«Terror a bordo» (Sergio Moreira)

Viboritas voladoras

Se estrenó en nuestras salas Terror a bordo, una de las pelis más esperadas de los últimos tiempos. Mucho se habló de ella por internet y, por fin, podemos comprobar si lo que se esperaba se cumple. 

La última peli de Samuel L. Jackson era muy esperada, sobre todo por los rumores que había sobre ella en la red. Según uno de ellos, Jackson habría dicho a los productores que, de cambiar el título de la película, no contarían con él para el papel. Ese es uno de tantos; también se dice que muchos fans sugirieron distintas muertes, que fueron usadas para la peli. Aquí les pasamos a contar de la última obra dirigida por David R. Ellis. 

Y ¿quién corno es este tipo?

David R. Ellis comenzó como actor en la peli El hombre más fuerte del mundo (The strongest man in the world, 1975) de Vincent McEveety, esta era una típica comedia de Disney que contaba con la actuación de Kurt Russell junto a Cesar Romero. 

Entre sus créditos como actor encontramos: La mujer maravilla (Wonder woman, 1976-1979), Rocky III (1982), Nightbeast (1982) y Furia ciega (Blind fury, 1989). También se desenvolvió como doble en muchísimas pelis; entre ellas: Adiós Bruce Lee (Game of death, 1978), Los usurpadores de cuerpos (Invasion of the body snatchers, 1978), Se acabó el mundo (S.O.B., 1981), Megaforce (1982), Invasión Junk (The beastmaster, 1982), Y ¿dónde está el piloto? 2 (Airplane II: The sequel, 1982), V: Invasión extraterrestre (V, 1983), Warlock: El brujo (Warlock, 1989), Viaje a las estrellas V (Star trek V: The final frontier, 1989), Misery: Entre la pasión y el peligro (Misery, 1990), Qué perra vida (Life stinks, 1991), Los locos Addams (The Addams family, 1991), Eternamente joven (Forever young, 1992) y El hombre sin rostro (The man without a face, 1993). 

También ejerció como director de segunda unidad en títulos como: Warlock: El brujo, Waterworld: Mundo acuático (Waterworld, 1995), Esfera (Sphere, 1998), El último soldado (Soldier, 1998), Alerta en lo profundo (Deep blue sea, 1999), Mi encuentro conmigo (The kid, 2000), Locos visitantes (Just visiting, 2001), Harry Potter y la piedra filosofal (Harry Potter and the sorcerer’s stone, 2001) y Matrix recargado (The matrix reloaded, 2003). En su carrera como director, ha realizado 3 filmes (sin contar el de las viboritas); estos son: Volviendo a casa 2 (Homeward bound II: Lost in San Francisco, 1996), Destino final 2 (Final destination 2, 2003) y Celular (Cellular, 2004). 

Hablemos del estreno entonces…

Terror a bordo es lo que su título original dice y no más que eso; es una peli que transcurre en un avión donde se sueltan serpientes, punto. No esperen más que una «no-brain» (las típicas pelis que se ven habiendo dejado previamente el cerebro en la entrada de la sala). El policía que personifica Samuel L. Jackson es el típico sabelotodo de los filmes de bajo presupuesto; de hecho ésta tiene todas las características de una película clase b. 

Las situaciones que van sucediendo son desopilantes, desde el inicio, donde el personaje malo es terriblemente cruel, pasando por la idea de colocar serpientes en celo (a las cuales se les roció un afrodisíaco), hasta el hecho de que una marca de videojuegos sea alabada como la gran salvadora. 

Pero lo que en cualquier película hubiera sido terrible, en ésta resulta gracioso y hasta uno ve más de lo que esperaba ver. Uno de los grandes triunfos está en la concepción de un guión que no se toma en serio, no pretende más de lo que da. Uno de los responsables de esto es el co-guionista Sebastián Gutierrez. 

Gutierrez tiene en su haber dos películas como director: El beso de Judas (Judas kiss, 1998) y La criatura (Mermaid chronicles part 1: She creature, 2001), como guionista ha escrito: En compañía del miedo (Ghotika, 2003) y está preparando el guión de la remake americana de El ojo (Gin gwai, 2002). 

Che, ¿pero está dando para ir?

Es ideal para ver en una barra de amigos o amigas; o mixta. Típica peli para ver con el bono liceal (si es que aún existe) y divertirse en la sala. Se vale reír a carcajadas y alentar (o alertar) a los personajes de la película, incluso hasta a las víboras. Si te creías que lo más peligroso de viajar en un avión era llevarte puesta una torre, acá ves que hay cosas aún peores. 

«Terror a bordo» (Snakes on a plane, 2006) de David R. Ellis. Guión: John Heffernan y Sebastián Gutiérrez, sobre una historia de David Dalessandro y John Heffernan. Con Samuel L. Jackson (Neville Flynn), Julianna Margulies (Claire Millar), Nathan Phillips (Sean Jones), Keenan Thompson (Troy McDaniel), Rachel Blanchard (Mercedes), Elsa Pataky (María). Compañía productora: New Line Cinema. Distribuye: Enec. Duración: 105′. 
Sergio Moreira (El Fantasticomm, Montevideo Portal, 24/11/2006)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *