Nota sobre «Roma» (Fernán Cisnero)

Un cine personal directo al living de su casa

El viernes se estrena en Netflix Roma, la nueva del ganador de dos Oscar, Alfonso Cuarón

Alfonso Cuarón ganó dos Oscar, un Globo de Oro, cuatro premios Bafta y dirigió la mejor de las de Harry Potter, El prisionero de Azkaban. Algunos de esos premios los ganó por Gravedad, una de las películas más innovadoras de la industria de Hollywood en tiempos recientes.

Con esos antecedentes parece un capricho bien merecido que su nueva película, que ganó el León de Oro en Venecia, sea una historia en español, en blanco y negro, con una actriz no profesional, ambientada en el México de la década de 1970 y que se estrene en Netflix. Eso va a suceder el próximo viernes y es uno de los eventos cinematográficos del año, aunque la gran mayoría la vayamos a ver en el living de nuestras casas o, en el extremo del individualismo, en la pantalla de nuestros celulares o tablets. Así son los nuevos tiempos.

“Siempre quise hacer una película y sentirme cómodo con ella cuando la termine”, dijo Cuarón a IndieWire. “Con Roma, me sentí satisfecho cuando terminamos. Estaba muy contento porque es la primera película en la que pude transmitir completamente lo que quería transmitir. Es una historia en muchas formas diferente y toca emociones que han estado presentes desde que quise ser director”.

Cuarón debutó como director en 1991 con Solo con tu pareja, una comedia hecha en México. Sus primeras películas en Hollywood fueron La princesita, una bella historia infantil y una adaptación de Dickens, Grandes esperanzas. Su gran proyección internacional la consiguió con la que hasta ahora había sido su última película mexicana, Y tu mamá también que lanzó las carreras de Gael García Bernal y Diego Luna e incluía una escena fogosa al ritmo de “Si no te hubieras ido” de Marco Antonio Solís.

Su regreso a Hollywood lo hizo con la de Harry Potter, una película llena de imaginería visual, oscuridad y, por lejos, la más cinematográfica de la saga.

Hijos del hombre, cargada de planos secuencia y un alerta sobre en qué nos estamos convirtiendo como sociedad se volvió una película de culto. Pero fue con Gravedad, que le dio dos Oscar (de los siete que se llevó la película) y reconocimiento universal como un innovador, capaz de hacer un prodigio de la tecnología de ese talante y, encima, conseguir una gran película.

En ese panorama, Roma es, ciertamente su película más personal. “Es una película autobiográfica en el sentido que el 90% de las escenas surgieron de mis recuerdos”, le dijo Cuarón a Vanity Fair. “Filmamos en los lugares en los que ocurrieron esas escenas. Junté el 70% de los muebles de mi casa pidiéndoselos a familiares repartidos en todo México. Y después elegí actores que se parecían lo más posible a las personas reales”.

Roma —que está nominada como mejor película extranjera, dirección y guion a los Globos de Oro y va a ser una de las figuras en los Oscar— sigue la vida de Cleo (Yalitza Aparicio), una doméstica en la casa de una familia de clase alta mexicana en 1970 y 1971. Cleo atiende a una familia con cuatro hijos y, además, de sus rutinas, la película sigue su vida, algunas crisis familiares mientras, de telón de fondo, empiezan a crecer las tensiones sociales y políticas que marcaron aquellos tiempos.

A pesar de que la película tiene un porte cinematográfico y fue filmada (con el propio Cuarón como director de fotografía) en 65 milímetros, finalmente cerró un acuerdo de distribución con Netflix. Igual, en algunos mercados (no en Uruguay donde no consiguió sala) se estrenó en cines.

“Tenía que alcanzar la mayor audiencia posible”, le dijo Cuarón. “Cuando Netflix nos convocó, esta película era tan íntima para mi que estaba preocupado porque no llegara a la mayor audiencia posible. No en términos comerciales, sino asegurarle una larga vida”.

El resultado se va a poder ver en la plataforma desde este próximo viernes. Y hay que acostumbrarse a que los acontecimientos del cine ahora llegan al living de tu casa.

Fernán Cisnero (El País, 09/12/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *