigilantes (Watchmen, 2009), al igual
que aquel grupo de superhéroes (o antihéroes) este grupo nacido de
los cómics era un gran desafío para las pantallas.
Incluso, la espera se acentuaba más por las miguitas que Marvel Studios (la subsidiaria cinematográfica de la compañía Marvel Comics), iba dejando película tras película desde Iron Man: El hombre de hierro (Iron Man, 2008).

Y es que; desde la entrada del peor casting para un personaje (si tomamos en cuenta al Sargento Fury de las historietas originales), con Samuel L. Jackson en la piel de Nick Fury, dando a conocer la iniciativa Vengadores en aquella película, pasando por el encuentro entre Tony Stark y el General Ross luego de los títulos de Hulk: El hombre increíble (The Incredible Hulk, 2008), la aparición del martillo de Thor al final de Iron Man 2 (2010), la revelación que Loki demostraba que volvería al final de Thor (2011) y las imágenes de adelanto de lo que sería el filme de Los vengadores en Capitán América: El primer vengador (Captain America: The First Avenger, 2011), era imposible que cualquier conocedor de cómics (ya sea fanático o nerd sin remedio) pudiera aguantarse sin comerse las uñas esperando este estreno.

Para la comunidad cinematográfica en general, en lo previo pasaría como un filme más de Marvel Studios; para otro público sería más que eso.

De todas formas, una vez estrenado, este filme demostró ser más que una simple película de aventuras: es un filme hecho por un director que sabe manejar las dosis justas de acción y  humor, con respeto por los personajes que pueblan el filme.

Quizás una de las cosas más objetables del último trabajo de Joss Whedon sea que asume que todo quien lo vea conoce a los personajes, pero – por otra parte – es lógico que quien se acerque a este filme ya los conoce; la gente a la que no le interesaron los filmes antes mencionados, tampoco se acercará a esta y darse cuenta de este detalle es lo que engrandece aún más a este largometraje.
Porque tenemos que agradecer que no haya largas escenas de presentación de personajes, con flashbacks de filmes anteriores; los personajes están presentados previamente y por eso es bueno que aparezcan directo a la acción sin enlentecer el ritmo.

En cuanto a los siempre agradecidos guiños a la historieta original, hay sólo dos grandes momentos; uno es la elección de Loki como el primer contendiente del grupo (lo había sido en aquel primer número de «The Avengers» en 1963) y el segundo es la aparición del próximo villano al final de los títulos, que quien no sepa se quedará con la duda hasta el próximo filme (aunque debo adelantarles que es muy importante en el Universo Marvel, tanto es así que tuvo saga propia con su título como villano).

Pero quienes se llevan todas las palmas y las risas, son los dos mejores personajes de este filme y estos son: Iron Man y Hulk; el primero por el increíble mimetismo entre Robert Downey y Tony Stark, uno no sabe quien es el que está en pantalla, si el millonario Don Juan Stark o el millonario Don Juan Downey. De todas formas, en este caso Stan Lee (el creador de la gran mayoría de los personajes de Marvel Comics) debería agradecer al séptimo arte – y a Robert Downey en particular – por la mejora que ha hecho con un personaje que nunca fue del todo felíz y que en el cine ha demostrado ser de los más redondos de la editorial.

En cuanto a Hulk, debemos decir que es el mejor que se ha visto desde los tiempos televisivos del personaje; en esta película de Los vengadores el personaje es lo que los lectores han visto por años en la historieta, quizás le falte hablar un poco más (aunque cinematográficamente parece rendir mejor así). Aunque, si bien Hulk es el mejor, no así Bruce Banner, su parte humana en la interpretación de Ruffalo mantiene muchos de los tics de este actor y  no transmite la complejidad del personaje.

Porque una cosa que hemos aprendido de Marvel Comics, es que un
gran poder conlleva una gran responsabilidad y que todos los
personajes no disfrutan de sus poderes, sino que los sufren. En este
caso, la versión Marvel de Jekyll y Hyde, le ha causado bastante dolor de cabeza a Banner, tanto es así que – a pesar de ser parte de Los Vengadores -, en la serie editorial Hulk sigue siendo perseguido por el ejercito, más precisamente por su suegro, convirtiéndose en uno de los personajes más rebeldes e interesantes de la compañía.

Pero, volviendo al filme que nos atañe, Los vengadores es una buena
elección para aquellos que quieran ver un buen filme de acción. No
busquen mucho más, porque lo mejor de todo es que no pretende ser más que eso. La culminación perfecta (hasta el momento) de un proyecto que se vio repartido en cinco filmes anteriores.

«Los Vengadores» (The Avengers, 2012) de Joss Whedon. Guión: Joss Whedon, basado en el comic de Stan Lee y Jack Kirby. Productores ejecutivos: Avi Arad, Jon Favreau y Stan Lee. Música: Alan Silvestri. Con Robert Downey Jr. (Iron Man), Chris Evans (Capitán América), Mark Ruffalo (Hulk), Chris Hemsworth (Thor), Scarlett Johansson (Viuda Negra), Jeremy Renner (Hawkeye), Tom Hiddleston (Loki), Clark Gregg (Agente Phil Coulson), Cobie Smulders (Agente María Hill), Stellan Skarsgård (Selvig), Samuel L. Jackson (Nick Fury), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Paul Bettany (voz de Jarvis), Harry Dean Stanton (Guardia de seguridad), Lou Ferrigno (voz de Hulk) y Stan Lee. Duración: 142′

Sergio Moreira (El Fantasticomm, 03/05/2012)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *