«Noche diabólica» (Sergio Moreira)

Motel de mala muerte

Cinco chicos terminan en un lugar donde algo los persigue para matarlos; si no les doy opciones podría tratarse de un sinfín de pelis, ¿no? Esta es la base del nuevo estreno de terror que circula por nuestros cines, y veamos qué sacamos en claro. 

Esta es la nueva peli del director Dave Payne, de quien conocimos un par de pelis editadas directamente al mercado de video. Aquí se enfrenta al género del terror, aunque no sale muy bien parado. 

Y ¿quién corno es este tipo?

Nacido en Chicago, el pibe estudió guión en la Universidad de Iowa. Al parecer el que lo vio como un tipo muy interesante fue Roger Corman, quien lo adoptó como su nuevo alumno (de sobra son conocidos los alumnos anteriores de Corman; Coppola, Scorsese, Bogdanovich, Dante, Demme o Cameron). Después de realizar varias pelis decidió fundar The institution, junto a la productora y actriz Tina Ilman. El primer proyecto de The institution es Noche diabólica, de la que se puede decir que está bien producida. 

En su carrera lleva diez pelis dirigidas, entre las que se destacan Not like us (1995), donde un extraterrestre llega a un pueblito de los Estados Unidos; Alien Terminator (1996), donde cinco científicos se encuentran cinco millas por debajo de la superficie y sus problemas van en aumento; Alien avengers II (1998), una comedia de ciencia ficción producida por el gran Roger Corman y Los locos Addams: El reencuentro (Addams Family Reunion, 1998), una peli directa a video que se aprovecha del éxito de los dos filmes dirigidos por Barry Sonnenfeld. 

Hablemos del estreno entonces…

Por momentos previsible, Noche diabólica es un ejercicio de suspenso que va convirtiéndose en cine de horror. Bastante pretenciosa en su concepto (esto le juega en contra), la historia de los cinco chicos que se enfrentan a una situación aterradora, es un recurso muy usado en el género -recordemos Diabólico (The evil dead, 1981) o El loco de la motosierra (The Texas chain saw massacre, 1974), por ejemplo. 

Pero lo que falla aquí es que todo se toma muy en serio (salvo algunos chistes que tratan de descontracturar); la forma de contarse la historia es demasiado reverente, y tal parece que todos se palmeaban la espalda y se decían «qué buena está quedando, loco». 

La aparición de la muerte es un intento desesperante de abrir una nueva franquicia, con la intención de que sea un nuevo Jason, Myers, Freddy o Jigsaw – elijan el nombre que prefieran -. Con efectos que derivan del cine japonés, es inevitable no pensar en El círculo (Ringu, 1998) o Ju-On: El grito (Ju-on: The grudge, 2003) al ver los movimientos de la muerte y cuando se escucha el sonido en su aparición. 

También nos queda muy presente el film Identidad (Identity, 2003), todo esto – cuando no se hace deliberadamente – es un error que muestra por qué lado vienen las fallas de una película. Lo que en otros filmes es efectivo, cuando se utiliza a propósito para homenajear, aquí golpea al espectador; ya que se nota que no es intencional. 

Che, ¿pero está dando para ir?

Si bien los incondicionales del género irán a verla no estamos frente a una joya del horror. Quizás se inicie una nueva franquicia, pero es muy difícil que ésta – si existe – dure mucho. Noche diabólica es un intento de hacer cine serio de terror industrial y no se puede encarar un proyecto de esas características. O se hace cine serio de terror o se hace cine industrial, pero las dos no van de la mano. Así que si al ir de viajecito, se encuentran con un pueblo fantasma y un bolso lleno de drogas… ¿qué están esperando para olvidarse de los fantasmas?

«Noche diabólica» (Reeker, 2005) Dirección, guión y música: Dave Payne. Productores: Tina Illman, Amanda Klein, Dave Payne. Con Devon Gummersall (Jack), Derek Richardson (Nelson), Tina Illman (Gretchen), Scott Whyte (Trip), Arielle Kebbel (Cookie), Michael Ironside (Henry), Eric Mabius (Radford), David Hadinger (The Reeker). Compañía productora: Afraid of the Dark. Duración: 90′. Distribuye: Hoyts. 

Sergio Moreira (El Fantasticomm, Montevideo Portal, 01/12/2006)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *