“Avengers: Infinity War” (Sergio Moreira)

¡Por el poder de Thanos!

Luego de El imperio contraataca esta quizás sea la película más spoileable de la historia del cine (no es que Sexto sentido no lo fuera, pero realmente el éxito que está teniendo Infinity War es comparable a aquel hito).

Marvel Studios, la parte cinematográfica de Marvel Comics -desde que se unió a Disney- ha venido construyendo un universo similar al de las historietas; con los personajes que tenían libres para su parte cinematográfica.

Marvel había cedido los derechos para cine de Blade, El hombre araña, Daredevil, X-Men, Hulk, Punisher, Los 4 fantásticos, Ghost Rider y Deadpool. Viendo el éxito que sus películas iban teniendo en esta nueva época (a partir del estreno de Blade, el cazavampiros) y lejos de las malas adaptaciones de Hulk, El hombre araña, Capitán América, el pato Howard, Thor, Daredevil, el Dr. Strange y los 4 fantásticos, del período 1977-1994; es que deciden tomar lo que les quedaba. Allí comienzan su Universo propio con Iron Man, Hulk (que lo recuperaron de Universal), Capitán América, Thor, luego de presentarlos en filmes propios, crean a Los vengadores, más adelante vendrían las películas de Guardianes de la galaxia, Ant-Man, Doctor Strange y Pantera negra, junto a la recuperación (en parte) de Spider-Man; todos integrarían una nueva versión de los Vengadores que culmina con Infinity War. Todo fue paso a paso, como si hubiera sido agarrado por el Maestro Tabárez y les trasmitiera que el camino es la recompensa, y así fue…

Con el éxito logrado por todos sus filmes, es que Marvel se convirtió en un monstruo cinematográfico (no todo es gracias a la Compañía Disney, aunque su dinero ayudó y mucho), luego de esto Disney tuvo la magistral y peligrosa idea (si tenemos en cuenta en el monopolio que termina convirtiendo al cine de Hollywood) de absorver a Fox, que era su gran competidora con respecto a los productos Marvel y de asociarse con Sony-Columbia con su otro gran personaje, El hombre araña.

Ahora si, con todo esta información, podemos entender porqué Infinity War es tan exitosa y tan redonda, también porque se convierte en un hito comparable con la secuela de La guerra de las galaxias.

Los personajes que hemos conocido en las 18 películas anteriores confluyen aquí y deben enfrentarse a un enemigo en común, en el enemigo mejor diseñado del Universo Cinematográfico Marvel (UCM): Thanos. Este ser extraterrestre, es muy poderoso y más aún con un elemento que acaba de conseguir: El guantelete del infinito, un guante metálico que tiene seis huecos para depositar allí las gemas del infinito. Al conseguirlas todas se convertira en el ser más poderoso del universo y con solo un chasquido de dedos, podrá elminar a todo el que desee.

Las gemas del infinito han aparecido durante las entregas anteriores, ellas son las del poder, del espacio (el teseracto), de la mente (la que tiene Visión), de la realidad (la que guarda El coleccionista), del tiempo (la posee Dr. Strange en el ojo de Agamotto), la del poder (protegida por los Nova Corps) y la del alma. El filme sigue la travesía de Thanos por conseguir las gemas, así como la lucha de Los vengadores y los Guardianes de la galaxia para evitar que esto sea posible. Previo a su estreno se decía que aquí morirían personajes importantes del UCM y con esto iniciaron una serie de conjeturas por parte de los fanáticos sobre quien sería; ni la más seria de ellas podría suponer lo que sucede en este filme.

Lo que logra Infinity War es que el público se convierta en gran partícipe de la película, se siente compenetrado con lo que sucede en pantalla; los personajes que vio crecer durante diez años se enfrentan a su peor enemigo y uno espera que todo se resuelva como en una película clásica de super héroes, pero aquí se redefine el término. Esta película es un clásico de por si, es un mojón en este género de filmes, tanto como lo fue la saga en las historietas y se entiende mucho más la definición de Crossover (el cruce entre personajes de una serie a otra), que la empresa Marvel tan bien ha realizado en los Comics.

Como bien dice el colega Pablo Staricco, en su crítica publicada en El País: “…la película (…) es un principio. El comienzo de algo que Marvel debería haber hecho antes: explotar completamente la rareza del medio del que provienen sus historias. Hay un elemento crucial en el arte de crear cómics. Cada viñeta debe llevar los ojos del lector a la siguiente. Cada página debe provocar la ansiedad de darla vuelta, para ver qué sucede a continuación. Si se trata de una historia de superhéroes, a su vez, todo es posible. O mejor dicho, nada es imposible. En ese sentido, Infinity War es la película más “comiquera” que Marvel ha hecho a la fecha…”.

El diseño de los personajes ya fue creado previamente y por eso los guionistas tienen más tiempo para diseñar al villano. Thanos es un tirano pero tiene una justificación para lo que hace, o cree tenerla, en su lógica lo que piensa hacer es una obra de bien, con un fin altruista. No piensa para nada en su beneficio propio, incluso daña lo que más quiere para conseguirlo. La duda moral se planta en esta historia, habrá quien lo justifique y lo apruebe dentro del público y otros que no; el filme claramente lo pone del lado del villano, pero le da al espectador las armas para que decida por si mismo a quien considera equivocado; ahí radica la inteligencia del guión. Ojo, no nos engañemos, no estamos frente a una obra filosófica al cien por ciento, no estamos hablando de cine de autor, es un filme de aventuras con personajes en mallas; pero no por eso tiene que ser pasatista o falto de coherencia.

Lo que a muchos les llegó de esta película fue la muerte o la supervivencia de sus superhéroes favoritos, pero lo bueno es todo lo que deja esta historia. Desde el guión y desde lo cinematográfico, abre un nuevo espectro para el género de superhéroes.

Así y todo, mantiene lo que uno espera de una peli de Marvel, los chistes, los personajes encariñables y las referencias, que las hay y de todo tipo, desde Bob Esponja, a Grimace (el personaje violeta de McDonalds), pasando por Aliens, el regreso, Footloose y Flash Gordon.

Ya lo dijo el Dr. Strange en un momento del filme; comenzó la fase final. Para la culminación de esa fase debemos esperar un año más y va a ser el año más largo de la historia. Avengers: Infinity War es una gran película y ya es un clásico.

Avengers: Infinity War” Estados Unidos, 2018. Directores: Anthony y Joe Russo. Guión: Christopher Markus y Stephen McFeely, basados en comics de Marvel y en la historia de “El guantelete del infinito” de Jim Starlin. Productores ejecutivos: Victoria Alonso, Jon Favreau, James Gunn, Stan Lee, Louis D’Esposito, Michael Grillo y Trinh Tran. Productor: Kevin Feige. Música: Alan Silvestri. Con: Robert Downey Jr. (Tony Stark), Chris Hemsworth (Thor), Mark Ruffalo (Bruce Banner), Chris Evans (Capitán América), Scarlett Johansson (Viuda negra), Benedict Cumberbatch (Doctor Strange), Don Cheadle (James Rhodes), Tom Holland (Peter Parker), Chadwick Boseman (T’Challa), Zoe Saldana (Gamora), Karen Gillan (Nébula), Tom Hiddleston (Loki), Paul Bettany (Visión), Elizabeth Olsen (La bruja escarlata), Anthony Mackie (Falcon), Sebastian Stan (Bucky Barnes), Idris Elba (Heimdall), Danai Gurira (Okoye), Peter Dinklage (Eitri), Benedict Wong (Wong), Pom Klementieff (Mantis), Dave Bautista (Drax), Vin Diesel (voz de Groot), Bradley Cooper (voz de Rocket), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Benicio Del Toro (El coleccionista), Josh Brolin (Thanos), Chris Pratt (Peter Quill), William Hurt (Secretario de Estado Thaddeus Ross), Letitia Wright (Shuri), Stan Lee (Conductor del ómnibus), Winston Duke (M’Baku), Jacob Batalon (Ned), Ariana Greenblatt (Joven Gamora), Ameenah Kaplan (Madre de Gamora), Ross Marquand (Craneo rojo), Kenneth Branagh (voz de nave Asgardiana), Samuel L. Jackson (Nick Fury), Cobie Smulders (Maria Hill). Duración: 155′

Sergio Moreira (30/05/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *