«Catorce» (Álvaro Loureiro)

Según pasan los años

Vale la  pena que quien contempla esta película se entere del significado del título recién cuando asiste a la proyección de la misma. Y que suceda otro tanto con varios de los detalles que ilustran la profunda amistad  que mantienen Mara y Jo, sus protagonistas, dos muchachas que, pese a las diferencias que pueblan sus vidas, siempre encuentran un momento para verse y comunicarse. Mérito de Dan Sallitt, guionista y director de Catorce,  es el de saber desgranar la historia a través de secuencias no muy extensas cuya relación -y el paso del tiempo que media entre las mismas- el público recién podrá captar en profundidad al concluir el asunto. Unas y otras se encargarán de describir no sólo las características de estas dos amigas y las dificultades que, cada una por su lado, deben atravesar, sino también cómo  tan diferentes puntos van incidiendo en sus respectivas existencias.

Nada parece escapársele a Sallitt en el desarrollo de una trama cuyos personajes y episodios se van integrando con la sutileza que la propia vida dispensa al ser humano a medida que cada episodio acontece. Algunas nuevas siluetas que aparecen y otras que se pierden de vista, así como temas que salen a relucir haciendo a un lado al que daba la impresión de captar mayor interés  afloran en el relato de Sallitt sin subrayados de ninguna especie y con la naturalidad de quien sabe registrar el transcurso de los días -y de los años- para atrapar la valoración de una platea a la cual se va comunicando todo lo que necesita de modo de extraer las debidas conclusiones. La labor del realizador, de una u otra manera, denota asimismo las exigencias del crítico cinematográfico que Sallitt también es y que lo empuja a sopesar todo lo que se entera o no se entera quien toma asiento en la platea. Para nada extraño resulta entonces que el hombre se encargue además de las tareas del montaje de un film que le dedica la merecida extensión a las distintas secuencias  que el fotógrafo Christopher Messina registra con la precisión y la belleza que las mismas merecen.

A todo lo que antecede, como era de esperar, se suma la dedicación de un elenco en el cual cada uno sabe muy bien lo que tiene que hacer en torno a las magníficas Tallie Medel y Norma Kuhling, responsables de retratar a esas dos amigas que cada espectador termina por conocer y apreciar de muy cerca.

Fourteen. USA, 2019

Álvaro Loureiro (Exclusiva para accu.uy, 21/01/2020)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *