«Terror en la niebla» (Sergio Moreira)

No te veo por la neblina

Llegó la primer remake del 2006 de un filme de horror, y esta vez se la agarraron con La niebla, un pequeño clásico de John Carpenter. Lo más extraño es que el director de la original produzca esta nueva versión.

Hacer nuevas versiones de viejas pelis de terror se está volviendo moneda corriente en el cine de hoy. Apuntadas a un público adolescente, el año pasado surgieron varias y ninguna que superara a su versión original. Podemos citar a La casa de cera (House of wax, 2005), La masacre de Texas (The Texas chainsaw massacre, 2003) y Horror en Amityville (The Amityville horror, 2005), como ejemplos. 

En este caso se reversiona a La niebla (The fog, 1980), una subvalorada obra de John Carpenter.

¿De que viene todo?
La niebla
es una peli de John Carpenter, hecha con poco presupuesto y que no dejó conforme, en un primer momento, a su director.
Carpenter venía de hacer Noche de brujas (Halloween, 1978); un clásico del horror, que fuera el puntapié inicial del género slasher (asesinos múltiples con un cuchillo pegado a la mano).

John Carpenter se encuentra junto a George Romero, Tobe Hooper, Roger Corman, Sam Raimi, David Cronenberg, Peter Jackson y Brian Yuzna; en el podio de los grandes directores dedicados y nacidos en el género del horror. Nombrar algunas de sus películas es ir nombrando recordables obras del género; a las ya mencionadas podemos agregar El enigma de otro mundo (The thing, 1982), Christine (1983), Príncipe de las tinieblas (Prince of darkness, 1987), ¡Sobreviven! (They live!, 1988), En la boca del miedo (In the mouth of madness, 1995) y Vampiros (Vampires, 1998). 

La niebla es una película realizada con bajo presupuesto, pero con un interesante guión.
Todo sucede en el pequeño pueblo de Antonio Bay, donde se festejan los 100 años de su nacimiento. Desde una radio situada en el faro del lugar, una mujer comenta sobre el festejo mientras pasa suaves melodías de jazz (para amenizar una buena noche). 

Una chica que hace dedo a medianoche es levantada (en todo sentido), por un veterano en una camioneta, cuando los vidrios de esta estallan deciden ir a la casa de él a calmar los nervios (jeje, que sutileza). En otro lugar un cura descubre un viejo diario, escrito por su abuelo, en el que se cuenta que el pueblo nació gracias a que robaron y mataron a los tripulantes de un barco. Pero esa noche, después de las doce (a la hora de las brujas), los condenados a muerte volverán por su oro robado.

Cuando un banco de niebla se acerque a Antonio Bay, los muertos calmarán su sed de venganza con seis muertes, solo seis descendientes de los responsables de su crimen.

¿Perdón, no estabamos hablando de una película?

En la nueva versión, el tono es distinto. El director Wainwright no logra mantener el suspenso, aunque lo intenta. 

La niebla cobra vidas, punto. Lo que se explica sutilmente en la versión de Carpenter, aquí se describe detalladamente y para que al espectador no le queden dudas, se aclara que los personajes principales son descendientes de los fundadores ¡varias veces!
La selección de los actores define claramente a quien va apuntada esta película, ya que ninguno de los protagonistas principales supera los 30 años. A diferencia de la original, que apostaba a un espectador amante del género; aquí está realizada para un público adolescente.

A diferencia de la película del 80, aquí no son seis los destinatarios del castigo de los muertos, sino que será todo el pueblo; esto deja la puerta abierta a posibles secuelas.
Desde la elección de la banda sonora (una suerte de catálogo post-punk, a cargo del genial Graeme Revell), hasta la elección de los actores y los detalles de la historia; estamos ante una película meramente comercial. Es más, diría que estamos ante un producto generador de merchandising.

¿Entonces, vamos al cine o… ?
Como siempre digo una peli de terror se disfruta más en el cine que en un televisor. Pero si sólo tenés plata para una película, no la inviertas en esta. Terror en la niebla es una más de terror adolescente. Si ves que una niebla crece a tu alrededor, no te asustes, debes estar en un recital de La Vela.

«Terror en la niebla» (The fog, 2005) de Rupert Wainwright. Guión: Cooper Layne, basado en el guión escrito por John Carpenter y Debra Hill. Productores: John Carpenter, David Foster, Grace Gilroy y Debra Hill. Música: Graeme Revell. Fotografía: Nathan Hope. Con Tom Welling (Nick Castle), Maggie Grace (Elizabeth Williams), Selma Blair (Stevie Wayne), DeRay Davis (Spooner), Adrian Hough (Padre Robert Malone), Rade Serbedzija (Capitán Blake). Compañía productora: Revolution Studios, Debra Hill Productions, David Foster Productions. Duración: 100′. Distribuye: Movie.
Sergio Moreira (El Fantasticomm, Montevideo Portal, 17/03/2006)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *