«El escándalo» (Alberto Postiglioni)

El mal que se visibiliza

En julio de 2016 la noticia de abuso sexual, por parte de un jerarca de Fox News, adquirió volúmenes que trascendieron hasta alcanzar las altas esferas políticas, periodísticas y soclales.

Las acusaciones llegaron en la voz de la periodista (antes Miss Estados Unidos) Gretchen Carlson. El acusado era nada menos que Roger Ailes, el “mandamás”, puesto por el poderoso empresario Rupert Murdoch en 1996 a cargo de Fox News, con amplios poderes. En veinte años Ailes logró hacer de la cadena de noticias una de las más exitosas, dando ganancias fabulosas a sus dueños (Murdoch e hijos).

El poder desmesurado

Roger Ailes, era un hombre ambicioso que fue escalando posiciones desde que en 1963 trabajando en la televisión, después de una conversación con Richard Nixon, cuando éste fue a una entrevista, le aconsejo la manera de comportarse si quería llegar a presidente. Nixon aceptó las sugerencias, que más tarde también se convirtieron en consulta para: Ronald Reagan, George H.W. Bush y para el puesto de alcalde de Nueva York de Rudy Giuliani. Más recientemente colaboró en la elección de Donald Trump.

Una aproximación de la personalidad de Roger Ailes (algo que la película no aclara, pero es bueno tenerlo en cuenta) Que solía decir a sus empleados (periodistas), “La gente no quiere estar informada, quiere sentirse informada. Así que tenemos que dirigir las noticias, no informar”. Esta falta total de escrúpulos lo hacía sentirse con suficiente autoridad para forzar a las mujeres, que trabajaban para él, a tener relaciones sexuales.

La ficción que se acerca a la realidad

El director Jay Roach y el guionista Charles Randolph toman estos hechos de la realidad y los convierten en una ficción. Que si bien se centra en el abuso sexual, tiene otras lecturas que involucran al poder como el elemento capaz de corromper permitiendo no sólo la parte sexual del asunto, sino también el ejercicio perverso sobre los
más débiles, mujeres y hombres.

Claro, lo visible, lo más notorio son las acusaciones que comienzan con Gretchen Carlson, luego apoyada por la periodista “estrella” (también abogada) Megyn Kelly dando a conocer sus infortunadas experiencias con Roger Ailes. A las que más tarde se suman otras mujeres que trabajaron con el acosador.

Weinstein- Ailes, casos similares

De alguna manera Ailes se asemeja al caso del productor de cine Harvey Weinstein, acusado de abuso sexual por varias mujeres en 2017, año que Roger Ailes muere. Por ser personajes conocidos y el poder que estos dos hombres manejaban, motivó que la opinión pública pudiera estar al tanto de los acontecimientos. Permitiendo que movimientos femeninos como MeToo levantaran la voz para que sus reclamos fueran oídos y sus derechos respetados.

El escándalo, cuyo título original (Bombshell) sería «bomba», por el impacto que provocó, tiene vaivenes en su desarrollo. Algunos de ellos están por el lado de ciertos personajes, a modo de ejemplo, el de ficción de Margot Robbie (Kayla Pospisil, en el film,) que pone dudas en la manera que trata de conseguir el puesto tan deseado. O reales, como Megyn Kelly, del cual no aporta datos importantes de su comportamiento conservador (en una oportunidad dijo que Jesús y Papá Noel no podian ser sino blancos, después afirmó que era una broma). Datos que serían de ayuda para, espectadores que no vivimos en EE.UU. entender la hostilidad de parte de la opinión pública para la periodista, aún en la posición de víctima. Es cierto, que Kayla es colocada como la soñadora que se da de frente contra el sistema. Y, Megyn como la que se ve forzada a aceptar para no perder el empleo. Empero, en ambos casos queda un tono incierto.

Tema de actualidad

Lo cierto es que la película llega en un momento muy especial, cuando las sociedades de buena parte del mundo toman conciencia del sufrimiento padecido por muchas mujeres a través de siglos de autoridad machista.

El cine como medio formidable de comunicación lo visibiliza. Además, le pone actrices y actores conocidos por el gran público, lo que lo acerca aún más. A la nombrada Margot Robbie ( en una buena interpretación), están; Charlize Theron (Megyn Kelly), Nicole Kidman (Gretchen Carlson), John Lithgow (Roger Ailes). Todas, todos, dando la cuota necesaria de crediblilidad.

Es probable que El escándalo logre que se hable, se comente y debata sobre la situación de la mujer en la sociedad. Pero tambien sobre el uso del poder que humilla a hombres y mujeres.

“El escándalo” (Bombshell) EE.UU. 2019. Director: Jay Roach. Guión: Charles Randolph. Fotografía: Barry Ackroyd. Montaje: Jon Poll. Música: Theodore Shapiro. Elenco: Charlize Theron, Nicole Kidman, Margot Robbie, John Lithgow, Alison Janney, Kate McKinnon, Malcon McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach, Elizabeth Rohn, Madeline Zina, Brigette Lundy Paine, Liv Hewson, London Fuller, Ashely Greene, Nazarin Bonaldi, Stephen Root. Duraración: 108 minutos. Estrenada el 16 de enero de 2020.

Alberto Postiglioni (Exclusivo para accu.uy, 23/01/2020)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *