«Capitana Marvel» (Sergio Moreira)

Una película de los 80 en el cuerpo de una de los 90

Capitana Marvel trae al Universo Cinematográfico Marvel (el UCM) un personaje menor de la editorial, en busca de un lugar para las heroínas mujeres como ya lo hiciera su rival DC en el filme Mujer Maravilla (y más atrás en el tiempo con Supergirl en La primera gran aventura y Gatúbela en el filme homónimo). Para no quedar mal parados con los tiempos que corren, la editorial lanza un filme cuasi feminista (pero hasta ahí nomás, para no herir susceptibilidades), quedando a mitad de camino entre la aventura light y la denuncia al sistema patriarcal.

Vers es el personaje principal, quien desde el inicio del filme no recuerda nada de su pasado (aunque tiene imágenes recurrentes que la atormentan). Es parte de Starforce, una fuerza Kree que «cuida» el orden de la galaxia. Lo interesante en este caso es que se puede hacer un paralelismo con la fuerza que actualmente cuida el orden mundial (los Estados Unidos, ¿quién más?) y la Starforce, haciendo repensar a algunos en quienes son los verdaderos terroristas. Tras unos incidentes que involucran a sus enemigos, los Skrull, ella cae a la Tierra de mitad de la década del 90 y esto sirve de excusa para mostrar un montón de memorabilia noventosa. La noche de la nostalgia de los treintañeros comienza a partir de aquí: afiches, maquinitas, discos, la internet inicial; todo sirve de excusa para que larguemos una risa cómplice, todos entendemos el chiste (salvo los menores de 25 años que quedan por fuera de algunos de ellos). La colección de nombres y efectos noventosos se acumulan, un Blockbuster con las cajas de vhs de Hook: El retorno del Capitán Garfio (Hook, 1991), Mentiras verdaderas (True Lies, 1994), Sálvese quien pueda (Jumpin’ Jack Flash, 1986), Elegidos para la gloria (The Right Stuff, 1983) -curiosamente esta última editada directa a video en Uruguay-; un Radio Shack, el sonido de la conexión a internet de aquella época, la lentitud de las descargas, afiches de Bush y Smashing Pumpkins, viejas maquinitas (Space Invaders y Mortal Kombat aparecen por ahí), camiseta de Nine Inch Nails, guiños a Brad Pitt y Hannibal Lecter, música de Nirvana, TLC, Garbage, Hole, No Doubt, Salt-N-Pepa, Heart, Elastica, Guns’N Roses, entre otras; hasta Stan Lee aparece versionando su yo de los noventa, leyendo el guión de Mallrats. Todo es de un gran fetichismo cultural, que no aporta más que el ser un chiste en si mismo.

Al mejor estilo Marvel, los poderes de la heroína fueron obtenidos por accidente pero así y todo, se convierte en la más poderosa de un universo en el que hay un Dios (Thor), un gigante fotachón (Hulk), dos tipos con alta tecnología (Iron Man y Pantera negra), más un maestro de las artes místicas (Dr. Strange), a pesar de sus poderes ninguno de ellos superará a la Capitana Marvel.

La historieta original ha tenido muchos cambios y sienta la base para este filme, que toma al personaje de Carol Danvers y no al Mar-Vell de los inicios; quien se apoderaría del cuerpo de Walter Lawson para su figura terrícola, en la nueva versión se lo homenajea con el nombre de Wendy Lawson. Los otros personajes que aparecen (María y Mónica Rambeau), también han sido Capitanas Marvel en algún momento del cómic. Lo gracioso de este personaje es que tanto Marvel como DC hicieron lo que quisieron con la creación original que Bill Parker y Clarence Charles Beck realizaran para Fawcett Comics. En 1939, esta editorial creó un personaje que era un superhéroe musculoso en el que se convertía el niño Billy Batson cuando gritaba «Shazam», logrando que este titulo de comics superara las ventas de Superman. DC hizo una demada por violación de derechos de autor (que ganó) y Fawcett dejó de publicarlo. Rápido como el rayo que tiene en el pecho ese personaje, Marvel registró el nombre y DC luego compró la creación. De esta forma nació Capitán Marvel en la casa de las ideas y Shazam! en DC, es así como las dos editoriales terminaban fagocitando a la creación de Fawcett Comics.

Capitana Marvel es un filme no muy destacado, pero correcto, con envoltura de filme noventoso se cuenta una historia tipicamente de los ochenta, con efectos visuales y humor que nos recuerda al cine de esa época, como Viaje a las estrellas 4: Misión salvar la Tierra (Star Trek IV: The Voyage Home, 1986), D.A.R.Y.L. (1985), El último guerrero espacial (The Last Starfighter, 1984) y hasta Top Gun: Pasión y gloria (Top Gun, 1986), pero con un aire independiente y musical característico de los noventa.

Lo que esta película hace es presentar a este personaje para el filme que viene, es una suerte de introducción a Avengers: End Game, la próxima película de Los Vengadores. Dándole un sitial de importancia a la mujer en este universo, ya que sin ella no habría iniciativa Vengadores, ni siquiera búsqueda de superhéroes.

«Capitana Marvel» (Captain Marvel, 2019) Dirección: Anna Boden y Ryan Fleck. Guión: Anna Boden, Ryan Fleck y Geneva Robertson-Dworet. Historia: Nicole Perlman, Meg LeFauve, Anna Boden, Ryan Fleck, Geneva Robertson-Dworet. Productor: Kevin Feige. Productores ejecutivos: Victoria Alonso, Louis D’Esposito, Stan Lee, Mary Livanos, Jonathan Schwartz, Patricia Whitcher. Diseño de vestuario: Sanja Milkovic Hays. Compañía productora: Walt Disney Pictures, Marvel Studios. Con Brie Larson (Vers/Carol Danvers/Capitana Marvel), Samuel L. Jackson (Nick Fury), Ben Mendelsohn (Talos/Keller), Jude Law (Yon-Rogg), Annette Bening (Inteligencia Suprema/Dra. Wendy Lawson), Lashana Lynch (Maria Rambeau), Clark Gregg (Agente Coulson), Gemma Chan (Minn-Erva), Djimou Hounsou (Korath), Lee Pace (Ronan), Akira Akbar (Monica Rambeau), Stan Lee (Stan Lee 1995). Apta para mayores de 6 años.

Sergio Moreira (15/03/2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *