Rock n’Films: cine y música en Cinemateca y La Trastienda

ROCK N’ FILMS

No es la primera vez que Cinemateca incorpora en su programación películas centradas en la música. Pero sí es la primera vez que organiza un ciclo en conjunto con la productora Laura Abad y La Trastienda, con la idea de promover una confabulación entre música y cine.

Es larga la tradición de Cinemateca en alojar conciertos en sus salas, además de que el local donde hoy funciona La Trastienda antes fue Centrocine –una recordada sala de Cinemateca que funcionó en los años 80. Casualidades –o más bien causalidades– que sirvieron como un pretexto para idear algo en conjunto. Así surge esta primera edición de ROCK N’ FILMS. Esperamos replicar la experiencia el año próximo, con una programación más amplia y extendida en el tiempo.

Cuatro films fueron seleccionados en esta primera edición. Woodstock que se exhibirá en 35 mm en Cinemateca en el marco de los 50 años del legendario festival que reunió a cientos de miles de jóvenes deseosos de sentirse libres, de rebelarse a través de la música contra la guerra de Vietnam y el sistema en general.

En la vereda de enfrente, Gimme Danger. The Story of The Stooges, que se podrá ver en La Trastienda, es otro ejemplo notable de insurrección a través de la música. Orquestada por el más musical de los directores de cine, Jim Jarmusch y protagonizada por un jovencísimo Iggy Pop (líder de la banda) que asegura con irreverencia y buen humor haber “terminado con el hippismo”.

El ciclo incluye Heaven Adores You, una biografía de Elliott Smith, quien en agosto hubiera cumplido 50 años. Smith era un secreto a voces en Portland, la ciudad en donde dio sus primeros recitales para diez personas en pequeños pubs. Pero su música era perfecta y pronto se transformó en un artista de culto, hasta su suicidio en 2003.

También en La Trastienda se exhibirá Phantom of the Paradise del director Brian De Palma. Un clásico del musical de terror, con una historia inspirada en los mitos de Fausto, El Fantasma de la Ópera y Dorian Gray.

Jueves 21 de noviembre a las 21 horas / La Trastienda

Presentan: Pedro Dalton / Marcelo Fernández (Buenos Muchachos)

PHANTOM OF THE PARADISE

Estados Unidos; 1974. Dir: Brian De Palma. Guión: Brian De Palma. Fotografía; Larry Pizer. Música. Paul Williams. Producción: Harbor Productions. Elenco: Paul Williams, Jessica Harper, William Finley, George Memmoli, Gerrit Graham, Archie Hahn, Jeffrey Comanor, Peter Elbling, Janus Blythe. 92 min.

Brian De Palma había realizado ya algunas películas de bajo presupuesto, y todavía no había obtenido el considerable éxito comercial de Extraño presentimiento (título con el que se estrenó en Montevideo su competente versión de Carrie de Stephen King). Ni se había convertido en el más notorio imitador de Alfred Hitchcock (Magnífica obsesión, Vestida para matar, Doble de cuerpo) cuando realizó este extrañísimo “musical de terror” que combina elementos de El fantasma de la Ópera, Fausto y hasta La bella y la bestia. Es sin duda una película muy atípica en la carrera del director, y no es difícil sospechar que el verdadero cerebro detrás del proyecto es el guionista, protagonista y músico Paul Williams.

De Palma impregna su película de una ambientación psicodélica muy acorde, con imágenes de colores chillones, vestuario estrafalario y música setentera que acompaña muy adecuadamente a la trama. Las actuaciones son en su mayoría caricaturescas y extravagantes, enfatizando el tono satírico del relato. En este aspecto, Paul Williams es más comedido en su papel pero desprende carisma y energía, al igual que Jessica Harper, la cantante por la que los antagonistas se enfrentan.

Una manera posible de leer la película es entenderla (alguien lo ha hecho ya) como una visión cómica y honesta de lo que una vez fue el rock en su estado puro: exceso, idolatría, egotrip, glamour y situaciones alocadas que logran convertir al conjunto en todo un referente del rock, acaso sin pretenderlo. Extraña, irregular, a veces deslumbrante mezcla de una banda sonora original y brillante con un mundo de locura y diversión. Antes y después, De Palma haría mucho cine bastante bueno y también muy malo, pero en esta película hay considerables ramalazos de talento.