The Room (Andrés Caro Berta)

Antes de The Disaster Artist

James Franco es uno de los actores más desagradables que conozco. Jim Carrey frente a él es un tipo potable… Pero además, este último es un buen actor que, lamentablemente, busca imitar a Jerry Lewis con una cantidad de gestos absurdos, lo que termina minando su capacidad.

James Franco es otra cosa. Me resulta un actor mediocre, con una sonrisa tonta y poca cabeza.

Ahora se embarcó en la tarea de hacer una película, junto a su hermano, que relata lo que ocurrió durante la filmación de la película The room (El cuarto) en 2003.

Se basa en un guión de Scott Neustadter y Michael H. Weber que adaptaron la novela del mismo nombre, de Greg Sestero que relata su experiencia durante el rodaje de The Room (El Cuarto), de Tommy Wiseau.

The Room

Además de opinar sobre esta producción de Franco, quise ver el filme en que se basan y así poder opinar mejor. La misma se encuentra en youtube, o sea que también ustedes pueden observarla.

Por tanto hablemos un poco de esta que dio origen a la actual.

The Room fue escrita, producida y dirigida por Tommy Wiseau, un polaco – norteamericano. Este trabajo independiente fue solventado por el propio Wiseau al no lograr ningún apoyo económico y resultó siendo considerada una de las peores películas de la historia del cine, aunque esto sea exagerado. Hay otras, mucho peores.

El resultado fue el fracaso absoluto. Pero, como ocurre con otras producciones, el que sea tan mala generó una corriente de admiradores que la consideraron “de culto” Gracias a ello, se mantiene en diversos ámbitos la admiración por ella.

La historia que cuenta (o pretende) es muy simple. Un banquero millonario está viviendo con su novia, con la cual está a punto de casarse luego de años de convivencia. Él la adora pero el espectador enseguida de comenzada, observa cómo ella no lo quiere, y busca conquistar al mejor amigo de su futuro marido. Lo que sigue, en una hora y media, es la concreción del engaño y finalmente su descubrimiento.

El filme es muy elemental desde todo punto de vista. Filmada básicamente en un apartamento y la azotea, matiza con imágenes de San Francisco, tomadas desde lejos.

Pero en lo argumental es cansina, con pésimos diálogos, arrumacos supuestamente eróticos y saltos en la narración que ponen la piel de gallina, porqué se llega a una siguiente escena, hay personajes que entran y a los minutos desaparecen, por momentos da la sensación de que el matrimonio ya se concretó (porque los hombres están de gala) y después se anuncia que este aún no se hizo, y así, docenas de errores.

Las actuaciones son básicas pero correctas, aunque el principal, o sea Wiseau resulta imposible de reconocerlo como un pésimo actor. Es espantoso. Me hizo acordar a Karina Jelinek cuando le pedían que hiciera de distintos personajes, y su rostro siempre terminaba en una sola actitud.

Greg Sestero, que hace de amante de la mujer, modelo, actor (participo en varias producciones de cine y televisión) escribió posteriormente su experiencia en The Room, libro que tuvo éxito titulado The Disaster Artist, que ganó el premio al mejor libro de No – Ficción, en los Premios Nacionales de Periodismo de Artes y Entretenimiento de Los Ángeles.

Eso llevó a que la productora Point Gray Pictures adquiriera los derechos de adaptación al cine.

Así llegamos a este desastroso filme dirigido por James Franco, en el que busca imitar, copiar el pésimo original.

Andrés Caro Berta (01/02/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *