“Dobles vidas” (Alberto Postiglioni)

Libros, cambios y otros asuntos

Dos líneas del argumento corren paralelas: La preocupación por la permanencia, o no, del libro y las relaciones de mujeres y hombres.

El libro tal cual lo conocemos. Es decir, impreso en papel. Resistirá, hasta cuando, el avance del formato digital. El lector gradualmente se acostumbrará a leer novelas, cuentos, ensayos, poemas y otras propuestas en computadoras, tablets o celulares y abandonará el tradicional libro.

Todas esas interrogantes el director y guionista francés Olivier Assayas las pone en Dobles vidas por medio de cinco personajes: Alain (Guillaume Cantet) un editor de libros, su esposa Selena (Juliette Binoche) actriz, Leonard (Vincent Macaigne) un escritor, su esposa Valerie (Nora Manzawi) asesora política y Laure (Christa Theret) amante y colabodora del editor.

En los primeros minutos los personajes en distintas situaciones y ambientes discuten el futuro del libro, los pro y los contra se oyen en diálogos cargados de ironía y con cierto humor. Claro, como es una película francesa y de Olivier Assayas (Los destinos sentimentales, Irma Vep, Demonlover, El otro lado del éxito) contiene toques intelectuales, que pueden resultar hasta pedantes.

Las relaciones personales, los cambios

No es todo, poco a poco se introducen las relaciones personales, que tienen que ver también con cambios. Descubriendo intimidades donde el adulterio está presente, como una manera de evadirse de realidades, más que resultados de pasiones.

Assayas pone a prueba a sus personajes que pertenecen a una clase social sofisticada con gustos burgueses y teorias progresistas. Deja claro que su ficción no es el reflejo de la sociedad, sino de un sector vulnerable a cambios que los condicionan y de cierta manera los afecta. Pone los temas en la opinión de una parte (editores, escritores, intelectuales) deja afuera al lector común, o sea al consumidor la otra parte importante del asunto tratado.

El pasado, la cinefilia, la comedia, el drama

Con tono de comedia, empero dejando entrever por momentos, el drama (los engaños, las mentiras) que quizás inconcientemente viven esos seres envueltos en burbujas que los aleja del mundo real. No es casual la profesión de cada uno de ellos: editor, actriz, escritor. Todos tienen que ver con la ficción. Si claro, está la esposa del escritor pero es posiblemente la única que no encaja en ese ambiente, se nota en las reuniones donde participan todos, incluidos algunos invitados esnobs, ella se ve distante pendiente de sus “asuntos”.

Olivier Assayas no disimula su pasado de crítico de cine en Cahier du Cinéma, su cinefilia (se menciona a Star Wars y al director austríaco Michael Haneke unidos por un episodio erótico, entre otros) ni a sus ilustres colegas mayores de la misma revista y oficio (Rohmer, Godard, particularmente). Por eso se acerca más a la estética de los filmes franceses incluida la “Nouvelle vague”, que a Woody Allen como se ha dicho.

Por eso también será más disfrutable por espectadores con algunos años y mucho cine. Y…por supuesto la reflexión final, para todos, sobre los medios de comunicación, las redes, la tecnología, los cambios, las relaciones conyugales y de las otras.

Dobles vidas” (Doubles vies) Francia 2018. Dirección: Olivier Assayas. Guión: Olivier Assayas. Fotografía: Yorick Le Saux. Montaje: Simon Jacquet. Elenco: Juliette Binoche, Guilaume Canet, Olivia Ross, Christa Théret, Antoine Reinartz, Pascal Greggory, Violaine Gillibert, Vincent Macaigne, Nora Hamzawi. Duración: 107 minutos. Estrenada el 18 de julio de 2019.

Alberto Postiglioni (Exclusivo para accu.uy, 09/08/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *