“The Disaster Artist: Obra maestra” (Andrés Caro Berta)

James Franco lo logró: su película es peor que la original

Para entender esta película hay que ver la original, es decir The Room (se encuentra en youtube) . Sin ello, se dificulta entender muchas de las cosas que observamos en la pantalla.

Porque este filme deja de ser la recreación del backstage de la anterior, y pasa a convertirse en una copia de la misma, en un remedo, en una ampliación de lo que ocurre en The Room.

The Room fue escrita, producida y dirigida por Tommy Wiseau, un polaco – norteamericano. Este trabajo independiente fue solventado por el propio Wiseau al no lograr ningún apoyo económico y resultó siendo considerada una de las peores películas de la historia del cine, aunque esto sea exagerado. Hay otras mucho peores.

El resultado fue el fracaso absoluto. Pero, como ocurre con otras producciones, el que sea tan mala generó una corriente de admiradores que la consideraron “de culto” Gracias a ello, se mantiene en diversos ámbitos la admiración por ella.

La historia es muy simple. Un banquero millonario está viviendo con su novia, con la cual está a punto de casarse luego de años de convivencia. Él la adora pero el espectador enseguida de comenzada observa cómo ella no lo quiere, y conquista al mejor amigo de su futuro marido. Lo que sigue, en una hora y media, es la concreción del engaño y finalmente su descubrimiento.

El filme es muy elemental desde todo punto de vista. Filmado casi todo en un apartamento y la azotea, matiza con imágenes de San Francisco, tomadas desde lejos.

Las actuaciones son básicas pero correctas, aunque el principal, o sea Wiseau resulta imposible de reconocerlo como un pésimo actor. Es espantoso. Me hizo acordar a Karina Jelinek cuando le pedían que hiciera de distintos personajes, y su rostro siempre terminaba en una sola actitud.

Greg Sestero, que hace de amante de la mujer, modelo, actor (participo en varias producciones de cine y televisión) escribió posteriormente su experiencia en The Room, libro que tuvo éxito titulado The Disaster Artist, que ganó el premio al mejor libro de No – Ficción, en los Premios Nacionales de Periodismo de Artes y Entretenimiento de Los Ángeles.

Aquí, en The Disaster Artist, apenas aparecen algunas actitudes dictatoriales del protagonista, su mala relación con el elenco, especialmente su coprotagonista femenina y los técnicos, sus dificultades para vivir en este mundo y no en su planeta, los ataques de ira porque no es querido por ninguno de los que le acompañan en ese empeño por hacer una película.

James Franco se enamoró de Jimmy, al punto que se mimetizó. Buscó hacer todo igual, como si se tratara de una remake.

Eso queda graficado al final, en medio de los títulos, cuando se muestran escenas de la original y esta producción.

Lo curioso es que, tan desastroso como su modelo, en esas muestras, todos casi milimétricamente actúan como los reales actores, en tanto él se equivoca en los tiempos.

Franco es un mediocre, tanto como su hermano Jimmy. Por tanto no puede tener vuelo. No conmueve, no es Johnny Deep interpretando a Ed Wood. En aquel filme había poesía, homenaje. (Recordemos que Martín Landau fue ganador de los Globos de Oro y el Oscar por su interpretación de Bela Lugosi)

Ed Wood, es un hermoso y tierno homenaje de Tim Burton al director que en los 50 hizo muchas producciones sobre extraterrestres, en un cine de clase B, o si se quiere Z, ya que más allá de los pésimos argumentos y actores, al no contar con presupuesto adecuado, elaboraba el decorado y las naves espaciales como podía, algo que luego (en una época donde no existían las computadoras) podía observarse al notar por ejemplo los hijos colgando y sosteniendo los platos voladores.

Acá, en esta The Disaster Artist lo que hay es copia, copia, copia.

No hay un trabajo serio de lo que ocurre fuera de cámaras, solo se muestra lo que debe haber sido. Y lo hace mal. No hay profundidad en los personajes. Estos son tan mal interpretados que es mejor ver el original. Se sabe que las copias…

James Franco asume la dirección y el protagonismo, en tanto Sestero, es interpretado por su hermano Dave Franco, tan mal actor como James.

Si puede, huya. Y busque en youtube el original. The Room. No es tan desastrosa.

Andrés Caro Berta (Diario Cambio, 20/01/2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *