«Entre navajas y secretos» (Álvaro Loureiro)

Las apariencias engañan

Por más que CUCHILLOS AFUERA, título original en inglés, le sugiiera al espectador que en la historia que va a presenciar corre la sangre, el desarrollo del asunto se encargará de demostrar que gran parte de lo que disimulan, ocultan o falsean los diferentes personajes de una poblada galería resulta quizás más terrible y devastador que las heridas provocadas por el filo de un arma, De ahí a que Entre navajas y secretos, la denominación del film en castellano , se acerque bastante más a lo que la propuesta en sí trae consigo, un punto que poco y nada tiene que ver, a pesar de los anuncios y la propaganda, con las novelas de la ocurrente Agatha Christie, la cual, en verdad, se ocupó siempre de otra clase de misterios. Más allá entonces de una estructura narrativa que el guionista y director Ryan Johnson mantiene al alentar el tono de misterio alrededor de lo que, en verdad, sucedió, la trama, a propósito del suicidio del acomodado patriarca de una familia numerosa, detalla las idas y venidas de sus descendientes antes y después del hecho luctuoso. Asoman por allí intrigantes enfrentamientos que se encargan de revelar actitudes y procederes que complican no sólo la manera  en la cual podría ser repartida la fortuna del desaparecido -autor literario de enorme aceptación, además- sino también la forma en que tuvo lugar dicho suicidio, si lo hubo. De ahí a que, además de los familiares que se reúnen para el sepelio y la posterior lectura de la voluntad final del fallecido, aparecen asimismo en la gran casona del suicida, un par de representantes de la policía que buscan aclarar ciertas circunstancias que envolvieron la desaparición de un hombre que, de buenas a primeras, no tenía motivos para acabar con su vida.   

Habida cuenta de todo lo que antecede y, cabe señalar, de un punto de partida bastante forzado, así como de ciertas situaciones que Johnson alarga sin tener en cuenta la verosimilitud que exigen los relojes, cabe empero reconocer la agilidad con que arma un asunto que incluye la inserción de oportunas secuencias que transcurren en un pasado cercano y la habilidad que la que dispone  para introducir las entradas y salidas de tanta gente sin que se le descalabre la narración. Cuenta  para ello con un más que desenvuelto elenco en el que destacan Daniel Craig, como autoritario representante de la ley, el televisivo Don Johnson, las sinuosas Jamie Lee Curtis y Toni Collette y el respetable Christopher Plummer, en el papel del suicida, a quien se ve en varios sabrosos flashbacks. Como la enfermera que lo atiende, debe mencionarse a la joven Ana de Armas, la cual tiene que soportar que, dados los orígenes sudamericanos de la silueta que compone, nadie sepa bien si es paraguaya, venezolana o uruguaya, típica confusión de algunos estadounidenses distraídos. Crédito especial merece, en otros rubros, la dirección artística de David Crank, quien se las ingenia para conseguir que todos los ambientes de la propiedad en donde se desarrolla la mayor parte de la acción luzcan tan atractivos como sugerentes con respecto a una platea que, recién al final, conseguirá captar todo lo que verdaderamente les sucedió a los integrantes de un clan poco digno de ser imitado.

«Entre navajas y secretos» Knives Out. USA. 2019

Álvaro Loureiro (Exclusivo para accu.uy, 23/12/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *