«Los dos Papas» (Alberto Postiglioni)

Encuentros cercanos

Es una ficción, pero con personajes reales, el Papa Benedicto XVI y el cardenal Jorge Bergoglio ( ahora Papa Francisco I).

Es, además, una suma de diferentes nacionalidades que se reunieron para crear la película; el director brasileño Fernando Meirelles, el guionista inglés Anthony McCarten, el fotógrafo uruguayo César Charlone, los actores británicos Anthony Hopkins (Benedicto XVI) y Jonathan Pryce (Bergoglio, Papa Francisco), el argentino Juan Minujin (Bergoglio, joven). Distintas personalidades, diversas opiniones unidas con un mismo fin, llevar adelante lo que Meirelles dijo en una entrevista: “…una historia de tolerancia, de culpa y perdón”.

Pasado y presente

Y es precisamente a lo que apunta tanto el guión de McCaren como la traducción audiovisual de Meirelles. Para ello ponen a dos religiosos opuestos, Benedicto (intelectual, aferrado a la teología conservadora y Bergoglio (más cerca de los problemas terrenales que afectan a los humanos). Pero al mismo tiempo con pasados complejos que de alguna manera los acercan: las sospechosas actividades del joven Joseph Ratzinger, simpatizando con el partido nacionalsocialista de Hitler y Jorge Bergoglio en su afán por salvar a sus compañeros jesuitas, en años de la dictadura militar en Argentina, los perjudica. La película hace referencia a estos episodios, superficialmente en lo referente a Ratzinger y puntualmente en Bergoglio, con más detalles.

Claro, esas diferencias (las del presente, no las del pasado) provocan cierta “tirantez” en el comienzo de los encuentros entre los dos, particularmente por parte de Ratzinger, que después con el paso de los años se pierde. Es en ese momento donde el relato adquiere el grado de tolerancia que busca transmitir al público, sea creyente o no. Y, lo hace en base a los diálogos entre Benedicto y Bergoglio; caminando por los jardines de Castel Gandolfo o por los bellos lugares del Vaticano, fotografiados exquisitamente por Charlone.

Es esa intimidad de confesiones y recuerdos, quizás nunca concretados, pero que la ficción con ese poder mágico logra comunicar. Para que la mencionada comunicación sea válida es parte importante las notables interpretaciones de dos actores brillantes: Anthony Hopkins y Jonathan Pryce.

Lo que no se dice

Es cierto que la película no menciona las probables causas de la renuncia a su papado de Benedicto XVI, entre ellas, además del deteriodo físico, las acusaciones que pesaban y pesan sobre muchos sacerdotes pedófilos y pederastas que abusaron de muchísimos niños y niñas en varias partes del mundo. También es cierto que la propuesta de Meirelles no pretende ser cuestionadora de la Iglesia Católica Apostólica Romana, se centra más en lo que dijo en la entrevista antes mencionada, “historia de tolerancia, culpa y perdón”.

Netflix Insiste

Es oportuno señalar que una vez más Netflix se acerca a Hollywood. Los dos papas, asi como El irlandés e Historia de un matrimonio (las tres de Netflix) están nominadas a los Globos de Oro. Y, es muy probable que la Academia de Artes y Ciencias Cinematograficas de Hollywood las tenga en cuenta para los Oscar.

“Los dos papas” (The Two Papes) Reino Unido, Italia, Argentina, EE.UU. 2019. Dirección: Fernando Meirelles. Guión: Anthony McCarten. Fotografía: César Charlone. Montaje: Fernando Stutz. Música: Bryce Dessner. Elenco: Anthony Hopkins, Jonathan Pryce, Juan Minujin, Cristina Banegas, Sidney Cole, Luis Gnecco, Federico Torre, María Ucedo, Thomas D. Williams, Pablo Trinarchi. Duración: 126 minutos. Estrenada (Cinemateca) el 5 de diciembre de 2019. Se estrena en Netflix el 20 de diciembre de 2019.

Alberto Postiglioni (exclusiva para accu.uy, 12/12/2019)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *