“Avengers: Era de Ultron” (Fernán Cisnero)

Huele a espíritu adolescente

La escena inicial de Avengers: Era de Ultrón promete: en una sola toma se presenta a cada uno de Los Vengadores, a un ritmo desafiante para una película de dos horas y media.

Allí van entrando en escena de a uno los integrantes de esta banda loca de justicieros que incluye la petulancia de Iron Man, la sobriedad del Capitán América, la fortaleza de Thor, la belleza asesina de Viuda Negra, la bronca de Hulk y la puntería de Hawkeye. Juntos son dinamita o algún explosivo de mayor alcance a juzgar por el estado en que quedan las tres ciudades que convierten en campo de batalla. Sus rivales no son moco de pavo, como es de esperar de una pandilla de robots voladores comandados por una inteligencia artificial que es como la versión nefasta de Tony Stark, si es que eso es posible. Mientras el personaje de Robert Downey Jr. quiere, a su manera, salvar el mundo, este nuevo, el Ultrón del título, cree que lo mejor para llegar a la paz mundial es terminar con los humanos.

Todo es una sumatoria de explosiones, persecuciones, destrucción y peleas que Whedon, fiel a su estilo, consigue matizar con escenas de los superhéroes de civil confraternizando y jugando con seres humanos. Una serie de escenas oníricas (de humanos y de máquinas) le dan otro respiro de originalidad. Todo, igual, es rápidamente interrumpido por una nueva serie de explosiones, persecuciones, destrucción y peleas.

Lo mismo pasa con cualquier línea argumental compleja que solo tiene tiempo de esbozarse. La contraposición, por ejemplo, del infierno en que hemos convertido el mundo tecnologizado y la paz análoga de la familia nuclear es aplastada rápidamente por un guión que, aunque en dos horas y media, tiene sus propias complejidades que atender. Es tanta la información que maneja Whedon, tantos los cambios de personajes que en determinado momento se parece a un juego en el que al pasar de nivel, el peligro (y el villano) se renueva.

Eso puede hacer todo el asunto un tanto confuso. ¿No era que Ultrón era el mal mismo? Sí, pero quizás no tanto. ¿No era que Visión era la perfección hecha bondad? Bueno, sí pero no tanto. ¿No era que la Bruja Escarlata te deja la cabeza como loca? Sí, pero también tiene poderes telequinéticos. Es demasiado.

Quizás alguien más familiarizado con el universo Marvel explique esas idas y venidas. Al resto nos conviene dejarnos llevar por ese espíritu adolescente que Whedon consigue transmitir con esmero. No está tan mal.

Avengers 2: Era de Ultrón” (Avengers: Age of Ultron). EE.UU., 2015. Escrita y dirigida por: Joss Whedon basado en Los Vengadores de Stan Lee y Jack Kirby. Intérpretes: Chris Evans, Robert Downey Jr., Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Jeremy Renner.

Fernán Cisnero (30/04/2015)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *