«Los locos Addams» (Analía Filosi)

Esperaba mucho más de «Los Locos Addams» 

Las sinopsis me habían atrapado, sobre todo por la calidad de la animación y cómo se había conseguido trasladar a la pantalla grande las características de esta familia tan peculiar. Finalmente son todas esas cosas las que rescatan a la nueva película de Los Locos Addams, en lo que falla notoriamente es en el guión. El cuento de cómo es que Morticia y Homero llegan a vivir a la tenebrosa casa está muy bien, así como los gags o chistes cortos con humor de situación o sobre guiños que los seguidores de la serie de TV nacida en 1964 entenderán y disfrutarán. Pero a la hora de armar un hilo conductor mayor, que nos haga seguir la historia de principio a fin, la cosa se cae. Si bien está bueno el personaje de la conductora de un reality show que transforma casas o barrios, no logra transformarse en la gran amenaza que se supone que se le plantea a la permanencia de los Addams en ese lugar. Lo mejor de todo son las dudas de Merlina, que se aventura a vivir en el «allá afuera» y se da cuenta de que la discriminación no solo se limita a ella por ser rara o diferente. También existe con chicas de su edad supuestamente normales. Es en esa historia lateral donde se concentran los mensajes más interesantes, tanto para grandes como para chicos: bullying, aceptación del diferente, amistad, adolescencia e independencia. También se puede señalar como punto alto la música, tanto las versiones del tema que identifica a la serie como los otros a los que se echa mano y que Largo interpreta tan bien. Quizás se pueda decir que funciona como renacer de la serie, pensando en que pueden venir más películas a las que se les pondrá más atención en el guión. Esta sería como un repaso o puesta a punto para los que ya conocen a los personajes, y una presentación para el público nuevo. Si es así, se gana un «aprobado»; pero si nos quedamos solo con este film, la nota es «regular».

Analía Filosi (Columnas de Analía, 02/11/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *