“El pasajero” (Álvaro Sanjurjo Toucon)

Corriéndose que hay lugar

El catalán Jaume Collet-Serra (1974) ha sido insistentemente requerido por un cine norteamericano en el que demostró buen pulso para dirigir clásicos “thriller”, aún con temas harto recurridos como pudo verse en su anterior Miedo profundo (tensión ininterrumpida en torno a una bañista encaramada en una roca y el tiburón que la acecha).

La historia de El pasajero transcurre casi enteramente en el interior de un tren, escenario frecuentado asiduamente por Agatha Christie y Alfred Hitchcock a los que bastante piden prestado los autores de la historia y guionistas Byron Willinger y Philip de Blasi.

Un ambiente imposible de abandonar (un tren en marcha), un hombre sometido a un chantaje (cumple determinadas condiciones o su familia lo pagará), varios pasajeros entre los que se oculta la persona buscada y, tras un inicio atractivamente planteado, donde el espectador desconoce la intriga tanto como el héroe, emergen violentas luchas de éste (Liam Neeson una vez más ciudadano casi ejemplar) con medio mundo, agentes del FBI incluidos. La (im)previsible vuelta de tuerca para alargar el metraje, es uno de los peajes ineludibles para que este ferrocarril, desbocado, arribe al final que dejará tranquilos a pasajeros y espectadores.

El pasajero” (The Commuter). EE.UU. / Reino Unido 2017. Dir.: Jaume Collet-Serra. Con: Liam Neeson, Vera Farmiga, Patrick Wilson.

Álvaro Sanjurjo Toucon (Semanario Crónicas, 09/02/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *