“Respirar” (Hugo Acevedo)

La vida como calvario

La inestabilidad emocional, la pérdida, el desempleo, el desarraigo y la interrupción voluntaria del embarazo son los cinco poderosos ejes temáticos de Respirar, la removedora coproducción uruguayo-argentina del realizador compatriota Javier Palleiro.

Aunque este es el primer largometraje de Palleiro, este director, que nació en 1976, ya tiene experiencia en el trabajo cinematográfico. En efecto, en Noviembre del 2007, escribió y dirigió el cortometraje Buen Viaje (Competencia Oficial Cannes 2008, Mejor Producción Iberoamericana Zinebi, Bilbao 2008), junto a Guillermo Rocamora.

Asimismo, se desempeñó como productor asociado del documental Las flores de mi familia, elegida como la mejor película de la competencia latinoamericana de la XVI edición del Festival Internacional de Documentales de Santiago (Fidocs).

También fue co-guionista y productor del largometraje Solo, que fue estrenado en el 30th Miami International Film Festival 2013, obteniendo el premio a Mejor Opera Prima.

Finalmente, fue co-productor de los largometrajes argentinos El hijo de la guerra, de Julieta Ledesma, La Luz Incidente, de Ariel Rotter, El Pampero, de Matías Lucchesi, e Invisible, de Pablo Giorgelli.

Estos valiosos antecedentes nacionales e internacionales le permitieron atesorar un importante bagaje de experiencias y conocimientos, que Palleiro condensó en su primer largometraje en solitario, en coproducción con un equipo binacional uruguayo-argentino.

El proyecto cinematográfico comenzó a gestarse hace varios años, cuando el debate sobre la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo aun no estaba instalado con fuerza en la sociedad uruguaya.

Empero, mientras Palleiro y el también cineasta Guillermo Rocamora escribían el guión de la futura producción, el parlamento sancionó la ley 18.987, del 22 de octubre de 2012, que despenalizó el aborto con regulación estatal.

Este tema, que se dirimió en el ámbito legislativo con los votos del oficialismo, cerró una discusión de más de veinte años y numerosos intentos para concretar la legalización de ese derecho para las mujeres.

La película se estrenó en Argentina en momentos en que se discuten eventuales soluciones legales en torno al aborto, en un clima de radical polarización política y social.

Empero, el tema central de Respirar no es precisamente ese, sino la angustia que padece una mujer de treinta años que está sola, desempleada y embarazada de una ex pareja.

En ese contexto, la protagonista de esta película es Julia (la actriz argentina María Canale), quien afronta un momento crucial de su traumática existencia, particularmente desde el punto de vista afectivo.

Es tal su cuadro de angustia que, por las noches, suele experimentar una pesadilla recurrente: que se encuentra sumergida en el agua, a punto de ahogarse y sin posibilidades de respirar. Tal vez esa imagen esté relacionada con su pasado cuando practicaba buceo y con la posibilidad de retomar esa actividad a través de una amiga que la recomienda para un trabajo en la marina.

Por lo pronto, esa sensación de ahogo es realmente una metáfora de la complejidad de su propia vida, que tiene por delante algunos desafíos que parecen utopías.

Aunque la escena es muy similar al propio afiche de la multipremiada La forma del agua, desde el punto de vista temático no existe ninguna relación entre una película y otra.

Por supuesto, la radical diferencia entre ambas historias es que, a diferencia de lo que sucede en el film del mexicano Guillermo del Toro, en Respirar la fantasía está absolutamente ausente, porque todo lo que le sucede a la protagonista puede ser la situación cotidiana real de miles de jóvenes.

Desde ese punto de vista, esta ópera prima del cineasta uruguayo Javier Palleiro es realismo del más puro y más duro, aunque la historia no alcance los picos dramáticos requeridos por un tema sin dudas muy removedor.

Empero, el realizador aborda algunos de los tópicos universales más inquietantes de la juventud del presente, con un fuerte énfasis en la fragilidad de los vínculos interpersonales y de pareja y en la inestabilidad.

Esos son precisamente dos de los temas que más agobian a Julia, quien además debe afrontar –como otras tantas mujeres-la contingencia de un embarazo no deseado, en una situación de extrema vulnerabilidad material y afectiva.

En un contexto de alta complejidad, una de las decisiones que debe adoptar la protagonista es si finalmente da a luz o, por el contrario, resuelve interrumpir su embarazado.

Aunque se trata de su propio cuerpo y la legislación la ampara en ese derecho, la joven afronta un cuadro de tensos conflictos familiares y la desesperada búsqueda de un proyecto de vida que le permita desarrollarse y crecer preservando su libertad.

A ello se suma, naturalmente, que para abortar dentro del marco legal deberá soportar obligatoriamente toda una serie de consultas con profesionales, que le provocan fastidio y desasosiego.

Respirar es un film potente y por momentos removedor, que aborda -con la debida madurez, frontalidad y ponderación- algunos de los conflictos y dilemas más frecuentes de la juventud.

Aunque esta producción uruguayo- argentina no alcanza la estatura dramática requerida por un tema de alta sensibilidad ética y social, igualmente convoca a una profundiza reflexión sobre la incertidumbre como condena.

Respirar” Uruguay -Argentina. 2017. Dirección: Javier Palleiro. Guión: Javier Palleiro y Guillermo Rocamora. Fotografía: Gerardo González. Montaje: Juan Ignacio Fernández. Música: Santiago Bruno. Producción: Javier Palleiro, Guillermo Rocamora, Juan Pablo Miller y Diego Robino. Reparto: María Canale, César Bordón, Esteban Bigliardi, María Villar.

Hugo Acevedo (Revista Onda Digital, 04/06/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *