“It: Capítulo dos” (Alberto Postiglioni)

Segundas partes…

En el año 2017 el director argentino Andrés Muschietti llevaba al cine la novela de Stephen King It (Eso) publicada en 1986. Ahora llega la segunda parte de este relato de terror.

Recordando para ubicarnos

Es oportuno hacer un repaso de los acontecimientos, como una ayuda memoria. En la primera parte, se informa de los acontecimientos que les afecta a los protagonistas cuando son adolescentes en el pequeño poblado Derry (lugar inventado por King), ubicado en el estado de Maine al noreste de los Estados Unidos. Estos jovencitos, seis varones y una muchacha, de alguna manera como pueden enfrentan sus miedos personificados por Pennywise un payaso malvado que, con sus globos rojos y su cara bonachona, seduce a sus victimas. Esa criatura maléfica los lleva a las profundidades de las cloacas, que podrían ser sus propias intimidades descubiertas y expuestas a las que Pennywise quiere vulnerar por separado, uno a uno.

Tanto King en la novela como Muschietti en la película, quieren resaltar la eficacia de la unión de los muchachos y muchacha frente a un enemigo común, cuando enfrentan y vencen al payaso. La “hermandad de los perdedores” (como se llaman ellos mismos) quedaba sellada en la novela con la relación sexual de la muchacha con cada uno de los chicos: una comunión corporal que vigoriza y fortalece la amistad. La película no se atrevía a mostrar esas relaciones y las resolvía con un corte en la mano y la unión de la sangre de cada uno de ellos estrechando las palmas.

27 años después, todo está como entonces

En esta segunda parte han pasado 27 años. Los adolescentes son adultos ocupados en sus distintas actividades. Pero el único que no se alejó del lugar es Mike, que convoca a sus amigos cuando Pennywise vuelve a amenazar la tranquilidad del lugar. Y…tal lo prometido si el payaso-monstruo retorna, ellos también como antes lo atacarán.

Este es el planteo argumental al cual los guionistas Gary Dauberman y Jeffrey Jurgensen convierten en esta segunda parte.

Sin las sorpresas del primer film Andrés Muschietti repite sin muchas novedades los acontecimientos. Claro, con otros actores (adultos). Pero sin olvidar a los adolescentes. Tanto asi que recurre una y otra vez, por medio de flashback, a los actores adolescentes. Todo queda como algo ya visto, usado hasta el hartazgo de hechos repetidos.

Con los clisés habituales del género de terror (oscuridades, gritos, sangre, seres espeluznantes) con algunas escenas que llegan a la truculencia. Además se hace uso y abuso de golpes bajos, dos ejemplos, entre otros: la secuencia donde una niña con toda su inocencia se aparta de su madre en un partido de beisbol y camina por de bajo de las gradas y es atrapada por Pennywise. Segundo, otro niño es masacrado en un laberinto de espejos. Este pretendido efecto terrorifico, poner niños en situaciones peligrosas, queda como algo gratuito buscando, solamente, sorprender e impactar al espectador.

Las diferencias ingratas

El 14 de septiembre de 2017 se estrenaba en Montevideo, It. Esa primera parte reunia una cantidad de aciertos, entre los más destacados: siendo una película de terror se alejaba del género, por lo menos sin las exageraciones repetidas. La metáfora se presentaba como una herramienta válida, el miedo de los chicos estaba representado como monstruos que debían superar. La amistad unía a seres desvalidos, marginados por la sociedad y los hacía fuertes.

Nada de ello hay en está segunda parte. Los muchachos y muchacha de ayer, ya no son los mismos. Esa diferencia que el tiempo da, con cada uno en su particular vida (si se quiere con algo de egoismo), el capítulo dos no lo puede representar adecuadamente. El guión y dirección no aciertan en los probables peligros (reales o imaginarios) que pueden afectar a los adultos y recurren una vez más a los miedos de la infancia, por eso queda como un desfasaje: gente mayor comportándose como adolescentes. El resultado es un despropósito de situaciones de 169 minutos de duración.

Empero, en medio de tanta mediocridad hay momentos (claro, muy breves) rescatables como guiños risueños; una, que puede ser mejor entendida por el público rioplatense, uno de los personajes entra en un negocio de venta de objetos usados para comprar una bicicleta que él usaba en su niñez, lo atiende el dueño (el propio Stephen King) que, increiblemente, está tomando mate. Dos, en otra secuencia está para cinéfilos, se ve al director Peter Bogdanovich. (La última película, Luna de papel, ¿Qué pasa doctor?, Terapia en Broadway…entre otras)

It: Capitulo 2” (It, chapter two) EE.UU.- Cánada 2019. Dirección: Andrés Muschietti. Guión: Gary Dauberman, Jeffrey Jurgensen. Fotografía: Checco Varese. Montaje: Jason Ballantine. Música: Benjamin Wallfisch. Elenco: James McAvoy, Jessica Chastain, Jay Ryan, Bill Hader, Isaiah Mustafa, James Ransone, Andy Bean, Bill Skargard. Estrenada el 5 de septiembre de 2019.

Alberto Postiglioni (Exclusiva para accu.uy, 19/09/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *