«Doom: La puerta del infierno» (Sergio Moreira)

Pasando de pantalla

Llega una nueva adaptación de un videojuego a las pantallas, en este caso del clásico Doom. Lo bueno de todo es que esta peli le hace honor al juego original.
El «Doom» fue uno de los videogames más jugados de los 90, llegando a generar varias secuelas y con una original propuesta: el estilo First Person Shooter. 

En 1992, un programador que quería ser reconocido y vivir de su afición (crear jueguitos para que el mundo los disfrutara), crea el juego Castle Wolfenstein. En dicho juego, te metías en la piel de un tipo que -en plena Segunda Guerra – entraba en un castillo nazi y matabas alemanes a gusto (de los amantes de la esvástica, obvio). 

El juego se convirtió en un pequeño éxito y su creador, John Carmack, fue finalmente reconocido como uno de los bochos de los juegos para PC (¡no, partido comunista no! ¡tampoco el partido colorado!, me refiero a Personal Computer, ¡animal!). 

Más conocido como Wolf 3D, fue el impulsor del estilo First Person Shooter (FPS o disparador en primera persona), llamado así porque uno ve a través de los ojos del personaje al dispararle a los enemigos. 

Al año siguiente, Carmack se une con John Romero (otro enfermito como él) y crean el Doom, un juego que tenía la misma base del
Castle Wolfenstein, aunque en este caso los nazis eran sustituidos por monstruos y el castillo por un laboratorio. 

Lo que hizo famoso al Doom, aparte del FPS fue el hecho de que se pudiera jugar en red (siendo uno de los primeros en causar sensación con esto) y que existía una versión shareware en la que cualquier jugador podía crear sus propios niveles de juego (conocidos como WADs). 

El juego consiste en un grupo de marines que reciben un llamado de auxilio del planeta Phobos, más precisamente de un laboratorio donde han desaparecido algunos científicos. Esa es la excusa perfecta para viajar y matar a cuanto monstruo del demonio hay suelto. 

Pero… ¿no estábamos hablando de una película?

En la peli se respeta fielmente al videojuego, y de hecho hay una secuencia en FPS que es la delicia de todo jugador. 

La premisa es la siguiente: un grupo de marines viaja en sus teleporters a un laboratorio donde se solicita su ayuda. Al llegar al planeta de donde son llamados, deben buscar el paradero de algunos científicos perdidos pero lo que encuentran es la muerte personificada en unos bichos feos y salvajes (obvio, no todos mueren y no te iba a quemar el final así, ¿no?) 

¿Pero cómo es todo el asunto?

Por momentos la peli se parece mucho a Aliens, el regreso (Aliens, 1986), pero es porque los creadores del videojuego original se basaron en ese film para realizarlo. 

En la base del Doom hay también rastros de juegos de rol, y es que uno de los diseñadores del juego (Sandy Petersen), fue el creador del juego de rol Call of Cthulhu

La peli es una joyita en el mundillo de las adaptaciones de videojuegos, porque seamos sinceros no existen buenas adaptaciones de estos (salvo, quizás, la divertida Mortal Kombat, 1995). 

En cuanto al elenco, está bien y los personajes, aunque no están muy desarrollados (salvo la pareja principal) son convincentes. El personaje encarnado por The Rock, es distinto a lo que venía realizando, ya que es un duro para nada encariñable. El dato anecdótico son los nombre de dos personajes: Dr. Carmack y Tim Willits (los dos son parte del equipo creador del juego). 

En cuanto a los efectos visuales, son una maravilla. Si bien tiene algún efecto digital (mínimo, por suerte), los monstruos están creados por el genio Stan Winston. Winston había creado recientemente los extraterrestres de Zathura (Zathura: A space adventure, 2005), pero es conocido por otras creaciones clásicas: El ente (The entity, 1981), El enigma de otro mundo (The thing, 1982), Martes 13, 3ª parte (Friday the 13th Part III, 1982), Manimal (serie del 83), Terminator (The Terminator, 1984), Aliens, el regreso, Depredador (Predator, 1987), El joven manos de tijera (Edward Scissorhands, 1990) y Constantine (2005), por sólo nombrar algunos. 

La música, básicamente industrial y pesada (salvo algunos momentos ambient), va creando el clima de videogame. El tema final, interpretado por la banda Nine inch nails y que forma parte de With teeth -su último disco -, es lo que esta película necesitaba para terminar bien arriba. 

Ir o no ir al cine… esa es la cuestión

¡Definitivamente, si! Esta es una peli para disfrutar en pantalla grande. Recomendada para ir con amigos y sentir que están jugándola mientras la ven. ¡Realmente uno siente que está jugando a la maquinita en pantalla grande! 

Si sos fanático del Doom, andá, y si vos no saliste de la TK90X, creo que vas a tardar un poquito en entrar en clima. 

Advertencia: ¡No se te ocurra ir a la boletería y pedir dos fichas para el Doom

«Doom: La puerta del infierno» (Doom, 2005) de Andrzej Bartkowiak. Guión de: David Callaham y Wesley Strick, basado en una historia de David Callaham. Con The Rock (Sarge), Karl Urban (John Grimm), Rosamund Pike (Samantha Grimm), Dexter Fletcher (Pinky), Doug Jones (Imp de Dr. Carmack/ Imp de Alcantarilla). Compañías productoras: John Wells Productions, Di Bonaventura Pictures, Doom Productions, Stillking Films, Babelsberg Film, Reaper Productions y Distant Planet Productions. Distribuye: RBS. Duración: 105′ 

Sergio Moreira (El Fantasticomm, Montevideo Portal, 24/03/2006)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *