“The Post: Los oscuros secretos del Pentágono” (Mathías Dávalos)

El borrador de la historia

En The Post: Los oscuros secretos del Pentágono, Steven Spielberg no se conforma con realizar una minuciosa recreación de época sobre un momento trascendental en la historia del periodismo. Su relato tiende un puente hacia el presente y, mediante su condición de narrador cinematográfico clásico, entre conceptos de ética y heroísmo propios de su filmografía y heredados de sus maestros John Ford y Frank Capra, expone una crítica directa al sistema político estadounidense y una reivindicación a la libertad de prensa.

En 1971 se filtraron los célebres “Papeles del Pentágono”: los presidentes Truman, Eisenhower, Kennedy, Johnson y finalmente Nixon, escondieron a los ciudadanos de su país información clave sobre situaciones desfavorables para sus intereses en la zona estratégica como conflictiva de Indochina. En una escena clave del film, que se desarrolla en un avión gubernamental, un diálogo entre el “topo” de la información Daniel Ellsberg y el secretario de Defensa Robert McNamara enciende el conflicto. Spielberg resuelve con oficio mediante el mensaje del secretario a la prensa tras el aterrizaje. Una acción breve pero cargada de simbolismo.

Primero el diario New York Times publicó estos documentos ocultos durante décadas mientras jóvenes compatriotas marchaban a combatir a la Guerra de Vietnam. Ante la difusión de la información confidencial para los intereses políticos y militares del país, el gobierno de Nixon reaccionó, el caso fue a la Corte Suprema y el Times debió detener su tarea. En este momento del film se presenta de forma concreta al Washington Post de aquel entonces: un diario que buscaba ganar prestigio fuera de la capital y una mejor competencia ante el gigante de Nueva York.

Katharine Graham (Meryl Streep) es la directora del diario. Una mujer dubitativa pero afín a la acción, más vinculada a eventos y fiestas con sus amistades de alta alcurnia que a una sala de redacción. Pero su historia no ha sido fácil: inmersa en un ambiente machista y forjado por influencias, lidera el periódico luego de que su esposo Philip se suicidara en 1963.

Como contrapartida a su figura y aquí Spielberg comienza a desarrollar su talento para contar la historia, entre el thriller y el drama— se presenta a Ben Bradlee (Tom Hanks), editor del diario e idealista en su profesión. Desde sus diferentes posiciones, ambos personajes enfrentarán situaciones límite una vez que se presenta la oportunidad que puede cambiar o para bien o para mal tanto el futuro del diario como de sus vidas cuando logran hacerse con los “Papeles del Pentágono” ante la situación del Times en la justicia.

Entre lo saliente de The Post está su proceso de realización. Spielberg la terminó en seis meses, durante una pausa de su próximo proyecto: Ready Player One. La importancia del tiempo es radical y competente, y tanto en su guion como en su montaje la película comparte cierta analogía con la adrenalina de la publicación de una noticia caliente en pocas horas, entre corridas, monedas para llamar por teléfono público a una fuente, tinta fresca, planchas de impresión y diarios que vuelan de las cajas de los camiones a los quioscos en la madrugada. Además de su homenaje a los valores fundacionales del periodismo estadounidense y a sus viejas tecnologías, y de su rol indirecto como precuela de Todos los hombres del presidente (Alan Pakula, 1976) película contemporánea al escándalo de espionaje de “Watergate” en 1972 que terminaría con un triunfo consagratorio del diario y la caída de Nixon, The Post es una película urgente, marcada por el concepto filosófico y aquí también políticodel eterno retorno en estos tiempos de confrontaciones groseras lideradas por el presidente estadounidense Donald Trump contra los medios de prensa críticos, y por la silenciosa transformación de una mujer una vez consciente de su destino.

The Post: Los secretos ocultos del Pentágono” (The Post) Dirección: Steven Spielberg. Guion: Liz Hannah, Josh Singer. Fotografía: Janusz Kaminski. Montaje: Michael Kahn, Sarah Broshar. Elenco: Tom Hanks, Meryl Streep, Matthew Rhys, Bob Odenkirk, Bruce Greenwood, Sarah Paulson. 116 minutos. 2017.

Mathías Dávalos (03/02/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *