«Rocketman» (Analía Filosi)

“No es un artículo de Wikipedia”, dijo Taron Egerton en una de las tantas presentaciones del film. Tanto el actor como el director, Dexter Fletcher, han dejado en claro que la biopic de Elton John no es un relato tradicional. No lo es ni en la forma de contar ni en la información que se maneja, hay muchas licencias creativas. Por ejemplo, hay canciones que aparecen antes de su fecha de creación, pero son funcionales a lo que el realizador ha querido presentar: una historia plagada de imaginación, fantasía, colorido y mucha música. La síntesis de lo que representa el personaje de Elton John, creado por el tímido Reggie Dwight –verdadero nombre del artista- para dar rienda suelta a todo su universo creativo y también su sexualidad. La historia comienza con Elton internándose en una clínica y confesando todas sus adicciones: alcohol, drogas, sexo, compras. A partir de allí es el artista que funciona como relator de la historia, yendo atrás en el tiempo para contar su niñez, su vínculo con el piano, su primera banda, su amistad con el letrista Bernie Taupin, su romance con el representante John Reid y su relación con su familia (madre, padre, abuela). La actuación de Egerton es magistral, con el plus de que canta todas las canciones. La película deja fuera los últimos 28 años, años en los que Elton se ha mantenido limpio de drogas, ha hecho mucha beneficencia y se ha casado con su actual marido, todo lo cual se reseña al final acompañado de fotos que muestran que hay muchas escenas calcadas de la realidad (sobre todo en vestuario). Son los años de excesos y ascenso a la fama los que están en pantalla a la manera de un musical, por momentos frenético, que consigue transmitir lo que el artista fue y, en cierta forma, sigue siendo. Elton es productor del film por lo que todo se ha hecho con su consentimiento, lo que no quita que haya mucha autocrítica. Biopic fuera de lo tradicional muy disfrutable sin necesidad de ser fanático del artista.  

Analía Filosi (Sábado Show, 08/06/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *