“Había una vez en… Hollywood” (Álvaro Sanjurjo Toucon)

Érase un mamarracho enorme.

Gusto por el cine. En 1992, con Perros de la calle, Quentin Tarantino marca su gusto por el cine de la violencia, dando lugar a una filmografía que tendrá a ésta como elemento dramático plenamente justificado. El siguiente paso de Tarantino fue Tiempos violentos (1994) que al decir de Roger Ebert, al igual que El ciudadano, está construida de una manera no lineal, (y) podrías verla una docena de veces y no ser capaz de recordar lo que viene después”.

La filmografía de Tarantino que sigue: A prueba de muerte (Death Proof, 2007) un episodio de Grindhouse, Cuatro habitaciones, Triple traición, los dos Kill Bill, Bastardos sin gloria, Django sin cadenas, Los 8 más odiados, etc. así como buena parte de sus diversas formas de decir presente en films ajenos, ya sea como guionista o intérprete, exhiben un signo “retro Hollywood”. Los diversos géneros abordados van compendiando todo un pasado hollywoodiano, el que parece decir presente, en forma puntual, en esta esperada Había una vez en… Hollywood, “revival” de los años ‘60.

Podría decirse que es un torpe título que lleva a confundirle con las antologías de la serie Érase una vez en Hollywood, lo cual indudablemente es deliberado, porque aquí Tarantino juega con las antologías referidas de modo absolutamente libre. Los actores y films de los años 60, dicen presente ya sea en afiches, en meras citas o en la presencia sugerida por algunos intérpretes.

James Dean, los actores refugiados en la pantalla chica, los géneros agotados como el western, las presencias inquietantes como ese Roman Polanski y Sharon Tate asesinados por el Clan Manson en la vida real y en la ficción de la pantalla, emergen en el film de Tarantino con estructuras narrativas libres: sueños que reproducen una realidad al tiempo que la distorsionan.

Un Leonardo DiCaprio personaje, busca mantener el éxito alcanzado en la industria del cine , cuando ya su rostro carilindo va mostrando implacables signos de adiposidades varias, jugando en los tres planos surcados por el film. La idea es fantástica. Tenemos un film que muestra como es el cine por dentro, el film que constituye ese cine por dentro, y finalmente en una tercera esfera concéntrica el film que hizo Tarantino. Las múltiples re-presentaciones de un universo cinematográfico real se fragmentan y unen entre si dando paso a otro(s) film(s): policial-drama-comedia-westerns- spaghetti western-gore, etc. etc.

Los actores se parodian a sí mismos, a su cine previo, o bien se apropian de identidades reales o de la ficción que vemos en la(s) pantalla(s) en un ácido fresco de seres arrojados en la mediocridad del trabajo en los “sets”, idealizados por el público que los consume.

Tarantino tiene un precedente de ese experimento cinematográfico en la original propuesta que Eduardo D’Angelo entregara con su ambiciosa El tren de los sueños (Uruguay 1997). Empero aquel espíritu “naif” del comediante uruguayo lograba agilizar el asunto cuya mecánica era revelada a poco de comenzar. Tarantino nos deja un borrador en el que incluso se hace dificultoso detectar su propósito.

La “línea argumental” es casi inexistente, el agolpamiento de fragmentos deja un cine agotador, lento, en tanto el humor y el drama son forzados, con escasos momentos de efectividad en las casi tres horas de confusa película.

Tarantino ha visto muchísimo cine norteamericano, su trayectoria nos había permitido, hasta ahora, detectar la manipulación creativa del mismo, hoy se asemeja a un aficionado desconocedor de cuanto requiere un film. En primer lugar y mediante cualquier género, despertar un mínimo de interés del público.

¿Quo vadis, Quentin Tarantino?

Había una vez en… Hollywood” (Once Upon a Time … in Hollywood). Reino Unido / EE.UU. / China 2019. Dir. y guión: Quentin Tarantino. Con: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Dakota Fanning, Bruce Dern, Al Pacino, Ramón Franco, Raúl Cardona, Brenda Vaccaro.

Álvaro Sanjurjo Toucon (Exclusiva para accu.uy, 05/08/2019)

Un comentario sobre ““Había una vez en… Hollywood” (Álvaro Sanjurjo Toucon)”

Los comentarios están cerrados.