“Fuego en el mar” (Sergio Moreira)

El ojo perezoso

El filme comienza con esta leyenda: “La isla de Lampedusa tiene una superficie de 20 km², dista 113 km de la costa africana, 193 de la siciliana. En los últimos 20 años cerca de 400 mil inmigrantes se han acercado a Lampedusa.En el intento de atravesar el estrecho de Sicilia para llegar hasta Europa, se estima que han muerto 15 mil personas.” Desde ese momento, el director nos introduce en esta isla, para que conozcamos a una familia de pescadores, al encargado de la radio local, al equipo de salvataje y a varios de los africanos que escapan hacia esas costas.

Esta es una realidad que todos deseamos no conocer, el director le muestra a Italia (principalmente) y al mundo (en definitiva) lo que sucede con estos inmigrantes que huyen buscando un lugar donde poder vivir; ya que en su África natal corren riesgo de morir. Es por ello que huyendo de la violencia de su lugar de origen, deciden cruzar Libia, pasar por desiertos y cruzar el océano a sabiendas que pueden no llegar a su destino.

Los grupos de rescate ya están preparados para recibirlos, saben que esto sucede, por lo que tienen un equipo que sabe como debe actuar; a pesar de ello el idioma que manejan con ellos es el inglés o el italiano, no tienen nadie que hable su lengua. De todas formas, se nota la preocupación por salvar a estas personas que huyen buscando un lugar mejor.

La historia está planteada en tres partes distintas, la más importante es el seguimiento de estos inmigrantes y el grupo de salvataje que los rescatará, la otra es el DJ que transmite esta noticia a los pobladores de Lampedusa (mientras va amenizando con música el día a día) y finalmente la historia de un niño, que sirve para descontracturar y que también simboliza al pueblo italiano.

En determinado momento este niño, que vivía cazando pájaros con una gomera y jugando a la guerra, es diagnosticado con un mal en su visión, algo que el oculista define como “ojo perezoso” que es cuando el ojo no está ejercitado para ver bien, para ello debe forzarlo a ver más cada día; por lo que este documental es el oculista y ese ojo es el italiano medio que no quiere ver la realidad, porque está demasiado comodo sin ser forzado. Es una vez que este niño decide poner en práctica los ejercicios que se le piden, que madura, decide cambiar, ya no quiere ser aquel que lastime a los más frágiles.

Fuego en el mar estuvo nominada a mejor película extranjera y no ganó, pero esta nominación permitió que este inteligente filme se estrenara en nuestro país. Lamentablemente la valentía del distribuidor no se vio reflejada en los exhibidores, que cerraron las puertas a este filme y solo se terminó exhibiendo en Cinemateca Pocitos; una buena sala, bien acondicionada, pero lejana al circuito de estrenos (aunque no mucho, se encuentra en Chucarro y Avenida Brasil, cerca de las salas de Alfabeta, por ejemplo).

Fuego en el mar” (Fuocoammare) Italia, 2016. Director: Gianfranco Rosi. Idea: Carla Cattani. Guión: Gianfranco Rosi. Productores: Roberto Cicutto, Paolo Del Brocco, Camille Laemlé, Serge Lalou, Donatella Palermo, Gianfranco Rosi, Martine Saada. Fotografía: Gianfranco Rosi. Duración: 114′

Sergio Moreira (27/02/2017)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *