“Operación Red Sparrow” (Álvaro Sanjurjo Toucon)

Visiones macarthystas

Una bailarina del Bolshoi se accidenta, no puede continuar en los escenarios y ello implica la pérdida de su apartamento y de la atención médica privilegiada para su madre enferma. La salvación llega de mano de su tío, jerarca de los servicios secretos rusos (la URSS ya se había disuelto), quien le ofrece mantener sus prerrogativas siempre y cuando ingrese a los servicios secretos.

El guión se basa en una novela de Jason Mathews, ex agente de la CIA que parece no haberse desprendido de las visiones del macarthysmo respecto a la KGB, y ahora las endilga a la Rusia contemporánea. Con lo cual no esté quizás demasiado errado ya que Vladimir Putin comandó la KGB.

Una vez aprobados los cursos rusos de espionaje (que incluyen hacer el amor en el aula a la vista de todos sus condiscípulos, entre otras ilustraciones del Kamasutra), la novel agente, ex bailarina, pasa a recibir ofertas de la CIA, iniciando un verdadero “pas de quatre” del espionaje, el que habrá de prolongarse hasta las dos horas largas que dura el film.

La interrogante que surge es cómo se sostendrá el relato, que no va más allá del va y viene de fidelidades y traiciones. La fórmula hallada es especialmente atractiva para quienes gusten de contemplar, cíclica y generosamente, la anatomía de la espectacular Jennifer Lawrence, convenientemente alternada con rostros y cuerpos –no el de Jennifer- debidamente destrozados por los malvados de turno.

Charlotte Rampling y Jeremy Irons, en papeluchos secundarios, brindan sus rostros intrínsecamente perversos, dejando la sensación que han equivocado de film.

Operación Red Sparrow” (Red Sparrow). EE.UU. 2018. Dir.: Francis Lawrence. Con: Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Matthias Schoenaertes, Charlotte Rampling, Jeremy Irons.

Álvaro Sanjurjo Toucon (Semanario Crónicas, 23/03/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *