«En el pozo» (Analía Filosi)

Una uruguaya muy buena

Una película muy al estilo americano, con un planteo de thriller psicológico que hemos visto mucho en el cine estadounidense con muy buenos resultados. Pues bien, su versión uruguaya va por esa senda. La historia podría ocurrir en cualquier lugar del mundo, más allá de que haya ciertas referencias a lugares del Interior y un tentador asado en la parrilla. El planteo es sencillo y transcurre en un solo lugar: tres amigos de la infancia y el novio de la chica del trío se juntan a pasar el día en una cantera abandonada que el tiempo convirtió en un lago donde está bueno bañarse, pescar y pasar el rato. Alicia y Tincho dejaron su romance pendiente cuando ella se instaló en la capital pero, aunque ella ya hace tiempo que está de novia con Bruno, se han vuelto a ver cada vez que regresa al pueblo a visitar a su abuela. Bruno no es tonto y percibe esa atracción física, máxime en un día en que Tincho le confiesa a Alicia que está dispuesto a tomar la decisión que siempre postergó: irse con ella a la capital. Lo que los hermanos Antonaccio buscaron y lograron de muy buena manera es ir planteando una serie de situaciones en las que el duelo Tincho-Bruno (campo-ciudad) va creciendo en intensidad y tensión. Tola funciona como el resorte humorístico para descomprimir un clima que cada vez se va haciendo más agobiante, opresivo y oscuro, al punto que el espectador no sabe en qué puede derivar todo eso. Muy buen gancho. El cuarteto actoral está muy bien, si bien Augusto Gordillo está estereotipado un poco de más como “el niño bien” de la capital. Igual, no molesta. Técnicamente impecable, narrativamente de desenlace imprevisible, es de esas historias que tienen al borde de la butaca hasta el último minuto. Muy recomendable.

Analía Filosi (Sábado Show, 16/03/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *