«La vida secreta de tus mascotas 2» (Analía Filosi)

Si en Toy Story son los juguetes los que velan por la vida de los humanos, en La vida secreta de tus mascotas esa responsabilidad les corresponde a los perros, gatos, conejos, hámsters y pájaros que ofician de mascotas. La historia es contada desde sus puntos de vista, mostrando cómo intentan  comprender ese mundo tan extraño de los humanos. En este caso, vemos lo que sucede cuando un nuevo integrante llega a la casa, que es lo que ocurre en la familia de Max pues su dueña ha encontrado pareja y ahora espera un bebé. Junto al perro Duke, su “pesadilla” en la primera película, deberán acostumbrarse al recién llegado y cuidarlo (más que su propios padres). Además, estos perros de apartamento conocerán lo que es la vida en el campo, de la mano de un ovejero que no ha sido criado con tanta “delicadeza”. Esa es una de las historias, pero la película también desarrolla otra que tiene que ver con el rescate de un tigre blanco de las manos de un malvado dueño de un circo. Allí el (super)héroe será el conejo Snowball. Si bien estos dos relatos son el hilo conductor de la película, uno de sus mayores atractivos –sobre todo para los adultos- radica en la cantidad de chistes y gags referidos a los animales domésticos y sus características. Desde la devoción y la dependencia casi total de los canes con sus dueños, hasta la indiferencia e independencia que experimentan los gatos, todo en un mundo en el que los seres humanos están en un segundo plano y sirven para poco. Una película ideal para las vacaciones porque se puede ver en familia, y ser disfrutable a todos los niveles y todas las edades. Seguramente haya una tercera parte porque, al igual que con los juguetes de Toy Story, es un universo con mucho para explotar.   

Analía Filosi (Sábado Show, 06/07/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *