Compromiso Audiovisual (Alvaro Sanjurjo Toucon)

Elecciones: “Americanos, os recibimos con alegría”

En estos días los medios de difusión han recibido la invitación que sigue:

El próximo martes 30 de abril (de 2019) a las 12:00 hs., en la Sala de Prensa de la Torre Ejecutiva, Presidencia de la República, se presentan los lineamientos del «Programa Uruguay Audiovisual – Componente Producciones Internacionales»

Participarán de la conferencia de prensa, el ministro de Industria, Energía y Minería (MIEM) Dr. Ing. Guillermo Moncecchi; el subsecretario de Economía y Finanzas Cr. Pablo Ferreri; el director de la Dirección del Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU) Martin Papich por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y el presidente de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) Cr. Martín Dibarboure.”

La invitación especifica que “En el marco de esta conferencia se presentarán los detalles que hacen a este Programa, que tiene por objetivo promover la producción audiovisual nacional a través de la atracción de producciones internacionales que contribuyan a la mejora de las capacidades locales, la profesionalización del sector, y la incorporación competitiva del país en este mercado.” señalándose el propósito de “generar un entorno favorable a la atracción y materialización de inversiones audiovisuales extranjeras de alto impacto en el territorio nacional” y “apoyar producciones audiovisuales extranjeras producidas total o parcialmente en Uruguay”.

“El Programa será “ejecutado por la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE), con la participación del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) a través de la Dirección del Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU), el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) a través de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones y Servicios de Comunicación Audiovisual (DINATEL) y Uruguay XXI.”

Aún antes de conocer los detalles del proyecto, alarma el alegre sometimiento reclamado a un cine nacional que, a deducir por lo expresado en este anticipo, carece de técnicos y artistas que puedan hacer un cine creativo e inteligente; dos condiciones que no parecen preocupar demasiado.

La fiebre inversionista se apodera también del cine, en esa búsqueda de entorno favorable ofrecido a las industrias del capital multinacional. Seguramente se le concederán cuanto reclamen. Hasta podremos reeditar la lamentable experiencia del Curro Jiménez, que nos dejó las ruinas de unas escenografías adosadas al Castillo de Piria. Generoso gesto que varios celebraron alborozados. Abramos las puertas a algún moderno Samuel Bronston que “se haga la América”; la España de Franco dio pruebas al respecto.

Bienvenidas las producciones audiovisuales extranjeras. Saltemos de alegría cuando algún hollywoodiano ruede “Los superhéroes de UPM 2”.

Pero, no nos preocupemos. Quizás se trata de un juego, a modo de lo visto en Hechizo del tiempo, donde todo se repite.

Cinco años atrás, en un 2014 que, como este 2019 se hallaba en plena efervescencia pre-electoral, autoridades nacionales participaron del “Compromiso Audiovisual 2015-2020: 14 programas para impulsar la actividad audiovisual nacional.” Señalando un comunicado de la época que en la “Torre Ejecutiva de Presidencia de la República (se) dio inicio a “Compromiso Audiovisual 2015-2020”, un proceso de trabajo participativo convocado por el Instituto de Cine y el Audiovisual de Uruguay (ICAU), la Asociación de Productores y Realizadores de Cine del Uruguay (ASOPROD) y la Oficina de Locaciones Montevideanas. El proceso se desarrollará durante dos meses y medio, firmándose un acuerdo el jueves 21 de agosto”.

La ceremonia fue presentada por el Ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich; la Ministra de Turismo, Liliám Kechichián; y el subsecretario del Ministerio de Industria, Energía y Minería, Edgardo Ortuño. Todos ellos coincidieron en la necesidad de continuar impulsando el sector audiovisual. Asimismo, al inicio del acto, la maestra de ceremonias Leo Svarcas leyó un saludo de José Mujica, Presidente de la República, quien lamentó no poder concurrir al evento y deseó el mayor de los éxitos “a quienes trabajan abocados a promover el arte audiovisual en nuestro país”.

El “Compromiso Audiovisual” generó copiosa producción de comunicados, magros resultados fáciles de constatar, y dudas; dando lugar a que solicitáramos en 2014, determinada información sobre exoneraciones impositivas a diversos ministerios, según se detalla en carta que sigue:

En la página web del ICAU (Instituto del Cine y Audivosual del Uruguay), dependiente del MEC, de fecha 4 de setiembre de 2014, en artículo referido al “Compromiso Audiovisual 2014-2015”, se lee:

Por su parte, el Subsecretario Edgardo Ortuño; informó que el MIEM y el MEC ya aprobaron el proyecto de Decreto de nuevas exoneraciones impositivas para el sector audiovisual, documento que espera en el MEF para ser firmado. Asimismo, comunicó la creación de un Fondo Sectorial en el ámbito de la ANII y la creación del Consejo Sectorial Audiovisual en el marco del Gabinete Productivo.”

Siendo nuestro interés personal y periodístico obtener el referido documento, nos dirigimos al ICAU señalándosenos lo expresado en su página web e indicándosenos nos dirigiéramos al MEF.

En dicho Ministerio se nos indicó que han “consultado en Dirección General y no surge ningún trámite en esta Secretaría de Estado” añadiendo “le sugiero comunicarse con el Ministerio de Educación y Cultura.”

En virtud de lo señalado por el ICAU (dependencia del MEC), el desconocimiento del MEF al respecto y dado que fue el Subsecretario del MIEM, señor Edgardo Ortuño quien oportunamente señalara la existencia del documento, nos dirigimos a uds. solicitando copia del mismo.

Han transcurrido cinco años sin respuesta.

Aún no se ha iniciado el «Programa Uruguay Audiovisual – Componente Producciones Internacionales» y es atrevido pronunciarnos respecto a sus propósitos, aunque quienes fuimos testigo del “Compromiso Audiovisual 2015-2020” lanzado en 2014, podemos hallar semejanzas que llevan a concluir que estamos, una vez más, ante un evento en el que pueden olfatearse ocultas intenciones propagandísticas del partido del Gobierno.

En 2014, Manuel Martínez Carril (con quien tanto disentimos, con quien tanto coincidimos) dio a conocer el texto que sigue y nos tememos sea, en sus aspectos medulares, perfectamente aplicable al presente.

Estimados,

El viernes me llamaron del Compromiso Audiovisual para que el miércoles fuera a las 9.30 a la Torre Ejecutiva de la Presidencia para la inauguración de las reuniones del Compromiso. Una conversación medio surrealista donde una tal Marta me decía que como yo había hecho tanto por la formación de públicos, sería muy importante que estuviera y que donde quisiera y pudiera formara parte de las comisiones y los grupos de trabajo. Y otras imbecilidades por el estilo. Lo cual casi me ha decidido a no ir a perder el tiempo.

Ahora me han enviado los objetivos y la metodología a emplear. No sé si ustedes han recibido estos materiales. Se los adjunto. A mí por teléfono el otro día, ante mi pregunta, me dijeron que Cinemateca estaba invitada e iba a participar en el capítulo formación de espectadores. No me dijeron ni yo lo pregunté si Cinemateca iba a tener que ver o no, en el capítulo de conservación. Ahora me pasan este «documento» que me merece algún comentario:

1. SISTEMA NACIONAL.- Apareció el Sistema Nacional Audiovisual del que hablaba Papich. Es un «sistema nacional Integrado» para unificar o algo así Producción, Distribución y Circulación. Este sector de trabajo estará coordinado en parte por Fernando Epstein (y Gabriel Massa). La mentalidad de Asoprod es la que aparentemente predomina en estos dos asuntos (producción, y distribución-exhibición), donde el criterio supongo será como siempre crematístico.

2. EN FORMACIÓNTAMBIÉNHABRÁ UN SISTEMA INTEGRAL.- Será para atender las necesidades de la actividad (ya no se animan a hablar de «industria», pero lo piensan, claro). Las normas de las escuelas de cine estarán sometidas entonces a ese objetivo. Y se creará tal como lo dicen, también un «sistema integral».

3. FORMACIÓN DE PÚBLICOS.– Me llama muchísimo la atención que ya se sepa en qué consiste lo que harán sin necesidad de consultar antes con nadie que tenga experiencia en este rubro. Entonces, ahí dicen ya que lo que se haga estará «inserto en la enseñanza formal y con especial acento en la infancia y la adolescencia»; de donde se deduce que estará en la órbita del CONAE, cuyos especialistas se ocuparán de determinar cómo serán los proyectos de «formación de audiencias» como ellos lo llaman. Es decir, ya que ellos saben como se estructurará esto, no entiendo para que diablos todo el blablablá conmigo el viernes y esas macanas. Ya saben lo que van a hacer. Y bueno, que lo hagan y no molesten mas. Retrocedemos a los años cuarenta cuando con Zavala Muniz se creó Fotocinematografia Escolar. Pues la creamos de vuelta y listo.

4. CONSERVACIÓN.– De nuevo lo mismo de siempre. Se trata de crear un «sistema integrado» para el «rescate, conservación y acopio del patrimonio audiovisual nacional». El tema será coordinado por Julio Cabrio (primera vez que lo oigo nombrar) y por Ines Peñagaricano (no la sabia especialista en estas cosas).

Llama mucho la atención que Taba Vázquez está hablando en todos sus actos desde hace un par de semanas de la creación de varios sistemas nacionales integrados sobre diversos asuntos, que tienen la virtud de ser avances hacia la socialización, en palabras de Tabaré. Como me explicaron el viernes cuando me llamaron, hacen ahora el encuentro del Compromiso Audiovisual para poner todo por escrito y presentar el proyecto a todos los partidos políticos antes de las elecciones. Si lo que hay que hacer es comprometer nuestro apoyo formal a un sistema nacional integrado socializante, cualquier político, desde el Partido Independiente para arriba, va a olerse que este es un proyecto (o engendro) del FA, con la misma terminología de los proyectos de Tabaré.

El que sabe, sabe, y el que no, callarse la boca y que nadie se entere. Perdonen mi total y deprimido pesimismo.

MMC”

Poco antes de morir, Manolo (Martínez Carril) me proponía que aquellos críticos aún vivos, que hubiéramos visto en su estreno o exhibición posterior Un vintén p’al Judas (1959, Ugo Ulive) – film lamentablemente perdido-, dejáramos una nota para así rescatarlo a través del subjetivo recuerdo. La conversación incluyó a ese magnífico cortometraje que es Como el Uruguay, no hay (1960, Ugo ulive), escasamente visto por público y espectadores sobrevivientes. Una feroz y genial humorada para describir al país de entonces. Temí a mi memoria y nada dije sobre ninguno de estos films. Hoy, cuando la cinematografía nacional parece tropezar dos veces con la misma piedra, sin vacilación puedo aseverar que el tiempo y Lampedusa, a través de El gatopardo, proveen de la frase que podemos aplicar a Como el Uruguay, no hay: “Es preciso que todo cambie, para que siga como está.

Al igual que en la memorable Bienvenido Mr. Marshall (Berlanga/Bardem, 1953), son varios los deseosos de entonar el estribillo “Americanos, os recibimos con alegría”.

Alvaro Sanjurjo Toucon (29/04/2019)

Addenda:

Pocas horas antes del inicio del evento, los organizadores enviaron el siguiente comunicado:

Estimadas/os periodistas,

lamento comunicarles que la actividad planificada para mañana ha sido suspendida hasta previo aviso. Próximamente nos pondremos en contacto para informales la nueva fecha.

Lamento las molestias ocasionada.

Saludos,

Sabrina

To be continued. NO se pierda el próximo capítulo.

AST (30/04/2019)

Un comentario sobre “Compromiso Audiovisual (Alvaro Sanjurjo Toucon)”

  1. Querido Álvaro ST: «Compromiso audiovisual» de tu autoría, es una aguda, documentada y cinéfila nota que nos obliga a rever o ver títulos . Nos alerta asimismo, hasta qué punto «Es preciso que todo cambie, para que siga como está», es algo que acecha en nuestro Uruguay en el área audiovisual. Tu» Addenda», resulta lapidaria, con toda la ironía de la que haces gala. Esperemos que este «To be continued», que he detestado a lo largo de mi vida como lectora y espectadora, no sea «forever and ever». Me sumo a tus apreciaciones, y a las de Manolo MC a quien tanto admiré y aún valoro por su entrega a Cinemateca Uruguaya. Rossana (la Josefina)

Los comentarios están cerrados.