“El Bosco. El jardín de los sueños” (Álvaro Sanjurjo Toucon)

Indagatoria sin precedentes

Una aventura surrealista. La percepción subjetiva y la tecnología, aliadas en una indagatoria fascinante.

El madrileño Josè Luis López-Linares ha sido director de fotografía de más de una cincuentena de films (Fados, Iberia, Buñuel y la mesa del Rey Salomón, El sol del membrillo, etc.) y dirigido una veintena (Altamira, el origen del Arte –en postproducción-, Retrato de Carlos Saura, Asaltar los cielos, Extranjeros de si mismos, A propósito de Buñuel, etc.).

Esa trayectoria es elocuente respecto al predominio del documental sobre la ficción, si bien ambas modalidades en la filmografía de López-Linares, delatan su interés por las artes visuales (cine desde luego) y los artistas, ya sea en sus películas o aquellas en que es director de fotografía (trabajando para notables realizadores (Carlos Saura, Victor Erice, Jaime Chávarri, Basilio Martìn Patino, etc.).

Las aproximaciones al Arte –asì con mayúscula- del cine de López-Linares, trascienden los parámetros habituales del film sobre arte, van más allá del didactismo (bienvenido y) simple de la mayoría de esos títulos que (felizmente) prosperan en la TV cable.

Ahora, en El Bosco. El jardín de los sueños, cuyo tema central es la fascinante pintura “El jardín de las delicias” de quien en España es conocido por “El Bosco”: Jheronimus van Aken (aprox. 1450-1516), o Jheronimus Bosch o Hieronymus Bosch, nacido en el Ducado de Brabante, hoy parte de los Países Bajos.

El jardín de las delicias” es ahora contemplado y/o analizado y/o interpretado por varias figuras (ver ficha técnica) de la pintura, el canto, la museística, la historia, etc. etc. que hacen de esta pintura una plataforma acerca de ciencia, filosofía, sociología, religión y un sinfín de enfoques, sencillamente abordados e indirectamente proponiendo al espectador la elaboración de sus conclusiones.

Así, este homenaje que el Museo del Prado, encargara para conmemorar el pasado año los 500 años de la desaparición de El Bosco (las fechas son un comodín) es también una creación capaz de sumergirnos en los pensamientos de “El Bosco” o en aquello que, muy libremente creen que lo eran.

La tecnología moderna, permite además incursionar en las diferentes etapas en que “El Bosco” elaborara y modificara sus pinturas.

Numerosos pintores, dibujante, cineastas, literatos, escultores, dramaturgos,… de los inicios y buena parte de la primera mitad del siglo XX, se proclamaron precursores y/o integrantes del nuevo movimiento llamado surrealismo. Seguramente se habían dado una vueltecita por el Museo del Prado, y a escasos metros de la entrada, se zambulleron en “El jardín de las Delicias”. Allí, estaba todo eso y mucho más.

Una vez más López-Linares, pulveriza la idea en cuanto a que los tratados sobre arte son aburridos. Los suyos no. Imprescindible.

El Bosco. El jardín de los sueños” España / Francia 2016. Dir.: José Luis López Linares. Con: Silvia Pérez Cruz, Ludovico Einaudi, Orphan Pamuk, Carmen Iglesias, Nélida Piñon, Salman Rushdie, René Fleming.

Álvaro Sanjurjo Toucon (Semanario Crónicas, 03/11/2017)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *