Premios Platino 2016 (Mariángel Solomita)

Los Platino se rodearon de celebridades en Buenos Aires

El jueves al mediodía, vecinos del barrio Recoleta se detuvieron curiosos frente a la alfombra roja colocada en el Mercedes Haus, un club de elite en el que se anunciaron las nominaciones para la tercera edición de los Premios Platino. Fue un evento parecido al que se había celebrado dos días antes en el Sheraton de Montevideo, con la diferencia de que aquí había famosos y decenas de medios asistieron contentos de acceder a las celebridades con tanta facilidad. Así fue que los vecinos vieron llegar a Natalia Oreiro vestida con un traje blanco, a Jazmín Stuart luciendo un vestido de seda verde, y a Florencia Peña con un vestido negro y apretado que provocó la misma pregunta una y otra vez: ¿cuántos años tiene?.

Directores de cine, productores y actores, compartieron un cóctel donde se mezclaron varias figuras uruguayas, presentadas como los invitados de honor de la ceremonia. Los Platino se van a festejar en Punta del Este el 24 de julio, por eso se nombró padrinos a César Troncoso (que está filmando con Daniel Burman) y a Roxana Blanco, a la que se vio charlando con Arnaldo André.

A pocos metros del actor Luciano Cáceres, la ministra de turismo Liliam Kechichian posaba para los fotógrafos. Las autoridades uruguayas ocuparon la primera fila del auditorio. Asistió el intendente de Maldonado Enrique Antía, el director nacional de Turismo Benjamín Liberoff, los legisladores Luis Alberto Heber y Jorge Gandini, y el embajador uruguayo en Argentina Héctor Lescano. Antes de comenzar su discurso, Lescano se dirigió a los actores y les dijo: “Nunca había estado en el mismo lugar que tantas estrellas, porque yo a ustedes los miro por tevé”, lanzó, y causó risas, al tiempo que Pablo Echarri le agradecía con una leve inclinación de cabeza.

A medida que la conferencia sumaba discursos y videos proyectados, Martín Piroyansky intercambiaba comentarios con Jazmín Stuart porque aún no habían pasado a hacer su tarea: anunciar a los finalistas para los premios. Muchos actores están grabando tiras diarias, y miraban con nerviosismo el reloj.

Mientras, los organizadores de los Platino insistían en despegarse de su apodo: “los Oscar latinos”. “Cada año se estrenan unas 850 películas en Iberoamérica, pero menos del 5% circula fuera de sus fronteras de realización”. Los Platino se proponen romper con esta maldición y con esas estadísticas que dicen que la mayoría de los jóvenes nunca vio una película nacional. Pero el principal de sus intereses es combatir la piratería, un desafío que Andrea del Boca y Luis Brandoni aplaudieron.

A medida que se anunciaban las candidaturas, los actores subían al escenario en duplas, bromeando con “tengo un discurso para leer” o “voy a pasar un video”. Laura Novoa y Sebastián Wainraich dejaron la sala; quedaron Nicolás Francella y Martina Gusmán, sonrientes por la cantidad de nominaciones que acumuló El Clan, film de Pablo Trapero (marido de Gusmán), protagonizado por Guillermo Francella (que competirá por Mejor Actor).

El abrazo de la serpiente del colombiano Ciro Guerra, e Ixcanul, del guatemalteco Jayro Bustamante, lograron ocho nominaciones para esta tercera edición de los Platino, por delante de El club, del chileno Pablo Larraín, y El clan del argentino Pablo Trapero, con seis. A Mejor Película Iberoamericana competirán, además,Truman, de Cesc Gay.

En Montevideo, los films elegidos serán exhibidos en el Movie. Además se prevé realizar distintos encuentros con productores extranjeros. Y se está trabajando para que Uruguay deje una huella entre los 500 invitados que llegarán y los 600 millones de televidentes que podrán ver la gala en vivo.

Mariángel Solomita, desde Buenos Aires, Argentina (El País, 29/05/2016)