«Harry Potter y el cáliz de fuego» (Sergio Moreira)

Cuando Harry conoció a Voldemort

¡Pottermaníacos del mundo uníos! Ha llegado a Uruguay la última peli del chiquilín de las gafas y la cicatriz. Veamos qué ha sucedido con este esperado estreno.

Un elenco excepcional reunido para esta espectacular saga, que ya ha batido récords en todo el mundo. Proveniente de una serie de novelas inglesas, el mago y sus amigos vuelven por más. 

¡Papá… contame cómo era la historia!

Cuando se estrenó Harry Potter y la piedra filosofal (Harry Potter and the philosopher´s stone, 2001), el personaje ya era famoso en su Inglaterra natal.

El personaje había sido creado para unas novelas por la autora Joanne Kathleen Rowling, que a pedido del editor se hizo conocer como J. K. Rowling porque, según él, una escritora no sería atractiva para los niños. 

Al parecer a Rowling se le vino la idea de Harry y sus amigos en un tren y según se dice escribió las primeras páginas de su obra en varias servilletas. Si bien las primeras editoriales a las que fue la rebotaron (y ahora se deben estar queriendo cortar las varitas mágicas), ella siguió creyendo en su proyecto y pudo conseguir quien se lo editara. El libro atrajo a los niños y llevó a que Rowling sea una de las personas más ricas del mundo (y pensar que antes no tenía ni para comprar una libretita de apuntes).

En 1997 se publica Harry Potter y la piedra filosofal y allí está todo el origen de la historia del niño mago. Acá conocemos la historia de Harry, quien vive con sus tíos, ya que perdió a sus padres en un supuesto accidente. Con el transcurso de la lectura, descubrimos que Harry es un mago y que el origen de su cicatriz tiene que ver con la pérdida de sus padres. Aquí Harry (como los lectores) descubre el Colegio Hogwarts de magia y hechicería, conoce a sus eternos amigos Ron y Hermione. También se nos presenta a los maestros y al bonachón de Hagrid, un urso enorme que es tan dulce como el dulce de leche (aaaaaaaaaaah, qué ternurita).

Harry descubre no sólo que es mago, sino que es uno de los mejores atrapadores del Quidditch (un deporte de magos). En la historia, Lord Voldemort (quien había hecho boleta a los padres de Harry y le rayó la sabiola literalmente) quiere obtener la piedra filosofal para poder volver a la vida y es Harry quien se encargará de que esto no suceda.

Al año siguiente de su exitazo, publica Harry Potter y la cámara secreta y también funciona muy bien: aquí se cuenta sobre el regreso de Voldemort. Harry recibe un elfo en su casa que le dice que la Escuela está en grave peligro, es ahí que Potter y sus inseparables amigos van al rescate. Un año más y es el turno de Harry Potter y el prisionero de Azkaban. Aquí Harry ya tiene 13 años y espera el tercer año de la escuela. Nuestro héroe está más rebelde (propio de la edad) y sus tíos saben lo que puede llegar a hacer este niño. De la prisión de Azkaban se escapa un asesino en serie que fuera cómplice de Voldemort, su nombre es Sirius Black. También se hacen presentes los dementores (unos seres que borran los buenos recuerdos de la mente de los magos y hasta su felicidad). En este libro se cuenta más de la historia de los padres de Harry y las novelas comienzan a hacerse más oscuras.

Y llegó el turno del cuarto libro… era el año 2000 y salía Harry Potter y el cáliz de fuego, el libro más largo de la saga. También es considerado por muchos de sus lectores como el mejor de todos. 

Che Chita, ¿no te fuiste un poco por las ramas?

En la peli de Harry Potter y el cáliz de fuego se cuenta en cerca de tres horas una de las historias más oscuras de la serie de libros. El lugar del director esta vez lo ocupa el británico Mike Newell (por fin un director inglés para esta saga) y tiene un cuidado de la fotografía muy bueno. Quizás sea la mejor dirigida de las cuatro (junto con la primera película), y el hecho de que el personaje vaya creciendo junto a sus espectadores es algo muy bueno (mérito de la escritora original). 

El director Newell ha realizado grandes filmes desde su primer peli en 1964; entre sus obras encontramos: El hombre de la máscara de hierro (The man in the iron mask, 1976), El despertar (The awakening, 1980), Bailar con un extraño (Dance with a stranger, 1984), Cuatro bodas y un funeral (Four wedding and a funeral, 1994), Brasco (Donnie Brasco, 1997) y La sonrisa de Mona Lisa (Mona Lisa smile, 2003).

Las actuaciones muestran el crecimiento, sobre todo, de Rupert Grint y Emma Watson (no tanto el de Daniel Radcliffe, quien actúa como de memoria). Pero es en su gran elenco de secundarios en lo que se fortalece la historia; la aparición de Ralph Fiennes como Lord Voldemort ya vale toda la peli, así como el regreso (tapado por efectos visuales) de Gary Oldman y las pequeñas participaciones de Alan Rickman como Severus Snape y de Jason Isaacs como Lucius Malfoy.

Tonce vamo al cine, ¿no?
Si sos un gran fanático o fanática de Potter no podés perdértela, aunque es cierto que te va a parecer que le faltan muchas partes del libro. Pero chicos, seamos coherentes, si sacaron algunas partes y dura cerca de tres horas, ¡cuánto duraría con todo el libro!

Para aquellos que nunca leyeron este libro, mejor aún, porque no van a sentir la falta en lo más mínimo.

Realmente es recomendable para todos aquellos que gusten de estos personajes y las pelis anteriores, no así para aquellos que busquen otro tipo de cine británico. Esta es una película para divertirse, pasar un buen momento y está apuntada a un público adolescente, con todas las cosas por las que se pasan en esta etapa de la vida.

¡Nene, no te rayés la frente que por más que lo intentes no te pareces a Harry! 

«Harry Potter y el cáliz de fuego» (Harry Potter and the goblet of fire, 2005) de Mike Newell. Guión: Steve Kloves, basado en la novela de J. K. Rowling. Con Daniel Radcliffe (Harry Potter), Emma Watson (Hermione Granger), Rupert Grint (Ron Weasley), Tom Felton (Draco Malfoy), Robert Pattinson (Cedric Diggory), Stanislav Ianevski (Victor Krum), Katie Leung (Cho Chang), Clémence Poésy (Fleur Delacour), Michael Gambon (Albus Dumbledore), Maggie Smith (Minerva McGonagall), Robbie Coltrane (Rubeus Hagrid), Alan Rickman (Severus Snape), Warwick Davis (Filius Flitwick), Jason Isaacs (Lucius Malfoy), Miranda Richardson (Rita Skeeter), Gary Oldman (Sirius Black), Timothy Spall (Colagusano), David Tennant (Barty Crouch Junior), Ralph Fiennes (Lord Voldemort). Duración: 157′. Distribuye: Dispel. 

Sergio Moreira (El Fantasticomm, Montevideo Portal, 02/12/2005)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *