“Guardianes de la galaxia” (Guillermo Zapiola)

Encantos de las viejas matinés

Olvídense de Ray Bradbury, o de los escritores de la Nueva Cosa de los años sesenta (Dick, Aldiss, Ellison, Ballard, Farmer). Olvídense incluso de la áurea era de Campbell de los años cuarenta (Asimov, Van Vogt, Poul Anderson), aunque algo de Fredric Brown o del más juvenil Robert Anson Heinlein hay en esta aventura de ciencia ficción.

La sustancia de la película viene de más atrás, de los años treinta, de las historietas de Flash Gordon o Buck Rogers, de las “space operas” de Harlan Ellison, Jack Williamson o Catherine L. Moore. Lo sorprendente es el ingenio, el humor y la frescura que exhibe el resultado.

Una pandilla de bribones simpáticos (un bandido humano interpretado por Chris Pratt que parece inspirado en el Han Solo de Harrison Ford; una combativa guerrera extraterrestre; un mapache con inteligencia humana; un vegetal humanoide) une fuerzas para combatir al usual perverso interplanetario que aspira a controlar el Universo y puede destruirlo. La aventura está poblada, naturalmente, por espléndidamente editadas escenas de acción y por el previsible despliegue de efectos especiales que ciertamente llena el ojo, pero afortunadamente no se agota en eso.

A diferencia de la mayoría de los recientes films de ciencia ficción o de superhéroes, Guardianes de la galaxia se las arregla para que cuando algo no está explotando o rompiéndose en la pantalla, lo que sucede sin embargo importe. El punto de partida es un guión inteligente, capaz de crear personajes imperfectos, vulnerables y queribles, cuyas relaciones llegan a interesar y que hasta tienen un arco dramático: vacilan, cometen errores, se arrepienten, toman de pronto una decisión heroica. Y hay un permanente humor en el diálogo, que apuesta a la réplica ingeniosa y frecuentemente a la divertida alusión a fenómenos de la cultura popular del siglo XX. Alguien debería enviarle a Michael Bay una copia de este film antes de que perpetre el próximo Transformers: quizás así aprenda de una vez que es posible fabricar un entretenimiento de gran espectáculo que no ofende la inteligencia. Liviana y sin pretensiones (no hay mensajes New Age como en Avatar), la película corre simpática y veloz. No es poca cosa.

Guardians of the Galaxy” Estados Unidos, 2014. Director: James Gunn. Con: Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Vin Diesel, Bradley Cooper, Lee Pace, Michael Rooker, Karen Gillan, Djimon Hounsou, John C. Reilly, Glenn Close, Benicio Del Toro. Duración: 121′

Guillermo Zapiola (El País, 31/07/2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *