“Kollontai, apuntes de resistencia” (Álvaro Sanjurjo Toucon)

PVP: Autorretrato

Cuando una cinematografía amordazada por un régimen dictatorial, siente las manos libres para volcarse sobre ese pasado, en particular desde el género documental, se plantean algunas cuestiones que impregnarán ese material de muy diversa manera.

A saber:

  • si los autores y/o personajes que aparecen en el film fueron testigos presenciales o protagonistas de los hechos.

  • si trabajan sobre materiales bibliográficos, periodísticos u otro orden generados por terceros.

  • si en cualquiera de las dos alternativas precedentes, los involucrados participan activamente de las acciones políticas.

Todo ello confluye en Kollontai, apuntes de resistencia, film rioplatense en torno al gobierno de Pacheco Areco, el posterior de Bordaberry y la dictadura militar que le siguiera.

La realización a medida que avanza, siempre con el acento puesto en la combatividad sindical, no oculta su filiación de raíz anarquista, así como el proceso en que con la irrupción de la Resistencia Obrero Estudiantil (ROE) y diversos grupos de acción directa, culminará con la organización de un partido político: el PVP (Partido por la Victoria del Pueblo). Es que Kollontai es una historia del PVP, creada por el PVP, y no puede negarse ni cuestionársele ser un vocero de su ideología. Esa condición aparece sin disimulos y es uno de los méritos.

Será opinable el escaso lugar otorgado a sectores liberales del Partido Nacional (un enemigo de la izquierda principista en democracia, un aliado en la dictadura), o la casi inexistencia de esa masa de una clase media igualmente perseguida y castigada, que debió ingeniárselas para sobrevivir y en el film queda constreñida a la audacia de oponer, el 9 de Julio de 1973, su sentido democrático, a las armas de fuego de la dictadura en nuestra principal avenida, a votar por el NO (faltaron las caceroleadas) y concurrir “en familia” a la manifestación del 1 de mayo de 1983. Lo cual podría ser grave si se pretendiera una historia del Uruguay de la dictadura, y no como se desea y consigue, de testimoniar para el futuro a un sector determinado en el escenario nacional.

Cinematográficamente es este un film sumamente creativo, que cuenta con imágenes poco o nunca vistas e inteligente montaje. Reconstruye con actores situaciones existentes por sobre toda discusión de las que no hay registros fílmicos (contactos clandestinos, fabricación de cócteles “molotov”, viejas grabaciones de discursos, etc. Asimismo suple la escasez de recortes de periódicos con animaciones de los mismos trasmisoras de las premuras y tensiones del momento.

La banda sonora, sobria, parca, elocuente, está atenta a la fiel reconstrucción de sonidos ambientales, utiliza intérpretes para poner en boca de estos escritos de sus figuras emblemáticas, y cuando estos hablan en borrosas grabaciones, la palabra aparece en forma de subtitulos. La casi prescindencia de canciones tradicionales, aleja al film de todo impacto emocional extradiegético; con la excepción de una fugaz presencia final del himno anarquista “A las barricadas”, en grabación de época, posiblemente de tiempos de la Guerra Civil Española.

Kollontai, apuntes de resistencia”. Argentina 2018. Dirección: Nicolás Méndez Casariego. Dirección Arte: Julieta Dolinsky. Dirección de Fotografía: Diego Saguí. Montaje: Nicolás Méndez Casariego. Producción: Mariano Mindlis / Adriana Moreira Ruiz.

Álvaro Sanjurjo Toucon (Semanario Crónicas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *