«A Dios Momo» (Sergio Moreira)

¡Adiós carnaval!

El Dios Momo llegó a las carteleras montevideanas. De la mano del director Leonardo Ricagni llega esta incursión al Carnaval del Uruguay.

La nueva peli de Ricagni apela al sentir carnavalero de todo uruguayo, y también pretende ser un muestrario de nuestra máxima fiesta. Un elenco multiestelar encabeza esta peli que no llega a plasmar por completo el espíritu del carnaval. 

¡Papá… contame como era la historia! 

El Carnaval uruguayo se caracteriza por ser el más largo del mundo, ya que no todos los carnavales duran un mes. 

El origen de estas fiestas podría encontrarse en la cultura romana. La palabra proviene del latin carne vale que significa adiós a la carne , esto es por la tradicional cuaresma de la religión católica. La frase adiós a la carne es porque en la cuaresma existe una abstinencia de carne y sexo, autoimpuesta por los fieles seguidores de esta religión. El carnaval sería la despedida de estos placeres para poder pasar 40 días sin ellos. 

Otras personas encuentran el origen de la palabra en la frase carrus navalis , que significa carro naval . En las fiestas de primavera de Grecia se paseaba un barco con ruedas (el ya mencionado carro naval); sobre este varias personas bailaban y cantaban canciones satíricas. 

Este era el antecedente de los carros alegóricos, que alguna vez adornaron nuestros desfiles de carnaval.

Si tu pregunta viene más por el lado de quien era Momo, también te podemos responder: Momo es un dios de la mitología griega, hijo de Caos y Nyx (la noche); sus hermanos fueron Eride (la discordia), Moro (el destino), Tanatos (la muerte) y Apate (el engaño). 

Su carácter irónico y burlón lo llevó a ser juez de una disputa entre Hefestos (dios del fuego), Hades (dios de los infiernos) y Atenea (diosa de la inteligencia y la guerra). Momo tenía que decidir cual de las creaciones de estos tres, simbolizaba la perfección. 

Hefestos había creado un hombre, Hades un toro y Atenea una casa. Momo contestó que al hombre le faltaba una ventana en el costado izquierdo, para que tuviera un acceso inmediato al corazón (en caso de urgencias), también dijo que el toro debía tener un solo cuerno en el centro para tener mejor chance cuando diera sus cornadas y la casa carecía de movilidad; eso era malo en caso de la llegada de un vecino indeseable, en caso de guerra o ante cualquier plaga; había que encontrar la forma de que esa casa huyera en estas situaciones. Momo es el símbolo de la crítica jocosa, la burla inteligente y el sarcasmo. 

En Uruguay, el Carnaval nace en 1760 con un edicto que regulaba a la fiesta al Dios Momo y prohibía el uso de armas de fuego y disfrazarse de policía en dicho festejo. Las expresiones más antiguas del carnaval yorugua son el candombe y las murgas. Si bien en 1876 aparece la primer comparsa (Raza Africana), es en 1956 que se oficializa el Desfile de llamadas en los tradicionales barrios Sur y Palermo. 

La primera murga aparece en 1908 (La Gaditana que se va) en la Compañía de Zarzuelas de Diego Muñoz. 

Che Chita, ¿no te fuiste un poco por las ramas? 

En A Dios Momo se cuenta la historia de Obdulio, un niño analfabeto que se dedica a la venta de diarios; podríamos ver aquí un guiño a El grito del canilla (el comercial con el que se hace famoso Leo Ricagni). Obdulio sueña con jugar en la selección y del carnaval conoce solo las comparsas; las murgas le parecen una olla de grillos hasta que el Dios Momo se le aparece y le hace cambiar de idea. 

Si bien no se dice abiertamente que el personaje del pitu Lombardo es el Dios Momo; se sugiere bastante. Lombardo es un platillero que aparece de la nada y que mágicamente lo lleva al descubrimiento del Carnaval, bajo esa descripción no pareciera que fuera otro. 

Durante las dos horas que dura la peli, podemos escuchar varias presentaciones o despedidas clásicas del carnaval; muchas de ellas nos harán cantar mientras estemos en el cine. 

El problema es que se apostó mucho al sentimiento que pueda brindar el carnaval, pero no se apostó casi nada en el guión. Las fallas en este campo son notorias, y eso unido a la mala fotografía (digital estirada a cine), que se ve muy oscura y granulada; no le hacen nada bien a la peli. 

Las apariciones de las viejas estrellas del carnaval (Canario Luna, Pepe Veneno, Jorge Esmoris), unidas a las actuales (Pitufo Lombardo, Marcel Keoroglian, Pinocho Routin) son un buen atractivo para el público carnavalero. 

Entre el elenco se destaca Marcel Keoroglian como el diariero, demostrando que si sigue en el cine se convertirá en uno de los mejores actores del cine uruguayo (junto a Daniel Hendler, Roberto Suarez, Eduardo Migliónico, Jorge Temponi, Alfonso Tort y Walter Reyno). 

Tonce vamo al cine, no? 

Si sos de los que te gusta el Carnaval y vas hasta a los ensayos, entonces tirate, posiblemente te guste. Si no sos muy carnavalero y sos de conocer las murgas solo cuando estas con unos cuantos tragos encima (con la típica hoy, hoy, hoy… hic… hoyyyyyyy ), no te la recomiendo. Solo para amantes de lo nuestro, para Gorzy y para amantes incondicionales del carnaval. 

A Dios Momo (2005) de Leonardo Ricagni. Guión: Leonardo Ricagni. Con Mathias Acuña (Obdulio), Marcos Da Costa (Rusito), Jorge Esmoris, Washington Canario Luna, Marcel Keoroglian, Edu Pitufo Lombardo, Lidia Chipas, Pablo Pinocho Routin, José Pepe Veneno Alanis, Carlos Prado, Tina Ferreira. Duración: 108′. Distribuye. Mojo Films. 

Sergio Moreira (El Fantasticomm, Montevideo Portal, 26/11/2005)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *