«X-Men: La batalla final» (Sergio Moreira)

¡Fénix no baja!

Después de unas inmerecidas vacaciones, el Fantasticomm vuelve y con una de las tantas terceras partes de este año: la tan esperada ¿culminación? de la saga de los mutantes. Vean qué tenemos para comentar sobre semejante suceso. 

Si uno ve la lista de personajes que aparecen, creería que está ante la gran película de la saga. Pero no, lamentablemente, X-Men: La batalla final, es tan mala como el título que le pusieron. 

¿Pero cómo es todo el asunto? 

Stan Lee ha sido el creador estrella de superhéroes de los últimos cuarenta y cinco años. Dotándolos de cualidades que nos hacen identificarnos con ellos, nuestro viejo amigo Lee ha creado un sinfín de personajes. Comenzó en 1961 con Los 4 fantásticos, para seguir con otros de la talla de Hulk, Thor y Iron-Man. En 1963 se le ocurrió la idea de crear otro equipo de héroes; tras el éxito de Los 4 fantásticos y Los vengadores, decidió que debían llegar unos personajes totalmente nuevos. 

Luego de pensarlo bastante decidió que su nueva serie traería la historia de un grupo de mutantes; la historia se llamaría «The mutants». Al editor de esa época le pareció un título poco vendible y entonces se cambió para The X-Men (ya que tenían un poder eXtra). El dibujante sería nada menos que Jack «King» Kirby; uno de los mejores dibujantes del momento que ya había trabajado con todos los títulos mencionados de Marvel Comics. 

La historieta comenzó bastante mal, de hecho a partir del número 67 se comenzaron a repetir las aventuras ya editadas. Esto ocurrió durante un tiempo, hasta que con nuevas historias y con la intervención de Chris Claremont (entre otros) la serie fue mejorada y comenzó a vender nuevamente. Este poco éxito de la serie fue lo que hizo que recién en 1989 fuera realizado un dibujo animado para la televisión: Pryde of the X-Men de Ray Lee y con la voz de Stan Lee presentándola, aunque es recién en 1992 cuando da el salto definitivo con la serie animada Hombres X (X-Men, 1992-1997) de Larry Houston, una serie que hizo una buena readaptación de las historietas ya publicadas. 

A partir del éxito de esta serie es que se replantea adaptar más cosas sobre Marvel: siguieron con una serie de personajes adaptados a la pantalla chica (El hombre araña, Hulk, Los 4 fantásticos) y luego darían el gran salto al cine. El primer intento llegó con un personaje muy secundario, Blade, cazador de vampiros (Blade, 1998) y que sorpresivamente tuvo un gran éxito. Esto llevó a que los estudios apostaran por Marvel y en el año 2000 saliera la esperada película de X-Men. En ese mismo año se vería el dibujo animado X-Men: Evolución (X-Men: Evolution). El éxito de la peli fue el esperado y aún más, la elección de Bryan Singer había sido un éxito y la secuela -también dirigida por él- lo demostró. 

En X-Men se nos relataba la inclusión de Wolverine y Rogue al equipo conducido por el Profesor Xavier; allí los fans encontraríamos las apariciones de Sabretooth y Mystique junto a Magneto y las de Cíclope, Tormenta y Jean Grey junto al Profesor. También la peli tenía un montón de guiños para fans, desde las apariciones de Kitty Pryde, El hombre de hielo y Pyro a los chistes sobre la ropa de Wolverine en la historieta. 

En el 2003, Singer volvería con la secuela X-Men 2 (X2); con una buena continuación de lo visto en la uno, aparte de la aparición de Nightcrawler, Júbilo y Coloso en la saga, más la aparición de Hank «Bestia» McCoy. En esta segunda parte, todo comienza con el escape de Magneto de su cárcel de plástico y de la pérdida de Jean Grey (aunque se veía que era poseída por Fénix). Un excelente final – en el que se veía la sombra de este ser sobre el agua – auguraba que comenzaría la conocida «Saga de Phoenix». 

¿Qué es la Saga de Phoenix? Una historia que duró varios números, donde Jean Grey era poseída por una entidad extremadamente poderosa y que tenía el poder de destruir planetas. Este ser hacía las peores cosas usando el cuerpo de Jean, por lo tanto la única forma de destruirla parecía ser matar a la novia de Cíclope. ¡Qué buena película que se avecinaba!! 

Eh…! Moreira… ¡concentrate en la película que ibas a criticar!

Lo cierto es que X-Men: La batalla final decide obviar todos lo aparecido en las historietas y sólo se dedica a ser una peli de aventuras, con mutantes. Esto es obra de Brett Ratner, un director del montón que sólo hace pelis con la intención de venderlas; muestra de ello son sus anteriores trabajos: El dinero manda (Money talks, 1997), Una pareja explosiva (Rush hour, 1998), Hombre de familia (The family man, 2000), Rush hour 2 (2001), Dragón rojo (Red dragon, 2002) y Al caer la noche (After the sunset, 2004). 

La aparición de Ratner ocurrió cuando Bryan Singer se retiró del proyecto; esto sucedió porque el estudio no quería que filmara Superman returns (2006). Singer pensaba terminar su trilogía con esta tercera entrega de los hombres X y luego seguiría con el hombre de acero; la compañía Fox le dijo que si no desechaba la propuesta de Warner para realizar Superman, debería retirarse del proyecto y lamentablemente para los fans de X-Men Singer dio un paso al costado. 

Los temores de todos los fans surgieron cuando escucharon que Ratner dirigiría esta peli y, más aún, cuando descubrieron que el guionista David Hayter (quien le dio forma a las dos anteriores) no estaría aquí. Hayter realizó también el guión de El rey escorpión (The scorpion king, 2002) y ahora está trabajando en el guión de la esperada Watchmen, basada en la historieta de Alan Moore. 

Lo cierto es que con los cambios la trilogía de X-Men sufrió y mucho. Perdió la oportunidad de contar una saga memorable (la famosa saga de Phoenix), convirtiéndola en una simple historia de «Jean es buena y cuando se enoja es mala». Tiene la pérdida de tres personajes importantes (uno de ellos regresará en la cuarta, si se filma) y también encontró una supuesta cura para los mutantes.

En las historietas la cura mutante era una trampa para destruir a los Hombres X (trampa en la que cae Rogue), aquí es una realidad y eso es algo que cambia por completo lo visto en las anteriores. Las dos primeras hablaban sobre la tolerancia, sobre la coexistencia entre personas que son diferentes; de hecho – solapadamente – se hablaba de la homofobia. No era casual que las mutaciones comenzaran en la adolescencia y que los mutantes se sintieran distintos o discriminados. En el origen, Stan Lee hacía un canto contra el racismo en sus historietas; Singer le daría un tono más actual al hablar de otras formas de xenofobia. 

En ésta, se puede decir que el tono es netamente xenófobo y/o homofóbico, ya que las mutaciones son una enfermedad que puede curarse y, por otra parte, los intolerantes son un grupo de mutantes, ya no los humanos. También tiene una gran importancia el gobierno de Estados Unidos (demostrando que esta es una peli muy Hollywood), quien buscan «curar» y no lastimar. 

Las apariciones de personajes que muchos fans esperaban ver se limitan a pocos segundos y de forma intrascendente. Todo esto resulta en una película muy mediocre y que deja atrás lo que podía haber sido una gran historia para culminar la trilogía. 

Esta no fue la intención de Ratner (si es que tuvo alguna), ya que nos entrega una historia con mucha acción y algunas cuotas de humor, pero nada fiel a la historieta en la que se basa. 

¿Voy con la bolsita de pororó al cine?

Si vas al cine a verla, si, es una peli absolutamente pororera. Pero no es muy recomendable, salvo que quieras verla exclusivamente en pantalla grande. Si sos fanático de las historietas te va a enojar mucho, si no tenés ni idea de cómo vienen los personajes no creo que te moleste ni que notes las diferencias. ¡Ni justicia ni perdón, Brett Ratner al paredón! ¡Disparale, Cíclope o quien haya quedado vivo! 

«X-Men: La batalla final» (X-Men: The last stand, 2006) de Brett Ratner. Guión: Simon Kinberg y Zak Penn. Productores: Avi Arad, Lauren Shuler Donner, Ralph Winter. Productores ejecutivos: Kevin Feige, Stan Lee, John Palermo. Con Hugh Jackman (Wolverine), Halle Berry (Tormenta), Ian McKellen (Magneto), Famke Janssen (Phoenix), Anna Paquin (Rogue), Kelsey Grammer (Bestia), Rebecca Romijn (Mystique), James Marsden (Cíclope), Shawn Ashmore (El hombre de hielo), Aaron Stanford (Pyro), Vinnie Jones (Juggernaut), Patrick Stewart (Profesor Xavier), Ben Foster (Angel), Dania Ramirez (Callisto), Ellen Page (Kitty Pryde), Shohreh Aghdashloo (Dr. Kavita Rao), Daniel Cudmore (Coloso), Eric Dane (El hombre multiple), Kea Wong (Júbilo), Shauna Kain (Syrin), Stan Lee (hombre regando), Chris Claremont (hombre de la podadora de cesped), Mei Melançon (Psylocke), Lance Gibson (Spike), Olivia Williams (Dra. Moira MacTaggart), Bill Duke (Trask). Compañías productoras: Twentieth Century Fox, Marvel Enterprises. Duración: 104′. Distribuye: Hoyts. 
Xergio Moreira (El Fantasticomm, Montevideo Portal, 02/06/2006)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *